Disponible en: Español English Français عربي

Panorama General

Crear más y mejores empleos

Actualizado en abril de 2014

Contexto
El Informe sobre el desarrollo mundial 2013 (IDM) (i) destaca que el empleo es la piedra angular del desarrollo y que funciona como el eje que conecta el nivel de vida, la productividad y la cohesión social, todos factores esenciales para lograr un crecimiento inclusivo. Los países difieren en cuanto a las posibilidades que tienen de generar puestos de trabajo en un momento determinado. Hace 30 años, por ejemplo, México y Corea estaban aproximadamente en la misma etapa de desarrollo. Sin embargo, en base a las diferencias en la demografía, las inversiones, las políticas y una serie de otras causas, las perspectivas actuales de cada uno de ellos en materia laboral son radicalmente diferentes. En este sentido, los programas de empleo son específicos de cada país y contexto.

Los resultados en materia de empleo en los países en desarrollo continuaron deteriorándose en 2013: el crecimiento del empleo se desaceleró y las tasas de desempleo mejoraron ligeramente. La débil recuperación mundial, con grandes disparidades regionales junto con las incertidumbres en los mercados financieros y los ajustes en las políticas monetarias en los países desarrollados, pueden ayudar a explicar tal decrecimiento. A medida que el crecimiento económico se desacelera, particularmente en el mundo en desarrollo, los países no están generando suficientes puestos de trabajo de calidad. A nivel mundial, más de 1000 millones de personas trabajan en empleos de bajas remuneraciones o informales. En estos casos, los ingresos que reciben son a menudo tan bajos que no les permiten salir de la pobreza.

Las cifras del mercado laboral son particularmente preocupantes en el caso de los jóvenes. En todos los países, las tasas de desempleo juvenil son hasta tres veces más altas que las de los adultos. Cerca del 40 % de los jóvenes en el mundo en desarrollo está desempleado o inactivo y no está estudiando y el 50 % de los que están trabajando lo hace en actividades de baja productividad y generalmente sin recibir un salario. Desalentados por esta situación, muchos jóvenes han abandonado la búsqueda de empleo por completo, o la han pospuesto para proseguir con sus estudios. Además, un aumento demográfico hará aún más urgente el desafío de la generación de empleo: el IDM estima que será necesario crear unos 600 millones de nuevos puestos de trabajo durante un periodo de 15 años para mantener constantes las tasas de empleo.

Estrategia
Las políticas adecuadas para la creación de mejores empleos son distintas de país a país, pero por lo general incluyen medidas destinadas a mejorar los incentivos para la apertura de nuevas empresas o la ampliación de las existentes; aumentar la productividad de los pequeños empresarios; promover la innovación y las compañías con un gran potencial de crecimiento; desarrollar las habilidades de la fuerza laboral; expandir la cobertura de los sistemas de protección de los trabajadores, y facilitar la transición desde la escuela o inactividad al mundo laboral o desde empleos de baja a alta productividad, y resolver el problema del desempleo.

El empleo es fundamental para los objetivos centrales del Grupo del Banco Mundial de poner fin a la pobreza y promover la prosperidad compartida. El Banco ofrece a los países asociados un conjunto único de conocimientos sobre el desarrollo mundial, análisis basados en evidencias, asistencia técnica y creación de capacidad, y financiamiento de los sectores público y privado, aprovechando las ventajas comparativas de las instituciones que lo integran: el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), la Asociación Internacional de Fomento (AIF), la Corporación Financiera Internacional (IFC), y el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA). (i) Tras el lanzamiento del IDM y la Estrategia para la protección social y el trabajo 2012-2022, (i) el Grupo del Banco Mundial se centra en llevar a la práctica estas estrategias.

El financiamiento del Grupo del Banco Mundial relacionado con este sector aumentó de US$189 millones en el ejercicio de 2012 a US$321 millones en el ejercicio de 2013 (que consta de US$210 millones por concepto de préstamos del BIRF, US$110 millones en préstamos de la AIF y US$1,3 millones en donaciones). Adicionalmente, el Banco realizó 34 análisis económicos y sectoriales y 22 proyectos de asistencia técnica sobre temas relacionados con los mercados laborales. Los programas incluyeron seguros de desempleo, obras públicas, servicios de empleo, capacitación, apoyo al trabajo independiente y la iniciativa empresarial, y acceso al crédito. A nivel de las regiones, África y América Latina y el Caribe fueron las que tuvieron mayor apoyo para sus programas de empleos, recibiendo US$9 millones y US$11 millones, respectivamente, en financiamiento para los mercados laborales.

Debido al carácter global del desafío de crear empleos, el Banco está colaborando con los donantes, los asociados y las organizaciones internacionales para invertir en tres áreas: recopilación adecuada y oportuna de datos, herramientas de diagnóstico intersectoriales y un flujo ordenado de conocimientos prácticos sobre la experiencia de los países, lo que permite a los encargados de formular las políticas de las naciones en desarrollo tomar las decisiones cruciales que necesitan para generar puestos de trabajo de calidad. Algunos ejemplos de esta cooperación incluyen el Consejo de Colaboración Interinstitucional de Protección Social (i) y la Plataforma de conocimientos sobre empleo, (i) la que en mayo de 2013 organizó una conferencia de aprendizaje titulada “Día del empleo y la prosperidad compartida”, con el fin de analizar los desafíos y las soluciones innovadoras que permitan la creación de más y mejores trabajos. En el encuentro se reconoció y premió a los ganadores del concurso “Experiencias sobre el terreno”, en el que participaron más de 130 propuestas de proyectos destinados a la creación de trabajo y oportunidades laborales.

Resultados
En los últimos tres años, la asistencia del Grupo del Banco Mundial permitió beneficiar a 1,5 millones de personas que participaron en nuevos programas laborales, de las cuales la mitad fueron mujeres.

Reducción del desempleo juvenil

  • En Afganistán, Jordania, República Democrática Popular Lao, Liberia, Nepal, Rwanda y Sudán del Sur, se ejecutan proyectos que aumentan las oportunidades económicas de las mujeres jóvenes mediante la mejora de sus habilidades y el acceso al mercado laboral y la tierra agrícola, así como a tecnología, crédito e infraestructura.
  • En República Dominicana, casi 40 000 jóvenes de entre 16 y 29 años están adquiriendo conocimientos técnicos, experiencia laboral y habilidades básicas que les permitirán prepararse para enfrentar la vida.
  • En Liberia, el Gobierno está generando empleos temporales para jóvenes a través de un programa de dinero por trabajo al tiempo que los ayuda a desarrollar habilidades laborales.
  • En Papua Nueva Guinea, el Gobierno estableció un programa para proporcionar empleo temporal y capacitación laboral a miles de jóvenes desfavorecidos en la ciudad de Port Moresby, que es afectada por actividades delictivas.
  • En Uganda, 6000 jóvenes desempleados han iniciado sus propias empresas, mejorando significativamente sus medios de sustento.

Reformas a las políticas de protección laboral

  • En Bután, un nuevo código del trabajo está mejorando las condiciones y las relaciones laborales.
  • En Brasil, Chile y Colombia se están desarrollando sistemas de prestaciones por desempleo basados en el ahorro, que proporcionarán mejores incentivos para la búsqueda y la mantención de los puestos de trabajo.
  • En Malasia, el Gobierno con la ayuda del Grupo del Banco Mundial estableció por primera vez un salario mínimo nacional.

Mejoramiento del empleo y la capacitación

  • En Armenia, Azerbaiyán y Serbia se están modernizando los servicios nacionales de empleo y las oficinas de inspección del trabajo para mejorar las leyes de protección laboral.
  • En Bulgaria, más de 700 000 personas se están beneficiando de mejoras en los servicios de empleo, capacitación, apoyo a la pequeña empresa y planificación del desarrollo económico local.
  • En China, las provincias capacitan, mejoran la información sobre el mercado laboral y los servicios públicos de empleo, mejoran las condiciones de empleo, y aumentan la conciencia de los derechos de los trabajadores y dan apoyo a los servicios jurídicos para los migrantes rurales.
  • En El Salvador, se garantiza un nivel mínimo de ingresos para las familias urbanas pobres mediante el financiamiento de la participación de las personas en proyectos municipales, con énfasis en servicios sociales y programas innovadores de capacitación.
  • En India, se está promoviendo el desarrollo empresarial y ofreciendo orientación a empresarios desfavorecidos. Han surgido más de 1200 jóvenes emprendedores, lo que ha generado más de 11 700 nuevos puestos de trabajo.
  • En Turquía, el Gobierno está poniendo en marcha proyectos de formación profesional de calidad.

Mejora del clima de inversión para la creación de empleo en forma sostenible

  • En Turquía, una serie de préstamos para políticas de desarrollo relacionados con el empleo están ayudando a sostener la creación de puestos de trabajo.
  • En Rwanda, se está mejorando el clima para la inversión mediante apoyo a los empresarios y la inversión privada.
  • En Colombia, se están creando nuevos empleos gracias a políticas de urbanización eficaces.

Herramientas de apoyo para una mejor evaluación del mercado

  • El módulo ADePT sobre empleo es un programa informático fácil de usar que genera diagnósticos sobre los mercados laborales y destaca cuestiones sobre los países en desarrollo, específicamente cómo los puestos de trabajo, el empleo y los ingresos se relacionan con la pobreza.

El Banco Mundial y el empleo, Mercados laborales , (i) Empleo y pobreza, (i) Clima para la inversión, (i) Plataforma de conocimientos sobre empleo, (i) IDM 2013 (i)

Contactos:
Mohamad Al-Arief (Mercados laborales)
(202) 458-0119
malarief@worldbank.org

Maura K. Leary (Empleo y pobreza)
(202) 473-1342
mleary@worldbank.org

Nicole Frost (Clima para la inversión)
(202) 458-0511
nfrost@worldbank.org

Merrell Tuck-Primdahl (IDM 2013)
(202) 473-9516
mtuckprimdahl@worldbank.org

Actualizado en abril de 2014