Formar alianzas

La variedad de participantes en la comunidad internacional de desarrollo continúa creciendo, y los actores están asumiendo roles nuevos y en evolución. Este panorama cambiante está promoviendo la formación de nuevas alianzas y estrechando la colaboración entre las partes interesadas.

Formar alianzas en el marco de un nuevo panorama de desarrollo

La variedad de participantes en la comunidad internacional de desarrollo continúa creciendo, y los actores tradicionales y no tradicionales están asumiendo roles nuevos y en evolución. Este panorama cambiante está promoviendo una nueva hoja de ruta para formar alianzas y estrechar la colaboración entre las partes interesadas.

Fortalecer las alianzas para intensificar la colaboración 

En el ejercicio de 2018, el Banco Mundial reafirmó su compromiso de trabajar con todo tipo de asociados para encarar los desafíos comunes del desarrollo mundial.

La filantropía y el sector privado. Para apoyar y alinearse con el énfasis estratégico en maximizar el financiamiento para el desarrollo, el Banco Mundial se concentró aún más en la formación de alianzas con una gama cada vez más amplia de actores influyentes, como fundaciones, nuevos filántropos, inversionistas de impacto, emprendedores sociales y otros líderes del sector privado. Esta labor promueve la formación de novedosas alianzas y pone en acción a nuevos paladines en apoyo de las prioridades de la institución, como los desplazamientos forzados, el cambio climático, las cuestiones de género y el capital humano.

Más información >

La sociedad civil. El Banco Mundial continuó fortaleciendo la interacción y la colaboración con organizaciones de la sociedad civil (OSC), entre las que se incluyen organizaciones confesionales. Durante el ejercicio, el Banco alentó la participación de las OSC en importantes debates sobre políticas e intensificó su labor con esas organizaciones fuera de la ciudad de Washington, como en Indonesia, país donde el GBM y el FMI llevaron a cabo sus Reuniones Anuales de 2018.

En el Foro sobre Políticas Relativas a la Sociedad Civil que tuvo lugar durante las Reuniones Anuales y de Primavera correspondientes al ejercicio de 2018, el Banco y las OSC pudieron deliberar sobre cuestiones de importancia crítica, como la participación ciudadana, los intermediarios financieros, la educación, la energía y el cambio climático. A las Reuniones de Primavera asistieron más de 1000 participantes de OSC —el mayor contingente hasta la fecha—, lo que demuestra el persistente interés de esas organizaciones en trabajar con el Banco. Una nueva Feria de Innovación para las OSC, realizada durante el foro sobre políticas de dichas reuniones, también brindó a las OSC una oportunidad extraordinaria de interactuar entre ellas, con los delegados y con el personal del Banco mediante una exhibición de sus respectivas campañas de promoción, herramientas de datos en línea y otros novedosos productos e intervenciones.

Más información >

Parlamentarios. Como representantes elegidos por votación, los parlamentarios son esenciales para incorporar las opiniones de la ciudadanía en los programas y para promover resultados duraderos en términos de desarrollo. En este contexto, el Banco amplió su interacción con los parlamentarios a través de iniciativas como un programa piloto de extensión con personal del Parlamento Europeo que facilita la interacción entre los legisladores y el Banco Mundial, con el fin de profundizar el entendimiento mutuo, los conocimientos y la colaboración. Asimismo, puso en marcha, junto con un grupo de parlamentarios influyentes que no superan los 45 años, una iniciativa mundial para parlamentarios jóvenes en un esfuerzo por preparar a la próxima generación de líderes parlamentarios comprometidos a superar los desafíos que plantea el desarrollo a nivel internacional. Durante el ejercicio, organizó una gira parlamentaria a Vietnam, visita que permitió a una delegación de 29 parlamentarios de 15 países apreciar el impacto de los proyectos de infraestructura financiados por el Banco en Hanoi.

Las Reuniones Anuales y de Primavera siguen brindando importantes oportunidades de interacción con los parlamentarios. La Conferencia Parlamentaria Mundial de 2018, organizada conjuntamente con la Red Parlamentaria y el FMI, acogió a 205 parlamentarios de 58 países, entre los cuales se contaron nueve dirigentes (presidentes y vicepresidentes de Cámaras), 20 presidentes de comisiones y 35 miembros de comisiones de finanzas o presupuesto. En dicha conferencia se trataron diversos temas: desempleo juvenil y creación de empleo para los jóvenes, capital humano, gobernanza, cuestiones de género, y financiamiento para el desarrollo, entre otros.

Más información (i) >

Trabajo colaborativo en las comunidades. El Banco trabaja activamente para realizar aportes a la comunidad local, ya sea en la ciudad de Washington o en sus oficinas fuera de la sede en todo el mundo, y para colaborar con ellas. A través de su programa de relaciones con la comunidad (Community Connections), el GBM en su totalidad y su personal colaboran personalmente con las comunidades y organizaciones no gubernamentales locales mediante donaciones del personal, filantropía institucional con donaciones de contrapartida, voluntariado, donaciones en especie y un programa de pasantías para estudiantes de escuelas públicas secundarias locales, con el fin de robustecer las comunidades en las que trabajan. En conjunto, estos programas movilizan a una fuerza de trabajo motivada, internacional y con un alto nivel de educación, en beneficio de las comunidades donde viven en distintos lugares del mundo.

Más información (i) >

Trabajar unidos para abordar los problemas críticos de nuestro tiempo 

El GBM trabaja activamente a través de toda la institución para estrechar la colaboración y las alianzas que puedan contribuir a prestar atención inmediata a los problemas mundiales de importancia crítica.

Fragilidad. Actualmente, más de 68 millones de personas en todo el mundo se han visto forzadas a abandonar sus hogares, y para 2030 casi la mitad de la población pobre vivirá en lugares frágiles y afectados por conflictos. Abordar la fragilidad y el desplazamiento, y cerrar la brecha entre la labor humanitaria y el trabajo en pro del desarrollo son tareas fundamentales para la agenda de desarrollo a nivel mundial, y revisten prioridad para muchos de los asociados y partes interesadas del Banco.

En el ejercicio de 2018, la reunión anual del Consejo Asesor del Banco Mundial —conformado por líderes mundiales que representan al sector privado, a inversionistas de impacto, a filántropos y a fundaciones— se centró en el tema de la fragilidad con el objeto de abordar este problema crítico desde todos los frentes. Los participantes analizaron la crisis de los refugiados sirios y presentaron una visión colectiva de los desafíos y de las oportunidades que tienen ante sí los actores que trabajan en situaciones de fragilidad. También analizaron la manera de aprovechar las fortalezas de cada uno de los actores, como el capital paciente de las fundaciones, el poder de convocatoria del Banco y la capacidad del sector privado de actuar con diligencia, crear empleos e impulsar el crecimiento económico. Las deliberaciones del Consejo Asesor derivaron en un compromiso por parte de fundaciones, el sector privado y el GBM de estudiar la factibilidad de crear una plataforma en apoyo de los refugiados y de las comunidades de acogida. Su objetivo sería establecer contactos entre empresas privadas y oportunidades para los refugiados y liberar financiamiento para inversiones. Junto con la plataforma se emprendería una iniciativa mundial de promoción para cambiar la narrativa en torno a los refugiados.

Más información (i) >

Cambio climático. Durante el ejercicio de 2018, el Banco movilizó alianzas en los ámbitos público, privado, multilateral y de la sociedad civil para promover la agenda sobre el cambio climático. Continuaron las actividades para configurar la plataforma Invest4Climate, que se está desarrollando conjuntamente con asociados de las Naciones Unidas para movilizar recursos públicos y de fundaciones filantrópicas con miras a atraer más inversiones privadas para la acción climática en los países en desarrollo. Y en mayo, el Banco llevó a cabo la segunda edición de “Innovate4Climate”, una nueva conferencia anual que reúne a líderes del área de las finanzas, los negocios, la tecnología y las políticas con el fin de propiciar inversiones relacionadas con el cambio climático.

Desde 2011, la alianza Connect4Climate (C4C) ha formado una red mundial de más de 500 asociados de la sociedad civil, coaliciones juveniles, el sector privado, organizaciones internacionales y otros actores. A través de C4C se pone en contacto a personas y grupos, se amplifica el discurso y la interacción, y se divulga información para dar a conocer eventos y actividades relacionadas con el clima, poniendo gran énfasis en la interacción con los jóvenes. Durante el ejercicio de 2018, C4C participó en iniciativas que contribuyeron a generar mayor conciencia sobre el cambio climático y a promover aún más la acción en esta materia. Estas incluyeron All4theGreen en Bolonia —un programa de más de 80 eventos centrados en el cambio climático realizados antes y durante la reunión de ministros de Medio Ambiente del Grupo de los Siete (G-7) en junio de 2017— y Uniting4Climate, una campaña desarrollada en colaboración con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y los Gobiernos de Fiji, Italia y Alemania antes y durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático realizada en Bonn en noviembre de 2017 y la cumbre One Planet realizada en París en diciembre de ese mismo año.

C4C también ha proseguido con éxito su dilatada colaboración con la industria cinematográfica a través de la campaña mundial Film4Climate dedicada a promover la acción climática y la inclusión de mensajes sobre sostenibilidad en películas y narraciones visuales creativas.

Por último, la Red de Oficiales de Enlace con el Sector Privado (PSLO) también realizó misiones importantes en torno al tema de la energía sostenible y la agricultura inteligente con respecto al clima en la ciudad de Washington y en Abiyán (Côte d’Ivoire), respectivamente.

Más información >

Capital humano. Con la recuperación de la economía mundial, hay más países con posibilidades de lograr verdaderos avances económicos. Estos pueden ser pasajeros, y se perderán oportunidades si los países no invierten en capital humano para preparar a sus ciudadanos para los empleos del futuro. Al tiempo que el Banco Mundial se esmera en impulsar más y mejores inversiones en las personas, ha puesto el capital humano en el centro de su agenda mundial a través del Proyecto de Capital Humano. Ha comprometido la colaboración de partes interesadas de los sectores público y privado, así como de la sociedad civil y fundaciones, para movilizar apoyo a nivel mundial en pro de esta iniciativa. Desde la Cumbre sobre el Capital Humano en el marco de las Reuniones Anuales, donde autoridades gubernamentales —incluido el presidente de Rwanda, Paul Kagame— se comprometieron a tomar medidas para invertir en capital humano, hasta las conversaciones con Bill Gates y Penny Mordaunt, secretaria de Estado para el Desarrollo Internacional del Reino Unido, durante las Reuniones de Primavera para hacer del capital humano un proyecto para el mundo, diversas partes interesadas se han ofrecido para promover la agenda sobre capital humano en colaboración con el Banco.

Más información >

Tecnología. El aprovechamiento del poder de la tecnología y los datos ofrece interesantes oportunidades para crear nuevos mercados y empleos, y generar crecimiento económico. Sin embargo, esto se debe hacer de tal manera que no provoque un aumento de la desigualdad en los países ni entre ellos. Durante el ejercicio de 2018, el GBM trabajó activamente con sus asociados para poner en contacto a clientes con las dinámicas oportunidades que ofrece la tecnología y, al mismo tiempo, gestionar los desafíos que ello conlleva. Por ejemplo, colaboró con la Asociación GSM para aprovechar el poder de los datos de Internet de las Cosas y ayudar a los países en desarrollo a resolver sus problemas de desarrollo más complejos. TechEmerge es un programa único en su tipo que pone en contacto a organizaciones e instituciones de mercados en desarrollo con soluciones tecnológicas de eficacia comprobada procedentes de todo el mundo. También respalda proyectos piloto a nivel local para acelerar la adopción de tecnologías donde estas son más necesarias. En el ejercicio de 2018, el GBM puso en marcha el programa TechEmerge para el mercado de la atención de salud en Brasil, en colaboración con 25 proveedores del sistema de salud que prestan servicios en todo el país y atienden a más de 19 millones de pacientes al año. Además, la iniciativa Identificación para el Desarrollo (ID4D) aporta conocimientos y experiencia de nivel internacional para ayudar a los países a materializar el potencial de los sistemas de identificación digital. Para ello, en el marco de esta iniciativa se han establecido alianzas con la Fundación Bill y Melinda Gates, la red Omidyar Network, y el Gobierno de Australia, cuyo respaldo aporta liderazgo intelectual y financiamiento a la iniciativa. Por último, la Iniciativa para la Economía Digital en África, que se puso en marcha durante las Reuniones de Primavera, unió a Gobiernos africanos, organizaciones de desarrollo, donantes bilaterales y el sector privado para ayudar a sentar las bases de las economías digitales en países africanos.

Más información >

Cuestiones de género. Lograr una auténtica igualdad de género sigue siendo un gran desafío. En todo el mundo, muchas mujeres carecen de la representación y la capacidad para tomar decisiones que les permitan mejorar los medios de subsistencia para ellas mismas o para sus familias, especialmente en los países en desarrollo. Invertir en igualdad de género no solo es un imperativo moral, sino también una decisión económica inteligente. En el ejercicio de 2018, el Banco continuó impulsando la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en el proceso de desarrollo a través de diversas acciones, como la Iniciativa de Financiamiento para Mujeres Emprendedoras (We-Fi), una alianza colaborativa entre el Banco, Gobiernos, bancos multilaterales de desarrollo y otras partes interesadas, para ayudar a liberar miles de millones de dólares en financiamiento para pymes de propiedad de mujeres y dirigidas por ellas en países en desarrollo. Con la iniciativa se procura abordar las barreras financieras y no financieras y crear un entorno más propicio para las empresarias. En colaboración con el Gobierno de Canadá, el Banco también emprendió un nuevo estudio sobre los costos económicos de la desigualdad de género, en el que se concluye que la pérdida de riqueza en capital humano a nivel mundial por esa causa se calcula en USD 160,2 billones. En dicho estudio, que sirvió de base para la reunión de ministros de Finanzas del G-7 realizada en Canadá, se presentan pruebas económicas para ayudar tanto a los clientes como a los asociados a dar argumentos a favor de inversiones que permitan cerrar esas brechas.

Más información >

Participación multilateral. La participación del Banco Mundial en importantes foros internacionales brinda buenas oportunidades para dar voz a los países en desarrollo y promover prioridades críticas para sus clientes. El Banco apoyó los esfuerzos de Argentina —en su calidad de país que asumió la presidencia del G-20 en 2018— para desarrollar la infraestructura como una clase de activo, y para preparar a los Gobiernos y a los trabajadores para una economía caracterizada por una mayor digitalización y automatización, y la inteligencia artificial. Junto con Unicef y el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial también respalda la prioridad que el G-20 asigna al desarrollo en la primera infancia. Además, encabeza los esfuerzos para interactuar más sistemáticamente con inversionistas institucionales a fin de estimular un mayor financiamiento sostenible a largo plazo en los países en desarrollo y desarrollados. Asimismo, continuó el seguimiento de la labor realizada el año pasado bajo la presidencia alemana del G-20 orientada a implementar iniciativas para promover un desarrollo económico sostenible e inclusivo en África, movilizar un mayor volumen de financiamiento del sector privado y aumentar el empoderamiento económico de las mujeres. En el marco del G-7, respalda enérgicamente la priorización de las cuestiones de género por parte de Canadá, al tiempo que demuestra la forma en que los bancos multilaterales de desarrollo están trabajando de forma más sistemática, optimizando los recursos financieros y generando un mayor impacto en el desarrollo a través de operaciones del sector privado.

Más información >

Pequeños Estados. El Banco Mundial utiliza su poder de convocatoria para ayudar a los pequeños Estados a adoptar una postura colectiva en los foros internacionales a fin de poner de relieve los desafíos de desarrollo que enfrentan y lograr que se preste más atención a sus inquietudes. Convoca un foro anual de pequeños Estados en torno a las Reuniones Anuales del GBM y el FMI, que brinda una plataforma para un diálogo de alto nivel sobre cuestiones importantes que afectan a los pequeños Estados y permite a los miembros mostrar iniciativas y actividades de desarrollo. En el foro correspondiente a 2017, realizado en la ciudad de Washington, se analizaron temas relacionados con el financiamiento en condiciones concesionarias, el financiamiento para el clima, el financiamiento privado y la economía azul.

Más información (i) >

Priorizar las alianzas y mejorar la eficiencia. Con el fin de colaborar de manera más eficaz con otras organizaciones en torno a los objetivos de desarrollo de alcance mundial, el GBM ha procurado mejorar la coordinación, aprovechar mejor las capacidades y encontrar eficiencias con sus asociados. Durante el ejercicio de 2018, el presidente Kim firmó un nuevo Marco de Alianza Estratégica con António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, para consolidar el compromiso de ambas instituciones de ayudar a los países a implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. El acuerdo profundiza la alianza al centrar los esfuerzos en prioridades seleccionadas de manera conjunta y utilizar las fortalezas complementarias de ambas instituciones para acrecentar su impacto. El marco se centra en cuatro áreas clave de cooperación: financiamiento y apoyo a la implementación para ayudar a los países a alcanzar los ODS; una acción decisiva a nivel mundial en relación con el cambio climático; acción humanitaria conjunta tras las crisis, y aprovechamiento de los datos para mejorar los resultados en términos de desarrollo. Además, el GBM apoya el Gran Pacto entre organizaciones de ayuda y donantes, que procura mejorar la eficacia de la asistencia humanitaria. Puesto en marcha durante la Cumbre Humanitaria Mundial, el Gran Pacto es un compromiso para aumentar la eficiencia, la transparencia y la colaboración en la forma de otorgar y utilizar el financiamiento en situaciones de crisis.

Más información >