África

Image
Si bien África ha logrado avances en el curso de los últimos 10 años —tanto en términos de crecimiento económico como de reducción de la pobreza—, ahora se enfrenta a desafíos considerables, principalmente debido a la caída mundial de los precios de los productos básicos y los riesgos específicos a los que está expuesta. El crecimiento en África se desaceleró al 3,0 % en 2015 respecto del 4,5 % de 2014, lo que constituye el ritmo más lento que se ha observado desde 2009; además, las proyecciones indican que seguirá cayendo y se ubicará en un 2,5 % en 2016. El crecimiento del ingreso per cápita ha sido aún más modesto, debido al freno generado por el aumento de la población.

Se puede observar una variación entre países, especialmente entre aquellos ricos en recursos y aquellos que no lo son, pero en general, la tendencia de crecimiento económico de la región continúa manteniéndose por debajo de los niveles anteriores a la crisis financiera. El crecimiento más lento profundiza el desafío que supone reducir la pobreza. A pesar de los avances, la proporción de la población que vive con USD 1,90 al día o menos continúa siendo muy elevada: según las estimaciones, era del 42,7 % en 2012.

Asistencia del Banco Mundial

Durante el ejercicio de 2016, el Banco aprobó financiamiento por valor de de USD 9300 millones para 109 proyectos en la región, que incluyó USD 669 millones en préstamos del BIRF y USD 8700 millones en compromisos de la AIF, de los cuales USD 200 millones provinieron del Mecanismo de Ampliación del Financiamiento de la AIF. Las principales esferas abordadas fueron el aumento de la productividad agrícola, el mayor acceso a energía asequible y confiable, la creación de resiliencia ante el cambio climático, el fortalecimiento de los Estados frágiles y afectados por conflictos, y la promoción de una educación de buena calidad.

Durante el ejercicio, el Banco también realizó importantes contribuciones en materia de conocimientos. De acuerdo con la publicación Poverty in a Rising Africa (La pobreza en un contexto de crecimiento en África), la incidencia de la pobreza en la región puede ser inferior a lo que indican las estimaciones actuales. No obstante, debido al crecimiento demográfico, la cantidad de personas que viven en la pobreza extrema aumentó, como mínimo, en 50 millones respecto de 1990.

Impulsar la productividad agrícola

La agricultura genera el 65 % del empleo en África. En un momento en que algunos países se enfrentan a desafíos debido a la reducción de los precios de los productos básicos, el impulso a este sector puede ayudar a diversificar las economías. Para mejorar las vidas de 2 millones de los 50 millones de pastores que, según se calcula, trabajan en la región, mediante el Proyecto Regional de Apoyo al Pastoreo en el Sahel, de USD 248 millones, se intentará específicamente mejorar el acceso a activos productivos, servicios y mercados esenciales en seis países (Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania, Níger y Senegal) y mejorar la respuesta local a las crisis y a las emergencias pastorales. La mayoría de los beneficiarios de este proyecto a seis años serán mujeres y jóvenes. 

Incrementar la cantidad de energía asequible y confiable

África continúa a la zaga respecto de otras regiones en materia de acceso a la electricidad—una ironía, dado el enorme potencial del continente para generar energía renovable, ya sea hidroeléctrica, solar o geotérmica—. Una meta primordial de la labor del Banco en la región es ampliar el acceso a un servicio eléctrico asequible, confiable y sostenible. Durante este ejercicio, el Banco proporcionó USD 700 millones para el Proyecto de Gas Sankofa en Ghana, mediante el cual se obtendrá gas natural de yacimientos de aguas profundas ubicados a 60 kilómetros de la costa oeste del país. El gas extraído se usará para generar localmente hasta 1000 megavatios de electricidad, lo que equivale a un 40 % de la capacidad de generación instalada actualmente en Ghana. El proyecto movilizará USD 7900 millones en inversiones del sector privado, lo que podría generar un enorme rendimiento fiscal y cuantiosos beneficios para el país.

Adaptarse y desarrollar resiliencia ante el cambio climático 

Se prevé que el cambio climático, especialmente las variaciones de la temperatura y los regímenes de precipitaciones, afectará especialmente a las personas más pobres de África. Por lo tanto, la inversión en técnicas de adaptación y de gestión de riesgos de desastres sigue siendo una de las principales prioridades para el Banco. En el Plan de Acción para África relativo al Cambio Climático, presentado en las charlas de la CP-21, celebrada en París en diciembre de 2015, se estableció un programa de trabajo para ayudar a los países a mitigar los efectos del cambio climático y a adaptarse a ellos. En abril de 2016, el Banco Mundial, en colaboración con sus asociados, acordó la creación del observatorio costero de África occidental con el objetivo de mejorar los conocimientos sobre erosión costera, inundaciones y otros peligros del cambio climático que enfrentan las naciones costeras e insulares de esta región. El observatorio fortalecerá la capacidad nacional y regional y respaldará los esfuerzos de los países por reforzar la resiliencia de sus zonas costeras ante el cambio climático. 

Apoyar a los países frágiles y afectados por conflictos 

Durante este ejercicio, la AIF aprobó recursos de transición para Guinea-Bissau y Madagascar. Estos fondos ayudan a los Estados frágiles y afectados por conflictos a resolver las causas de la fragilidad y a respaldar su transición hacia un funcionamiento adecuado. En Guinea-Bissau y Madagascar, servirán para respaldar iniciativas clave de reforma gubernamental, incluido el fortalecimiento de un sistema de gestión de las finanzas públicas transparente y responsable.

Las iniciativas regionales del Banco Mundial y las Naciones Unidas en los Grandes Lagos, el Sahel y el Cuerno de África respaldan los esfuerzos transfronterizos por resolver las causas subyacentes de la fragilidad. El Banco está abordando el tema acuciante de los desplazamientos forzados en los Grandes Lagos y el Cuerno de África con dos operaciones para ayudar a los países a gestionar las crisis en curso a través de respaldo a los desplazados y a las comunidades de acogida.

Fomentar el desarrollo de capital humano 

Cada año de la próxima década, 11 millones de jóvenes africanos se incorporarán en el mercado laboral. Deberán contar con las aptitudes y la capacitación adecuadas para obtener lo que buscan. Para ayudar a acortar la brecha entre lo que están aprendiendo los estudiantes africanos y las capacidades que buscan los empleadores, el Banco ha puesto en marcha iniciativas para reforzar la educación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemática en toda la región. Con el Proyecto de Centros de Excelencia para la Educación Superior en África, se destinan USD 140 millones a financiar 24 centros de instituciones de educación superior de África oriental y meridional, seleccionados de forma competitiva. Esto fortalecerá su capacidad y orientación para generar capacitación de excelencia, investigación aplicada y transferencia de conocimientos en sectores prioritarios como los de agricultura, salud, educación y estadística aplicada.

Más información: Página del Banco Mundial sobre la región de África »  

Aumentar la productividad agrícola en África occidental

En 2008, el Banco Mundial puso en marcha en forma experimental el Programa de Productividad Agrícola en África Occidental en Ghana, Malí y Senegal. Los resultados fueron impresionantes: el ingreso de los beneficiarios creció un 34 %, el rendimiento de los cultivos aumentó un 30 %, ascendió la ingesta de calorías y se redujo la duración de los períodos de hambruna. El éxito de esta experiencia piloto hizo que el programa se aplicara en otros 10 países: Benin, Burkina Faso, Côte d’Ivoire, Gambia, Guinea, Liberia, Níger, Nigeria, Sierra Leona y Togo.

El programa ampliado ha generado ingresos y ha mejorado la seguridad alimentaria para 7 millones de beneficiarios directos (un 42 % de ellos son mujeres) y unos 50 millones de beneficiarios indirectos. Ha proporcionado a los pequeños agricultores que trabajan en más de 4 millones de hectáreas de tierra unas 160 nuevas variedades de cultivos, herramientas para procesar los alimentos y otras tecnologías agrícolas. El programa también contribuye a forjar el futuro de la innovación agrícola, ya que respalda la creación de nueve centros de investigación especializada, con análisis y aplicación coordinados en toda la región. También ha financiado programas de capacitación de nivel de posgrado y doctorado para más de 1000 científicos jóvenes y ha hecho participar a las universidades en el desarrollo de tecnologías agrícolas.

El éxito del programa llevó al Banco a ampliarlo en Senegal este año. Con un financiamiento adicional de USD 20 millones se respaldarán los esfuerzos del Gobierno por reforzar la producción de semillas certificadas y el sistema de comercialización del cacahuete, y se ayudará a diversificar las actividades en la cuenca productora de cacahuete.

 

Compromisos y desembolsos para la región en los ejercicios de 2014-16

  Compromisos (millones de US$) Desembolsos (millones de US$)
  EJ. de 2014 EJ. de 2015 EJ. de 2016 EJ. de 2014 EJ. de 2015 EJ. de 2016
BIRF  420  1209  669  335
 816  874
AIF  10 193  10 360  8677  6604  6595  6813
Nota: Cartera de proyectos en ejecución al 30 de junio de 2016: USD 56 100 millones.

Image

Image

INDICADOR 2011 2012 2013 2014 2015
Población total (millones)  898 923 948 974 1001
Crecimiento de la población (% anual)  2,8 2,8 2,8 2,7 2,7
Ingreso nacional bruto (INB) per cápita (método del Atlas, USD corrientes) 1402 1617 1691 1727 1627
Crecimiento del producto interno bruto (PIB) per cápita (% anual)  1,5 0,9 1,9 1,8 0,2
Población que vive con menos de USD 1,90 al día (millones)  394 389 - - -
Esperanza de vida al nacer, mujeres (años)  58 59 59 60 -
Esperanza de vida al nacer, varones (años)  56 56 57 57 -
Tasa de alfabetización de los jóvenes, mujeres (% de mujeres de 15 a 24 años)  66 66 66 66 -
Tasa de alfabetización de los jóvenes, varones (% de varones de 15 a 24 años)  76 76 76 76 -
Emisiones de dióxido de carbono (megatoneladas)  753 - - - -
SEGUIMIENTO DE LOS ODS
ODS 1.1. Extrema pobreza (% de la población que vive con menos de USD 1,90 al día, PPA de 2011)  44,4 42,7 - - -
ODS 2.2. Prevalencia del retraso del crecimiento, altura según edad (% de niños menores de 5 años)  - - - 36 -
ODS 3.1. Tasa de mortalidad materna (estimación modelada, cada 100 000 nacidos vivos)  601 587 573 560 547
ODS 3.2. Tasa de mortalidad de niños menores de 5 años (cada 1000 nacidos vivos)  97 93 89 86 83
ODS 4.1. Tasa de finalización de la escuela primaria (% del grupo de edad pertinente)  69 69 69 - -
ODS 5. Tasa de participación en la fuerza laboral, relación mujeres-hombres (estimación modelada de la OMT, %)  84 84 84 84 -
ODS 5.5. Proporción de escaños ocupados por mujeres en los parlamentos nacionales (% del total) 24 20 21 22 22 24
ODS 6.1. Acceso a agua potable segura (% de la población que tiene acceso)  64 65 66 67 68
ODS 6.2. Acceso a servicios básicos de saneamiento (% de la población que tiene acceso)  28 29 29 29 30
ODS 7.1. Acceso a la electricidad (% de la población que tiene acceso)  - 35 - - -
ODS 7.2. Consumo de energía removable (% del consumo total de energía final)  71 70 - - -
ODS 17.8. Personas que utilizan Internet (% de la población)  12 15 17 20 22

Nota:
 OMT = Organización Mundial del Trabajo; PPA = paridad del poder adquisitivo; - = not available. Visite datos.bancomundial.org para consultar datos actualizados.