Esta página en:

ARTÍCULO

Cambio de marcha en Haití: de la recuperación al crecimiento a largo plazo

Septiembre 27, 2012

La nueva estrategia para Haití continuará con la reconstrucción y reparación de casas, de modo que sean más resistentes a desastres.

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • El nuevo plan estratégico para Haití se enfoca en mayor seguridad y salud para sus habitantes.
  • 1 millón y medio de personas recibirán tratamiento y prevención del cólera.
  • También se prevee mejorar el acceso a electricidad para 600 mil haitianos.

A casi tres años del terrible terremoto, Haití parece tener la matemática a su lado.

Las nuevas cifras de reconstrucción dicen mucho. Se puede volver a circular por las calles de Puerto Príncipe luego de que la mayor parte de los 11 millones de metros cúbicos de escombros fuesen removidos. Un millón de haitianos dejaron los campos para desplazados, y dos millones de jóvenes escolares reciben meriendas gratis todos los días, entre otros logros.

A esto se le suma el lema del nuevo gobierno, reconstruir Haití ‘vite e bien’, rápido y bien.

“Ya no teníamos dinero para pagar el alquiler, así que esta casa nueva es una mejora total para nosotros. Nunca pensamos que tendríamos un hogar tan hermoso”, dice François Calvaire de 31, quien vive junto a sus padres ancianos en una casa recién terminada que forma parte del esfuerzo de recuperación.

Estos esfuerzos recibieron hoy un gran impulso tras la aprobación de un nuevo plan estratégico para respaldar la reconstrucción de Haití en los próximos dos años.

La Nota de Estrategia Interina (ISN) 2013-14 proporciona US$245 millones en subsidios para aprovechar los recientes logros del país en cuanto a salud, educación, vivienda, agricultura y creación de puestos de trabajo, entre otros elementos cruciales. La ISN de Haití respalda los planes de desarrollo a largo plazo del país, apuntalando instituciones y mejorando el clima para la inversión privada.

“Hemos observado un progreso sustancial luego del terremoto, pero aún debe hacerse más para acelerar la reconstrucción”, dijo el vicepresidente regional del Banco Mundial Hasan Tuluy, enfatizando que el Banco seguirá apoyando actividades críticas en estas áreas.

“La reconstrucción, los servicios básicos de salud y la educación siguen siendo vitales a la hora de abordar las necesidades urgentes de la población”, indicó.

El enfoque de la ISN en la población es primordial. Seguirá haciendo de Haití un lugar más seguro, y a los haitianos más saludables y mejor servidos por las agencias públicas.

En suma, la nueva estrategia mejorará la vulnerabilidad ante desastres naturales; reconstruirá y reparará hogares de manera que sean más resistentes; mejorará la prevención y el tratamiento del cólera para 1,5 millones de personas y, más importante aún, mejorará el acceso a la electricidad de 600.000 personas. Más allá de estas preocupaciones inmediatas, la ISN también promoverá planes de desarrollo a más largo plazo, como fortalecimiento institucional y estímulo al turismo.

Open Quotes

Hemos observado un progreso sustancial luego del terremoto, pero aún debe hacerse más para acelerar la reconstrucción Close Quotes

Hasan Tuluy
Vicepresidente Regional del Banco Mundial Hasan Tuluy

La participación comunitaria es crucial

El éxito de estas iniciativas descansa mayormente en algunas organizaciones de base con fuerte apego en sus comunidades.

Se trata de personas que ayudan a otras personas, en palabras de un voluntario.

“Les mostramos a las personas cómo salvar sus vidas en caso de inundaciones, terremotos o huracanes. Les mostramos cómo pueden protegerse ellos mismos”, dijo Magalie Robert-François del Comité de Respuesta ante Riesgos y Desastres Naturales de la comuna de Tabarre.

Magalie está tan convencida del impacto del programa que ha pedido que se implemente en todo el país.

“Es un buen programa, por eso es importante que se amplíe a todo el país, para que todos puedan comprender mejor los riesgos y tener un plan para manejarlos”, dijo.

Es así como los haitianos aprendieron a sobrellevar muchas tormentas poderosas, incluyendo el huracán Tomás en 2010 y, más recientemente, la tormenta tropical Isaac, que hubiera tenido un impacto mucho más grande de no haber sido por el renovado sentido de preparación del país. Los planes de contingencia para la temporada de huracanes y ejercicios regulares de simulación han logrado que funcionarios, efectivos de primera línea y gente común esté más concientizada de los protocolos y de cómo responder de mejor manera a una emergencia, según expertos en desastres.

Luchando para que todos estén seguros

Las autoridades de gobierno reconocen que aún queda un largo camino antes de que todos estén seguros.

“Algunos campos corren riesgo, lo vimos durante el último huracán”, reconoció Patrick Rouzier, asesor del Presidente haitiano Michel Martelly.

Indicó que su gobierno está solucionando estos temas de una manera integral.

“La idea no es solo regresar a las personas a sus barrios de origen. Sabemos que podría no haber espacio suficiente allí. Como mínimo, debemos salvar vidas. Así que es un tema paralelo, en donde enviamos personas de regreso a sus barrios y también apoyamos nuevos desarrollos en estos barrios para crear espacio suficiente para la demanda”, indicó Rouzier.

Dijo que las autoridades buscan lograr que Haití sea un lugar más seguro no solo para sus ciudadanos sino también para los negocios.

La campaña ‘Haití abierto a los negocios’ resonó muy fuerte entre inversores extranjeros, donantes y también entre la diáspora haitiana.

A la fecha, la cartera de la IFC en Haití llega a US$55 millones, incluyendo US$15 millones movilizados de otras fuentes. La IFC también estructuró la mayor inversión extranjera directa desde el terremoto -- la participación de US$100 millones de Viettel en la empresa haitiana TELECO, para mejorar el sistema de telecomunicaciones del país.

En una jugada que apunta a reactivar la reconstrucción y tranquilizar a la comunidad de donantes, el Primer Ministro haitiano Lauren Lamothe anunciará hoy una nueva Comisión de Reconstrucción durante la Asamblea General de la ONU, indicó el Miami Herald. Autoridades de alto nivel del Banco Mundial se encontrarán con autoridades haitianas en Nueva York para revisar la asistencia del Banco y reiterar el apoyo de la institución a Haití.