ARTÍCULO

Beijing: Ciclistas evalúan planificación del transporte urbano mediante plataforma en línea

Noviembre 01, 2012

China era reconocida como el "Reino de las bicicletas" pero es triste ver que gran parte de la cultura icónica china de la bicicleta está desapareciendo. Una nueva plataforma en línea ha sido creada para mejorar las condiciones del ambiente para el uso de la bicicleta en Beijing.

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • China era reconocida como el “Reino de las bicicletas”, pero esta cultura icónica ha comenzado a esfumarse.
  • Se desarrolló recientemente una plataforma en línea para recoger comentarios del público sobre el entorno para el uso de las bicicletas en Beijing.
  • Voluntarios probaron dicha herramienta y la difundieron en los medios sociales.

Jian Gemin, un ingeniero de Beijing, va todos los días a su trabajo en bicicleta. Pero en los últimos años descubrió que la ciudad, donde transitan unos 5 millones de automóviles, es cada vez menos segura para los ciclistas.

Por eso le pareció positiva la plataforma en línea recientemente creada, que recoge la opinión de los residentes sobre las condiciones para transportarse en bicicleta en Beijing, y se convirtió en voluntario para probar la funcionalidad e interfaz de dicha herramienta.

La plataforma en línea es un proyecto piloto desarrollado por el Centro de Investigación sobre Transporte de Beijing (BTRC, por sus siglas en inglés) en colaboración con la organización no gubernamental Amigos de la Naturaleza  (FON, por sus siglas en inglés) y el proveedor de tecnología Ushahidi. La iniciativa, que contó con el respaldo del Banco Mundial, es un primer paso para ayudar a mejorar las condiciones del ambiente para el uso de la bicicleta en dicha ciudad. Los residentes pueden enviar informes sobre problemas o aspectos positivos relacionados con este tema a través de la web, aplicaciones de teléfonos inteligentes, servicio de mensajes cortos o medios sociales.

"Se trata de una manera innovadora de recoger información del público", dijo Deng Xiaoyong, ingeniero jefe adjunto del BTRC. "A diferencia de los métodos convencionales para obtener la opinión del público, esta plataforma puede llegar a muchas más personas. Con esto esperamos contribuir a la formulación de políticas de transporte ecológico".

En mayo de este año, 50 estudiantes de la Universidad de Tsinghua participaron como voluntarios en la primera prueba de la plataforma dentro y en los alrededores de su campus.

En octubre, la plataforma se abrió para exámenes más amplios.

Un evento organizado en forma conjunta por los cuatro asociados del proyecto, realizado el 21 de octubre, reunió a 70 voluntarios procedentes de diversos grupos para conocer y probar la herramienta.

Los voluntarios también debatieron sobre cómo hacer que las carreteras sean más seguras y accesibles para los ciclistas y compartieron recuerdos de los buenos tiempos cuando China era reconocida como el “Reino de las bicicletas”.

“Cuando era niño, solía andar en bicicleta por todas partes”, dijo Zhao Liman, uno de los fundadores de Más inteligente que un automóvil, un grupo que promueve el uso de este vehículo, “pero vean a los niños ahora... es triste ver que gran parte de la cultura icónica china de la bicicleta está desapareciendo”.

De lunes a miércoles, se pidió a los voluntarios que presentaran informes sobre sus viajes al y desde el trabajo.

En su trayecto a la oficina, Jian Gemin tuvo que pasar por áreas donde no había sendas especiales para bicicletas, o, peor aún, tuvo que enfrentarse a automóviles estacionados en las ciclovías. Tomó fotos y envió su informe a la plataforma.

"Esta es una de las muchas frustraciones que pueden llevar a las personas a abandonar la bicicleta", comentó.

Kong Fanxue, quien es gerenta de una compañía de bienes raíces, en los días de buen tiempo va a su trabajo en bicicleta y se demora  casi una hora. Cuando las condiciones meteorológicas son malas, usa este medio de transporte hasta la estación de metro más cercana y luego toma el tren subterráneo.

El lunes, en su camino al trabajo, un estacionamiento para bicicletas de alta calidad frente a un edificio de oficinas le llamó la atención. Puso esta información, codificada mediante GPS, en la plataforma para difundir su ‘descubrimiento’. “Los ciclistas suelen tener dificultades para encontrar buenas instalaciones como esta para mantener sus bicicletas seguras”, dijo. Agregó que más personas estarían interesadas en usar este tipo de vehículo para movilizarse al trabajo si hubiera más y mejores lugares donde dejar las bicicletas.

Durante los tres días que duró la prueba, se enviaron más de 110 informes a la plataforma a través de diversos canales, todos los cuales se pueden visualizar en mapas que están disponibles para que otros los puedan ver y comentar.

Los voluntarios fueron alentados además a publicar sus opiniones en Sina Microblog (equivalente chino de Twitter) y se registraron más de 800 mensajes y reenvío de mensajes y 400 comentarios.

“Hoy en día los usuarios de bicicleta son un grupo vulnerable, y si la sociedad no les permite expresarse, seguirán siéndolo”, escribió Li Bo, ex secretario general de FON y conocido ambientalista de China, en Sina Microblog. Guo Jifu, director general de BTRC, reenvió el mensaje en Twitter, y agregó que los grupos indefensos deben tener el derecho de opinar y participar en la plataforma “ourtransport”.

Después del evento, se enviaron cuestionarios a todos los participantes, pidiéndoles que calificaran la experiencia y la plataforma en sí.

Esto, junto con el análisis de los informes recibidos hasta la fecha, ayudará a sentar las bases para los próximos pasos.

“Es evidente que hay un gran interés tanto entre las instituciones como los habitantes de Beijing de comprender y planificar mejor las necesidades de los ciclistas”, dijo Ke Fang, especialista superior en Transporte Urbano del Banco Mundial.

Al llegar al final de esta primera prueba técnica piloto, el Banco y sus asociados buscarán los medios de continuar esta labor en Beijing y, ojalá, en toda China.