Esta página en:

ARTÍCULO

Combatir la corrupción inspira a jóvenes en Brasil y Paraguay

Noviembre 09, 2012

El tercer Foro Global de Jóvenes Anticorrupción, celebrado en Brasilia, sirve de plataforma para dar a conocer proyectos exitosos en todo el mundo

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • A través de nuevas iniciativas, los jóvenes usan herramientas digitales para promover la transparencia y combatir la corrupción
  • El tercer Foro Global de Jóvenes Anticorrupción, celebrado en Brasilia, sirve de plataforma para dar a conocer proyectos exitosos en todo el mundo
  • El British Council y el Banco Mundial respaldan 15 proyectos juveniles anticorrupción en todo el mundo

"La juventud necesita líderes honestos y buenos ejemplos". Con esta frase David Riveros, un activista paraguayo de 21 años, se dirige a jóvenes estudiantes en su país, que ocupó en 2011 el lugar 154 en el Indice de Percepción de Corrupción que publica anualmente Transparencia Internacional.

Riveros forma parte de Transparency Talks, uno de los 15 proyectos de jóvenes que combaten la corrupción, que el Banco Mundial y el British Council apoyan a través de donaciones de US$3.000.

Lo que hizo Riveros en Paraguay fue adaptar el manual anticorrupción del Banco Mundial y distribuirlo a los estudiantes en tres ciudades vía CD. A través de este proyecto, lanzado en enero, los estudiantes pueden identificar casos de corrupción y aprender cómo tomar medidas para combatirlos.

"Escogimos un CD-Room porque hay relativamente pocas conexiones de Internet en las escuelas paraguayas", explicó Rivera, quien añadió que en su escuela, los estudiantes denunciaron a un director corrupto que eventualmente fue removido del cargo. "Este es uno de los resultados más asombrosos hasta ahora", afirmó.

Riveros fue uno de los 250 participantes del tercer Foro Global de Jóvenes Anticorrupción que se celebró la semana pasada en Brasilia. Este evento resaltó la importancia del papel de la juventud en el combate global de la corrupción, que se ha transformado en un movimiento cada vez más creativo, motivado y conectado.

En países tan diversos como Filipinas, Paraguay y Egipto, lo jóvenes están utilizando sus habilidades digitales para informar y servir de inspiración. Sus acciones van desde monitorear la calidad de los servicios públicos con herramientas interactivas, hasta publicar los datos oficiales disponibles en Internet y movilizar a sus compañeros a través de mensajes en redes sociales como Facebook y Twitter.

"Las juventud se siente muy cómoda usando las redes sociales para concientizar, conectarse con el resto del mundo e intercambiar ideas", comentó Boris Weber, especialista senior en gobernanza del Banco Mundial.

Open Quotes

La juventud necesita líderes honestos y buenos ejemplos Close Quotes

David Riveros
Activista paraguayo

Redes de movilización

Nicole Verillo, de 24 años y oriunda de Ribeirão Bonito, São Paulo, era una niña cuando en 1992 miles de jóvenes salieron a las calles pidiendo la destitución del presidente Fernando Collor de Mello. “Vi los videos de esa época y me pregunté cómo podríamos movilizar a los jóvenes de la misma manera hoy día”, dijo Nicole, activista anticorrupción desde 2003.

La joven rebosaba de energía después de escuchar las historias de jóvenes que usaron Facebook y Twitter para incitar lo que luego se transformó en la Primavera Árabe. Nicole tuvo la oportunidad en el evento de compartir experiencias con algunos de los activistas de redes sociales que impulsaron el fin del régimen de Hosni Mubarak en Egipto.

"Podemos usar fotos, videos y panfletos virtuales para informar al público, para organizar protestas y captar voluntarios, igual que hicieron ellos. Los brasileños usan mucho Facebook y las redes sociales pueden ayudarnos a movilizar a la gente que de otra manera no estaría interesada en los temas de corrupción", agregó.

El evento también desveló varias iniciativas que esperan sirvan de inspiración para ser replicadas en otras partes del mundo. En Filipinas, por ejemplo, una web interactiva – checkmyschool.org – permite a los estudiantes evaluar las escuelas públicas en todo el país. Además, el sitio permite a los usuarios refutar datos oficiales vía Facebook, Twitter y mensajes de texto. "Si te fijas en los datos demográficos, veras que más y más gente está online", aseguró Marlon Cornelio, un activista anticorrupción filipino de 27 años y que forma parte de la iniciativa checkmyschool.org.