ARTÍCULO

América Latina: clase media crece a niveles históricos

Noviembre 13, 2012

La nueva clase media latinoamericana


TITULARES
  • En la última década, la clase media en América Latina creció un 50%, y ahora representa el 30% de la población
  • Según los expertos, este crecimiento se debe al crecimiento y de la generación de empleos
  • Para mantener estos avances la región necesita adoptar reformas políticas en el ámbito del trabajo, la fiscalidad y la seguridad social

El Toyota Yaris deja el estacionamiento de la tienda de autos y se funde nervioso en la calle principal, casi consciente de su tamaño y estatus de “recién llegado” en las concurridas calles de Santiago.

Sólido y sin pretensiones, el Yaris es una metáfora apta para describir el estatus de sus ocupantes y flamantes propietarios: la familia chilena Pugh, de cinco miembros, quienes trabajaron a brazo partido para sumarse a las filas de la clase media de América Latina, y ahora disfrutan de su nuevo lugar en la sociedad, pero también sorteando cautelosos los baches en el camino hacia la prosperidad que tienen por delante.

Más de 50 millones de personas como los Pugh han escalado posiciones sociales y económicas durante la última década en América Latina para convertirse en miembros de la clase media, lo que significa un aumento de más del 50%. Casi un tercio de las familias latinoamericanas se consideran ahora a la clase media, hecho que también ha reducido la proporción de pobres de la región en un porcetanje casi exacto al de clase media (o el 30% de la población), según señalan expertos en un nuevo estudio.

"Es un incremento histórico, relacionado con la bajada de las tasas de desempleo y la informalidad. Por ello, el crecimiento de la
clase media en los últimos diez años tiene que ver con la dinámica de crecimiento y de la generación de empleos", explica Augusto de la Torre, economista jefe regional del Banco Mundial.

Esta es una buena noticia para millones de latinoamericanos que caen dentro del rango de ingresos de $10-US $ 50 por habitante y día --el parámetro utilizado para determinar quien pertenece a la clase media. Sin embargo, en la medida en que las condiciones económicas globales empeoran, los expertos temen que esos flamantes miembros de la clase media se vean expulsados de su nuevo estatus.

Resulta que la vigorosa expansión de la clase media es el resultado directo del boom económico y creación de empleo de los últimos años en América Latina, factores que podrían convertirse en las primeras víctimas de la turbulencia económica en Europa y un crecimiento más lento en China.


" El crecimiento de la clase media en los últimos diez años tiene que ver con la dinámica de crecimiento y de la generación de empleos "

Augusto De la Torre

Economista en jefe regional, Banco Mundial

Obviamente, un mejor acceso a educación de calidad y redes fiables de protección social han jugado un papel importante en sacar a los latinoamericanos de la pobreza y colocarlos en la clase media.

Las siguientes estadísticas apuntalan lo anterior. Más de 73 millones de personas abandonaron las filas de los pobres en la última década. Los latinoamericanos pasaron más tiempo en el salón de clases: un promedio de 8 años de escolaridad por alumno, frente a sólo 5 años históricamente.

Y 70 millones más de mujeres se incorporaron al mercado laboral en los últimos años, jugando un papel fundamental en la reducción de la pobreza y la ampliación del centro económico, gracias a sus mejores credenciales académicas y competencias profesionales.

"La mayoría de los miembros de mi familia desean obtener un título universitario, que no era muy común en la generación de mi padre", dice el 'licenciado' Marcos da Silva, de Brasilia, de 28 años.

La motivación de los brasileños para avanzar en la vida no es ninguna sorpresa. El crecimiento de la clase media de Brasil de más del 40 por ciento es el más rápido de la región. Tanto así, que los economistas temen que no se puede sostener a su ritmo actual y sus niveles de endeudamiento.

Colombia también ha ampliado su clase media en casi un 50%, pero lo ha hecho de una manera más sostenible y más parejamente, según el informe. Costa Rica, Chile y Perú se encuentran entre los mejores de América Latina defensores de la clase media. México, por su parte, sumó un 17% a su clase media desde principios del siglo, gracias al empuje de los programas sociales y un mejor acceso educativo de su fuerza laboral, de acuerdo al informe.

“Es definitivo que la clase media es quien da movimiento económico, en el caso de México es necesario que exista trabajo para generarlo”, dijo Guillermo Ruiz, como parte de la conversación global sobre la clase media que contó con el apoyo de CNNExpansion, en su calidad de socio online del Banco Mundial.

Con el fin de mantener y, en algunos casos, aumentar las ganancias de los “del medio”, la región necesita adoptar una nueva generación de reformas políticas que comprenden el trabajo, la fiscalidad y la seguridad social, advierten los expertos.
Esas reformas incluyen una mejor focalización de los subsidios para los pobres, mejorar la recaudación de impuestos para pagar los servicios públicos, y hacer hincapié en la seguridad social (por ejemplo, las prestaciones por desempleo) en lugar de la protección social, De la Torre anota.