Esta página en:

ARTÍCULO

Miles de chicos sanan gratis su corazón en Argentina

Noviembre 19, 2012

Más de 4.000 niños nacen con algun cardiopatía congénita y dos terceras partes de los casos son tratables con el diagnóstico oportuno.

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • 3.800 niños y niñas sin obra social fueron operados en los últimos tres años debido a un problema cardiovascular.
  • El programa de Cardiopatías Congénitas puso en marcha un sistema de diagnóstico y tratamiento que abarca todo el país.
  • El trabajo en red permitió reducir la lista de espera en un 80%.
MULTIMEDIA

Por una pequeña sala, al fondo del Hospital Julio Perrando, pasan por día aproximadamente 35 chicos que tienen riesgo de sufrir algún problema cardíaco. Allí los espera un grupo de dos pediatras y dos cardiólogos, entre ellos la médica Natalia Franchi, quien está a cargo del Centro de Referencia de la provincia de Chaco.

Esta escena se ha vuelto cotidiana desde abril del 2010, cuando el Ministerio de Salud de la Nación profundizó el tratamiento de cardiopatías congénitas al incorporarlo al Plan Nacer, la cobertura pública de salud para madres y niños hasta 6 años, que cuenta con apoyo del Banco Mundial.

Desde entonces, se ha aumentado el número de intervenciones que se realizan en el sector público, en gran parte gracias a la puesta en marcha de una red integrada por 39 hospitales de referencia, como el Perrando, y 17 centros tratantes, donde se realizan gratuitamente las cirugías.

“Gracias al Plan Nacer, se brindó una oportunidad igualitaria a todo niño, sin importar la edad ni la cobertura”, opina Franchi, quien ya derivó a casi 200 chicos para ser operados a causa de sus cardiopatías.

Se estima que en Argentina nacen anualmente más de 4.000 chicos con alguna cardiopatía congénita y dos terceras partes de los casos son solucionables con oportuno diagnóstico y tratamiento quirúrgico.

Open Quotes

Gracias al Plan Nacer, se brindó una oportunidad igualitaria a todo niño, sin importar la edad ni la cobertura Close Quotes

Natalia Franchi
Responsable del Centro de Referencia de la provincia de Chaco.

“Desde el 2010, recibimos 7.900 denuncias por cardiopatías y pudimos armar un registro nacional que nos permite conocer qué le está pasando a cada provincia en relación a esta patología”, cuenta Alejandra Villa, cardióloga infantil y coordinadora del Centro de Derivaciones, que funciona en el Hospital Garrahan en Buenos Aires. En esta oficina, se reciben las denuncias y se busca el centro más apropiado para realizar la cirugía, según la complejidad que requiera.

En los últimos tres años, 3.800 niños y niñas sin obra social fueron operados debido a un problema cardiovascular.

Para Villa, “fue fundamental poder producir indicadores y estadísticas y trabajar con una historia clínica online en todo el país, para que el médico puede hacer seguimiento de su paciente”.

Además, se está armando una red de diagnóstico precoz, para que obstetras y cardiólogos infantiles detecten las cardiopatías intra-utero y puedan derivar a la madre a un centro adecuado. “El objetivo es evitar el alto riesgo que implica el traslado de un recién nacido que sufre una cardiopatía”, asegura Villa.

Todo ello es complementado con capacitaciones para cardiólogos infantiles, cirujanos, terapistas y enfermeras, a fin de fortalecer los recursos humanos y garantizar una atención de calidad. El trabajo en red ha permitido reducir la lista de espera en un 80%.