Esta página en:

ARTÍCULO

Una estrategia eficiente para prevenir y manejar el riesgo de desastres en México

Noviembre 20, 2012

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • México es uno de los países más expuestos a los desastres naturales.
  • Un bono de catástrofe por US$315 millones creado recientemente, provee un seguro contra terremotos y huracanes.
  • El departamento del Tesoro del Banco Mundial asesoró al gobierno mexicano y facilitó esta transacción.

La mesa tiembla, uno se sienta mareado y las lámparas empiezan a moverse: otro temblor en México. Suceden con regularidad con diferentes intensidades.

Escuelas, oficinas y hogares han sido capacitados para seguir ciertas instrucciones ante estos fenómenos naturales. “No corro, no empujo, no grito”, repiten los niños mexicanos.

Con más de 90 sismos al año con magnitudes de 4.0 grados o más en la escala de Richter, México es uno de los países en el mundo más expuestos a riesgos naturales de todo tipo.

El país tuvo que aprender una muy dura lección con el terremoto de 1985, que dejó miles de personas muertas y pérdidas estimadas en US$11,400 millones.

La destrucción que dejó aquella catástrofe forzó al gobierno a usar sus recursos para la reconstrucción, en lugar de, por ejemplo, expandir la infraestructura del país.

Con tanta vulnerabilidad frente a los desastres, México ha tenido que prepararse para proteger los ciudadanos y la economía. Por eso, México y el Banco Mundial tienen una larga historia de cooperación en financiamiento y manejo de riesgo, así como resiliencia al clima, que va más allá que los tradicionales servicios de préstamos.

A través de los años, el Banco Mundial ha dado máxima prioridad a este asunto, ofreciéndole a México un paquete integrado de servicios que incluye asesoría técnica, convocar a actores claves nacionales e internacionales y preparar reportes relevantes sobre el tema.

Open Quotes

Cuando occure un desastre, todos sabemos que los pobres son las principales víctimas. Por eso, cualquier esfuerzo para generar más resiliencia a los desastres tiene que ser parte de la agenda de desarrollo Close Quotes

Gloria Grandolini
Directora del Banco Mundial para México y Colombia

Prevenir desastres para un mejor desarrollo 

 “Cuando occure un desastre, todos sabemos que los pobres son las principales víctimas. Por eso, cualquier esfuerzo para generar más resiliencia a los desastres tiene que ser parte de la agenda de desarrollo”, dice Gloria Grandolini, Directora del Banco Mundial para México y Colombia.

Para responder rápidamente a los desastres, México lanzó recientemente un nuevo bono de catástrofe por US$315 millones, llamado MultiCat Mexico 2012 – un instrumento financiero flexible que provee un seguro rápido contra terremotos y huracanes.

El MultiCat Mexico 2012 es el tercer bono de catástrofe emitido por México, y el segundo bajo el programa MultiCat del Banco Mundial. Gracias a la sólida reputación de México en el mercado de bonos de catástrofe y una base creciente de inversionistas, este nuevo bono logró términos muy competitivos.

“La colocación del MultiCat Mexico 2012 fue extremadamente buena”, dijo Doris Herrera-Pol, Directora del Departamento de Mercado de capital del Tesoro del Banco Mundial.

“Estamos muy contentos que nuestra asociación con el gobierno de México haya contribuido en su éxito en transferir eficientemente un grupo de riesgos catastróficos al mercado”, agregó.

“El seguro se activa según ciertos parámetros. Si el terremoto es de una cierta magnitud, o la velocidad del viento es mayor que un cierto punto de referencia, entonces se paga el monto del bono” dice Luis de la Plaza, Oficial Financiero Principal del Banco Mundial.

Una respuesta efectiva de emergencia

Una vez que un desastre ocurre, y que México tiene el dinero, el próximo paso es que los recursos se usen eficientemente. El país se ha esforzado en desarrollar y mejorar un sistema transparente y eficiente para asignar recursos para la reconstrucción y la respuesta a emergencias.

Para garantizar el uso eficiente de ese dinero, el gobierno creó FONDEN, su fondo de desastres naturales. Además, el Banco Mundial ha trabajado con México para dar servicios de asesoría en el financiamiento de riesgos de desastres y seguros.

Según Oscar Ishizawa, especialista en manejo de riesgo de desastres, México ha progresado en la prevención y la reducción de los riesgos estableciendo normas para la construcción de edificios seguros, o mejorando sus vías de comunicación, pero todavía hay trabajo por hacer.