Esta página en:

ARTÍCULO

Brasil: Presidente Kim elogia Hospital de Bahía que amplió acceso a la salud para los pobres

Marzo 04, 2013

Se han realizado más de un millon de exámenes durante los últimos dos años.

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • Alrededor de 280.000 personas han sido atendidas en el primer hospital de Brasil que opera bajo un modelo de asociación público-privado.
  • Hospital do Suburbio, inaugurado en 2010, fue el primer hospital público construido en Salvador en 20 años.
  • El hospital atiende a 11 vecindarios pobres, lo que constituye el 25% de la población de Salvador

Fuera del Hospital do Suburbio de Bahía todo parece tranquilo: paredes de estuco blanco, jardines bien podados y palmeras meciéndose suavemente con la brisa. En su interior, la historia es distinta.

El hospital, un establecimiento médico de última generación, ha realizado más de 1,8 millones de procedimientos clínicos desde que fuera inaugurado en 2010 y ofrece servicios de salud de primera necesidad a las familias pobres de Salvador, Bahía.  

El hospital es fruto de una asociación público-privada asistida por la Corporación Financiera Internacional, la rama para el sector privado del Grupo del Banco Mundial, y ha creado 1.200 empleos locales con un fructífero modelo comercial que otros seis estados brasileños ya comenzaron a aplicar.   

Enfocado en obtener resultados y orientado hacia el cliente, el establecimiento médico ha sido nominado como uno de los proyectos más innovadores a nivel mundial por parte de la firma consultora KPMG.

“Este es un ejemplo de lo que podemos lograr trabajando junto al estado, aportando el conocimiento del sector privado para brindar servicios de salud de alta calidad a aquellos que carecen de acceso”, señaló el Presidente del Banco Mundial, Jim Kim, luego de recorrer las instalaciones. 

Salvador fue la primera parada de Kim en una visita oficial de tres días a Brasil. Manifestó que su decisión de llegar primero al estado nororiental se debe a que la alianza entre el Banco y el estado de Bahía “refleja bien la visión y los resultados que podemos alcanzar conjuntamente para reducir la pobreza, al tiempo que se generan oportunidades para todos los ciudadanos”.

Kim estuvo acompañado del Gobernador Jaques Wagner y del Director Ejecutivo de la Corporación Financiera Internacional, Jin-Yong Cai.

Open Quotes

Este es un ejemplo de lo que podemos lograr trabajando junto al estado, aportando el conocimiento del sector privado para brindar servicios de salud de alta calidad a aquellos que carecen de acceso Close Quotes

Jim Kim
Presidente del Banco Mundial

La primera prioridad del hospital es mantener su reputación como proveedor de salud de excelencia que con tanto esfuerzo se ha labrado.

Una prueba de ello es un incidente que ocurrió recientemente durante el legendario Carnaval de Bahía.

En el punto máximo de las festividades, cuando, como les gusta decir a los brasileños, el mundo se detiene para celebrar durante una semana, los técnicos de laboratorio descubrieron que los equipos para hacer exámenes de sangre y que realizan unos 1.600 análisis diarios, habían dejado de funcionar.

Tal como resultaron las cosas, no tuvieron que estar preocupados por mucho tiempo.  

“Solo tardaron 18 horas en reparar la máquina”, recuerda la directora ejecutiva, doctora Lícia Cavalcante. “Mientras tanto, pudimos seguir tomando exámenes y entregando resultados a tiempo, porque el consorcio operador es propietario de otro hospital en Salvador”.

Hospital do Subúrbio abrió sus puertas en septiembre de 2010 y es el primero que trabaja conforme a un modelo de asociación público-privado en Brasil. También fue el primer hospital estatal construido en el área metropolitana de Salvador en 20 años.

Más de 1.000.000 de residentes pobres de 11 vecindarios viven en las cercanías, esto es, alrededor del 25% de la población de Salvador.   

Durante los últimos dos años, se han atendido a 283.000 personas y se han realizado alrededor de 1,1 millones de exámenes, el doble de la meta proyectada.

“Las cifras demuestran la gran demanda de servicios de salud de buena calidad existente entre los pobres de Salvador”, dice Cavalcante, agregando además que los pacientes críticos son más del 40% de los casos. “Muchas personas acuden a este hospital porque saben que tenemos buenas instalaciones y personal”, dijo.

Los laboratorios de sangre, por ejemplo, tienen equipos de primera, según la coordinadora Tatiana Rodrigues.

“Estoy feliz de tener este hospital en los suburbios, porque así no tenemos que esperar tanto”, declaró la estudiante Luã Carvalho. “La falta de transporte público es lo único malo”.

Todos los aspectos de la estructura de asociación público-privada contaron con la asistencia de la Corporación Financiera Internacional.

El proyecto contempla un contrato de concesión de 10 años, renovable por otro plazo similar. Durante este período, el concesionario será responsable del equipamiento, mantenimiento y operación de los servicios clínicos y no clínicos del hospital.