Esta página en:

ARTÍCULO

Mujeres de Asia meridional hablan de la violencia de género

Abril 18, 2013

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • La Vicepresidencia para la región de Asia meridional del Banco Mundial organizó un debate sobre la violencia de género, con abogadas y activistas de Bangladesh, India y Pakistan.
  • El panel puso en duda la eficacia de penas más severas y argumentó que la solución reside en el cambio de actitud hacia las mujeres.
  • “Me siento sumamente optimista de que este horrible momento se transformará [...] en algunos cambios extraordinarios”, dijo una de las participantes.

El panel se denominó “Romper el silencio”, y las cinco mujeres de Asia meridional que lo integraban hicieron precisamente eso: dar a conocer el tema de la violencia de género en las Reuniones de Primavera del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 “No podemos guardar silencio” frente a actos horribles, dijo Isabel Guerrero, (i) vicepresidenta del Banco Mundial para Asia meridional. (i) “Debemos sumar nuestras voces”.

La violencia de género  atrajo la atención pública mundial en diciembre pasado a raíz de la brutal violación en grupo de una estudiante de 23 años de Nueva Delhi, que más tarde murió a causa de las heridas recibidas. El caso provocó un movimiento denominado “Un Billón de Pie”, con mítines y eventos en India y todo el mundo. A esta atrocidad se sumaron otros ataques de género como el atentado en Pakistán a Malala Yousafzai, una adolescente que defiende la educación de las niñas.

La moderadora, Barkha Dutt, conocida periodista y columnista de la televisión india, preguntó si la reciente protesta marca un “punto de inflexión”, y si una nueva ley en India podrá ayudar.

“Me siento sumamente optimista de que este horrible momento se transformará [...] en algunos cambios extraordinarios”, dijo la panelista Ratna Kapur, profesora de la Facultad de Derecho Jindal Global de India, que ejerció la abogacía durante varios años en Nueva Delhi. “Miles y miles de personas están saliendo a las calles, hombres y mujeres jóvenes, y se ha convertido en una cuestión política”.

Pero ella y otras panelistas coincidieron en que la nueva ley de India, que incluye la pena de muerte por violación en algunos casos, se centra demasiado en la policía y el sistema judicial, y no suficientemente en el empoderamiento de las mujeres.

 “La violencia contra las mujeres es una cuestión de derechos, no solo de leyes y orden”, señaló Kapur, y agregó que la nueva legislación “reproduce el punto de vista de la mujer india tradicional”.

“Podría ser un momento de inflexión si ahora nos basamos en ella, si los Gobiernos y la sociedad se apoyan en ella, se basan en ella, examinan las razones de la violencia contra la mujer, analizan las causas de la discriminación contra la mujer, y luego encuentran soluciones duraderas al problema”, dijo Seema Aziz, una empresaria paquistaní, creadora de la fundación educativa CARE. “De lo contrario esto pasará como pasa todo lo demás”.

Open Quotes

Podría ser un momento de inflexión si ahora nos basamos en ella, si los Gobiernos y la sociedad se apoyan en ella, se basan en ella, examinan las razones de la violencia contra la mujer ... De lo contrario esto pasará como pasa todo lo demás. Close Quotes

Seema Aziz
Empresaria paquistaní, creadora de la fundación CARE

Por su parte, Nisha Agrawal, directora ejecutiva de Oxfam India, señaló que las leyes carecen de sentido a menos que se cumplan rigurosamente y estén acompañadas por cambios en las actitudes.

“Tenemos una fantástica ley contra la violencia doméstica en el papel, pero sigue allí ocho años después de que fuera aprobada”, dijo. “El centro nunca le asignó presupuesto, la mayoría de los estados nunca le asignaron presupuesto. [...] No está funcionando”. Del mismo modo, agregó, con relación a los derechos de propiedad, incluso las mejores leyes del mundo no pueden cambiar las actitudes de los hombres y las mujeres.

Guerrero consultó a las panelistas si consideran que Asia meridional es diferente de alguna manera, y si el empoderamiento económico de las mujeres reduce la violencia o las expone a más de lo mismo.

“¿En qué medida esto se trata del miedo al poder de las mujeres, a medida que estas reciben más educación?”, preguntó.

Kapur citó una "crisis de la masculinidad en India" y "una sensación de desplazamiento" a medida que más mujeres ingresan en el ámbito público y consiguen empleo. Pero Agrawal señaló que la violencia también es altamente prevalente en zonas rurales, donde una mayor cantidad de mujeres siguen teniendo los roles tradicionales.

Por otra parte, la panelista Shireen Huq, cofundadora de Naripokkho, una organización de defensa de los derechos humanos femeninos de Bangladesh, contó que cuando su organización entrevistó a violadores convictos, lo que percibió fue “una sensación de que estaba bien”.

“Se trataba de menos quejas y más reacciones violentas contra estas mujeres que se hacían visibles, poderosas, o financieramente fuertes [...] ellos tenían permiso”, dijo. Para los hombres,  “la sensación tradicional de lo que significa ser hombre” incluía el derecho de abusar de las mujeres.

Las deliberaciones giraron en torno a diversas cuestiones, como la importancia de la educación, la validez de la acción afirmativa en favor de las mujeres, y la ubicuidad del acoso sexual en las calles y el transporte público en Asia meridional. Al final, se volvió a la pregunta sobre qué papel puede desempeñar el Banco Mundial.

“El primer paso es romper el silencio, el siguiente paso es la acción concreta”, dijo Hawwa Lubna, una periodista y estudiante de Maldivas que asistió a las Reuniones de Primavera como delegada de la sociedad civil. Citó un caso muy publicitado en su país, donde una niña que había sido violada por su padrastro fue condenada a ser azotada por fornicación. “Me gustaría que las instituciones internacionales jugaran un rol más activo”.

El panel formó parte de un esfuerzo continuo del Banco Mundial en Asia meridional para aumentar la concienciación pública y encontrar soluciones a la violencia de género:

  • Se realizó un concurso de mensajes de texto (i) para adultos jóvenes de la región, en el cual participaron  más de 1.200 mensajes. Los 10 ganadores fueron exhibidos en el panel.
  • En junio, el Banco organizará una conferencia regional en Nepal sobre “Enfoques inclusivos para abordar la violencia de género en Asia meridional”. El evento reunirá a profesionales del desarrollo, académicos, expertos, autoridades a cargo de formular políticas, y líderes sociales y culturales tanto regionales como mundiales, que pueden efectuar cambios en las actitudes de la sociedad y, en última instancia, influir en las políticas y lo que sucede en la práctica.
  • En el mismo mes, el Banco organizará un hackatón en Nepal para estimular el desarrollo de soluciones para la violencia doméstica basadas en la tecnología.