Esta página en:

ARTÍCULO

Con energías limpias, agricultores de México cuidan el ambiente y mejoran sus ingresos

Junio 05, 2013

DESTACADOS
  • El Banco Mundial brinda apoyo técnico y financiero para ayudar las empresas agrícolas a usar tecnologías sustentables.
  • Ya hay alrededor de 800 proyectos en todo el país.
  • Se reduce la contaminación, pero también ahorran dinero y mejoran el bienestar de sus comunidades.

El sol aprieta duro. La luz es enceguecedora. Cuernavaca, en México, es conocida como “la ciudad de la eterna primavera”, pero en el campo de Morelos en Mayo, ya se siente uno en verano.

Por suerte, los agricultores del lugar saben sacar provecho de este sol tan intenso. Tienen un invernadero en el que cultivan flores. Con paneles solares producen energía para la empresa.

Este sistema fotovoltaico se acaba de construir, pero el gerente espera tener beneficios en unos meses.

“Primero que nada era buscar la rentabilidad, ya que los costos de la energía eléctrica se han ido encareciendo bastante“, dice Julio Enrique Anaya Cazares frente de sus flores. “El otro fundamento era de dejar de contaminar un poco al no tener que generar a través de la Comisión Federal de Electricidad, ese recurso que es la energía eléctrica.”

Tecnologías para no contaminar

Hace unos años, el Banco Mundial empezó a brindar apoyo técnico y financiero al Fideicomiso de riesgo compartido (Firco), una entidad creada por la Secretaría de la Agricultura, para ayudar las empresas agrícolas a usar tecnologías y prácticas sustentables y disminuir su nivel de contaminación ambiental.

Pero además de no contaminar, las empresas ven un beneficio monetario.

En otro invernadero en Miacatlán, Morelos, que produce jitomates y pepinos, el recibo de luz ha disminuido considerablemente, y evitan cortes de electrcidad, que les podría costar producción y dinero, gracias a los paneles solares.

Open Quotes

Después de que se instaló el digestor, se hizo una junta del municipio para que la gente, tanto de la comunidad como los productores estuvieran enterados, y ha reducido totalmente la inconformidad de la gente. Ya no huele, ya no hay animales, moscas, rodeadores. Close Quotes

Angie Vega
Supervisora de las granjas de cerdos en Tlaquiltenango, Morelos

El apoyo de Firco funciona así: después de haber verificado algunos requisitos, la entidad proporciona como donación una parte del costo de la construcción de las tecnologías, y el resto viene de los productores, con créditos tradicionales o capital propio.

“Nosotros también tenemos que procurar que los productores vean esto cómo una inversión, no cómo un gasto. Es una inversión donde van a recuperar la aportación que les toca a ellos para adoptar las tecnologías”, dijo Miguel Valderrábano Pesquera, Presidente de Operaciones en Firco Morelos.

“Ya no huele”

Y no solamente el bolsillo tiene un lugar importante, el bienestar general también mejora.

En una granja de cerdos en Tlaquiltenango, en Morelos, la empresa construyó un biodigestor – un lugar cerrado dónde se almacenen los excrementos de los animales para evitar que gas metano, que es mucho más contaminante que el Co2, vaya a la atmósfera. De este biodigestor, se puede extraer el metano y quemarlo para que no contamine, o usarlo para producir electricidad.

En Tlaquiltenango, todavía no están produciendo electricidad, sino solo quemando el metano. Pero han visto que el ambiente para la comunidad cercana y los trabajadores ha mejorado.

“Antes había muchas quejas, de olor, de moscas, del agua de las lagunas…Los productores ejidatarios que tenemos alrededor están en inconformidad con las granjas”, explica Angie Vega, supervisora de las granjas.

“Después de que se instaló el digestor, se hizo una junta del municipio para que la gente, tanto de la comunidad como los productores estuvieran enterados, y ha reducido totalmente la inconformidad de la gente. Ya no huele, ya no hay animales, moscas, rodeadores”, señala.

Ya hay alrededor de 800 proyectos apoyados por Firco en todo el país.

El Banco Mundial en México

El compromiso del Grupo del Banco Mundial con México está estructurado alrededor de un enfoque innovador y temático, por ejemplo en el crecimiento verde e incluyente, con un modelo que provee soluciones de desarrollo adaptadas al país, usando un paquete de servicios financieros, de conocimiento y de convocatoria.