Esta página en:
  • Español

ARTÍCULO

La voluntad de donar sangre en Argentina

Junio 14, 2013

Logo de la campaña de donación voluntaria de sangre.

Destacados
  • Gracias a campañas de concientización, la donación voluntaria de sangre subió de un 6% en 2006 a un 35% en 2013.
  • El Programa Nacional de Sangre, con apoyo del Banco Mundial, logró organizar estas donaciones y centralizar los bancos de sangre.
  • Por día, entre 3 y 4 mil personas necesitan una transfusión en el país.

La tarea es simple. Elegir el día y la hora. Acercarse y poner el brazo. Minutos después, misión cumplida. Sin muchas complicaciones, se da lo más importante que podemos dar, nuestra sangre. Y una sola donación puede salvar no una, sino muchas vidas.

Pero hasta hace algunos años, esto era extremadamente inusual: solo un 6% de las donaciones de sangre eran voluntarias en el año 2006 en Argentina. La mayoría de los pacientes dependían de la gestión de sus familiares o de la urgencia de la situación para conseguir sus dadores. Y además la fragmentación de los bancos de sangre impedía una red integrada de suministro y los estándares diferían según cada hospital.

“Queremos llegar a que toda la sangre que se utiliza en Argentina sea 100% de donaciones voluntarias”, afirma José Priegue, coordinador de la Unidad de Financiamiento Internacional del Ministerio de Salud de la Nación.  Con esta idea en mente, el Ministerio puso en marcha un plan para mejorar el Programa Nacional de Sangre, con apoyo del Banco Mundial, a través del proyecto de Funciones Esenciales y Programas de Salud Pública (FESP).

Una de las iniciativas fue aumentar la cantidad de donaciones voluntarias frecuentes. “Los programas provinciales realizaron campañas  de donación las cuales fueron financiadas a través de actividades de salud pública del Proyecto FESP, con énfasis en lo importante que es donar sangre”, especifica Vanina Camporeale, responsable de operaciones del proyecto por parte del Banco Mundial. 

Y el trabajo dio sus frutos: hoy un 35% de las donaciones de sangre son voluntarias.

Menos es más

En Argentina, entre 3 y 4 mil personas por día necesitan transfundirse algún componente (plaquetas, plasma, glóbulos rojos, etc.) de su sangre.  Para que el sistema pueda contar con sangre segura y un suministro suficiente, el programa se enfocó en centralizar los bancos de sangre.

“Había 700 bancos de sangre, muchos de los cuales no estaban preparados para funcionar como tal ya que lo hacían dentro de hospitales, que estaban concentrados en la atención de los pacientes y no de los donantes”, explica Mabel Maschio, coordinadora del Programa Nacional de Sangre. 

Open Quotes

Los bancos de sangre son una fábrica donde se debe cuidar la calidad del producto de una población solidaria. Close Quotes

Mabel Maschio
Coordinadora del Programa Nacional de Sangre

Entonces se trabajó en centralizarlos bancos. Tener espacios destinados solo para tal fin ayuda a que se enfoque la atención en los donantes, a tener un ámbito especial para analizar la sangre y, así, organizar y disponer de un suministro estable para todos los hospitales y centros de salud. El proyecto apoyó la reorganización de 20 bancos centrales y desde su implementación se han eliminado alrededor de la mitad. Actualmente existen alrededor de 170.

“Los bancos de sangre son una fábrica donde se debe cuidar la calidad del producto de una población solidaria”, agrega Maschio, quien reconoce que fue donante de sangre voluntaria durante muchos años “El bienestar que da donar vida es inmenso”, afirma.

Un centro de referencia en el Hospital Garrahan

En la actualidad, el Centro Regional de Hemoterapia del Hospital Garrahan, construido con apoyo del Banco Mundial, es una institución modelo en el tema. “Necesitábamos un ámbito separado, donde las personas puedan venir a donar, independiente del funcionamiento del hospital”, explica Silvina Kupperman, directora del lugar.

El centro no solo provee al hospital, si no que se realizan estudios y funciona como referencia para otros bancos de sangre del país.

El proyecto también respaldó la idea de trascender las paredes de los hospitales para llegar a la gente incentivando la donación de sangre en empresas, plazas, y otros lugares públicos. Incluso el centro cuenta con su propio bus acondicionado para tal fin que acerca la posibilidad de donar sangre a otros ámbitos.

Día Mundial del Donante de Sangre

Cada año, el 14 de junio, se festeja el Día Mundial del Donante de Sangre. Según la OMS, a pesar de que se colectan anualmente 92 millones de donaciones de sangre en muchos países, no hay un suficiente suministro de sangre segura. En países de renta alta, alrededor de 36 personas por cada 1000 realiza donaciones voluntarias, mientras que en países de renta media y baja, este número desciende a 11 y casi 3 respectivamente.

La OMS se ha propuesto llegar al 2020 como el año en que todos los países obtienen 100% de sus insumos de sangre de la voluntad de la gente.

Y vos ¿ya donaste?