Esta página en:

ARTÍCULO

Reducir la pobreza en Bolivia se resume en dos palabras: desarrollo rural

Julio 06, 2013

El Banco Mundial y el Gobierno boliviano firmaron este sábado un memorándum de entendimiento para apoyar a los productores rurales y abrir nuevos mercados para los productos andinos.

Destacados
  • En el año internacional de la quinua, el país apuesta por el fortalecimiento de los productos andinos.
  • La seguridad alimentaria es el centro de un acuerdo marco que suscribió el Banco Mundial y el Gobierno boliviano.
  • En visita al país, el presidente del Banco, Jim Yong Kim, se reunió con el presidente Evo Morales, con quien jugó al fútbol.

Cochabamba, Bolivia – Es un sábado de mercado en Cliza, una localidad agrícola por excelencia ubicada a 37 Km de Cochabamba. Allí los campesinos ofrecen cada semana los productos que obtienen de la pachamama, la tierra sagrada del altiplano boliviano, a cientos de parroquianos.

El mercado recibió este sábado a dos “clientes” especiales: el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, quien junto al mandatario boliviano, Evo Morales, firmaron en plena feria agrícola un acuerdo de entendimiento para la producción sustentable de la quinua, el superalimento que está ganando cada vez mayor popularidad dentro y fuera de América Latina, y de otros productos ancestrales que constituyen la base de los sistemas de producción del Altiplano Boliviano.

Decenas de campesinos orgullosos exhibieron sus productos agrícolas, principalmente frutas tropicales como chirimoyas, frutillas, bananos, hortalizas, café, pero también quinua y derivados de la quinua y carne de llama deshidratada, entre otros, todos sustento actual de sus familias.

La seguridad alimentaria en Bolivia es un tema prioritario ya que es clave para combatir la pobreza y promover el desarrollo con oportunidades para todos. Y para garantizar esa seguridad, el camino más idóneo y eficaz es respaldar a miles de campesinos y agricultores y promover el acceso a los mercados.

“Un desarrollo económico que no beneficia a todos genera injusticia y frustración en la gente. Para nosotros las personas sin importar su raza o género, ni donde hayan nacido, ni su origen social, deben tener las mismas oportunidades para forjar un futuro con dignidad y vivir bien”, afirmó el presidente Kim.

Con esta idea, el Banco Mundial y el Gobierno boliviano firmaron este sábado un memorándum de entendimiento para apoyar a los productores rurales e impulsar su desarrollo.

“El presidente del Banco Mundial no viene a dar recetas sino a apoyar a las recetas y políticas nuestras, a programas nuestros desarrollados desde los ministerios. El Banco Mundial ya no chantajea, ya no condiciona”, aseguró Morales en un discurso tras la firma del acuerdo.

Previamente, en la población de Oruro, el mandatario boliviano acompañado por el presidente Kim inauguró un coliseo deportivo para beneficiar a la etnia Uru-Chipayaa. Con la camiseta de Bolivia, Kim jugó a 3.800 metros de altura un amistoso de fútbol con Evo Morales contra el seleccionado del 94.

Open Quotes

El presidente del Banco Mundial no viene a dar recetas sino a apoyar a las recetas y políticas nuestras, a programas nuestros desarrollados desde los ministerios. El Banco Mundial ya no chantajea, ya no condiciona. Close Quotes

Evo Morales
Presidente de Bolivia

El campo a la mano

Los coloridos campos de quinua embellecen el ya majestuoso altiplano boliviano, pero su sola existencia no es garantía suficiente de que beneficiarán a los miles de campesinos que los cultivan. Los productos ancestrales alto andinos, como la quinua, el camote, la papa, la cañawa, la oca o el tarwi forman parte importante del patrimonio cultural del país. Pero más aún, pueden significar la supervivencia de miles de familias.

Desde el 2005, el Proyecto de Alianzas Rurales (PAR) del Banco Mundial tiene como objetivo principal mejorar el acceso de los pequeños productores rurales organizados a los mercados a través de un modelo de alianza productiva con el comprador, de modo de garantizar su sostenibilidad en diversos sectores. Sus buenos resultados han impulsado la ampliación a una segunda fase de inversión que beneficiará a 35.000 familias.

Bolivia es el país que más alianzas rurales tiene en América Latina, con aproximadamente 800 alianzas productivas y 30.000 familias beneficiarias actualmente.

"Antes los campesinos emigraban a otras partes, se iban a España, Argentina, pero cuando entró el PAR pudimos construir buenos y profesionales viveros de flores por la inversión y la asistencia técnica. Ahora mejores ingresos para nuestras familias y hasta empleo damos", contó Marcelino Cervantes de la Asociación de Productores Ecológicos de Flores Bella Vista.

Con su visita a Bolivia, Kim concluye una gira de una semana que lo llevó a tres países sudamericanos, incluyendo Perú y Chile.