ARTÍCULO

América Latina: ¿Por qué las empresas de agua y saneamiento intentan ahorrar energía?

Septiembre 03, 2013


Image

Las empresas de agua y saneamiento en América Latina se reunieron para compartir experiencias para mejorar la eficiencia y reducir pérdidas de agua.


TITULARES
  • En América Latina, un 45% del agua se pierde antes de llegar al cliente.
  • A nivel mundial, las empresas de agua y saneamiento consumen alrededor del 4% de la energía total producida en el mundo
  • Empresas de agua y saneamiento se reunieron en Argentina para compartir experiencias de cómo mejorar la eficiencia y reducir la pérdida de agua.

En América Latina, un 45% del agua se pierde antes de llegar al cliente. Esta pérdida, que no se le puede facturar a nadie, no sólo complica el reto de aumentar el acceso a agua potable, sino que también representa un gran despilfarro de energía.

Las empresas de agua y saneamiento consumen alrededor del 4% de la energía total producida en el mundo, pero pierden hasta 4/5 de esa energía entre la planta potabilizadora y el grifo.

Según el Programa de Asistencia para la Gestión del Sector de Energía del Banco Mundial, (ESMAP) las medidas de eficiencia energética pueden ayudar a las empresas de agua y saneamiento a reducir el costo de energía entre el 5 y el 25%.

 Ejemplos concretos de esta afirmación son:

  • La Compañía de Agua y Saneamiento de Alagoas (CASAL) y la Compañía de Saneamiento Básico de São Paulo (SABESP) aumentaron el acceso al agua de 13 a 24 horas al reducir las pérdidas a través de tuberías rotas y de conexiones ilegales. El acceso las veinticuatro horas del día ya es realidad para un millón de personas más en el barrio Benedito Bentes de Maceió, Alagoas, Brasil.
  • El programa integrado de gestión de energía de las Empresas Públicas de Medellín (EPM), Colombia, sigue activamente el uso de energía en todo el sistema de agua. Los datos de EPM identifican anormalidades y supervisan los objetivos de eficiencia. De esta manera, de 2010 a 2013 EPM ahorró aproximadamente US$ 455.000.
  • El programa puesto en práctica por Obras Sanitarias del Estado (OSE) de Uruguay, en Ayuí, Artigas, se tradujo en un ahorro de 382.000 m3 de agua (correspondientes a US$ 156.000) por año, lo cual redujo el agua no contabilizada del 73 al 21% y constituyó un estímulo para ampliarlo a todo el país. 

Empresas de agua y saneamiento, organismos oficiales y expertos de ocho países de América Latina compartieron experiencias como éstas en Mar del Plata, Argentina, en un taller de intercambio de conocimientos y resultados.


" La reducción de pérdidas de agua es la forma más eficaz para que las empresas de agua y saneamiento generen mayores ingresos y aumenten el suministro de agua potable "

Gesner Oliveira

Experto en agua no contabilizada

Menores pérdidas de agua, mayores ingresos

Los programas de eficiencia energética se han vuelto cada vez más importantes para las empresas de suministro de agua en América Latina. Y los motivos están muy claros para muchos de los que se reunieron en Argentina.

"La reducción de pérdidas de agua es la forma más eficaz para que las empresas de agua y saneamiento generen mayores ingresos y aumenten el suministro de agua potable", explicó Gesner Oliveira, experto brasileño en agua no contabilizada.

El uso más eficiente del agua y la energía están intrínsecamente relacionados, pero entre las empresas de agua y saneamiento en América Latina hay poco conocimiento sobre cómo promover la eficiencia energética.

Por ello, el intercambio de conocimientos entre los participantes fue la clave para encontrar soluciones prácticas para que los gobiernos locales y las empresas de agua pudieran aumentar la eficiencia energética y reducir pérdidas de agua. Estas soluciones son:

  • Seguir de cerca el rendimiento a través de un sistema de información fiable y sólido
  • Formar al personal y generar capacidad de respuesta
  • Gestionar la infraestructura de la red de agua
  • Controlar la distribución y utilización del agua
  • Introducir una cultura de distribución del agua al menor costo posible.

Éxitos como estos demuestran gran interés por mejorar y construir redes más eficientes en energía y con menor desperdicio.

Es más, mediante el intercambio de experiencias y conocimientos, las empresas y los gobiernos locales en América Latina ahora tienen un punto de partida práctico desde el que pueden comenzar a mejorar la gestión del agua en la región.

"Explorando el nexo entre el agua y la energía” fue organizado por Obras Sanitarias Mar del Plata – Batán (OSSE) y la Unidad de Agua y Saneamiento de LAC del Banco Mundial. El   Programa de Asistencia a la Gestión del Sector Energético (ESMAP) y el Banco Mundial aportaron apoyo técnico y financiero.



Api
Api