ARTÍCULO

Conectarse para trabajar: Cómo las TIC amplían las oportunidades de empleo en todo el mundo

Septiembre 10, 2013

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • Tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) están transformando el mundo del trabajo mediante la creación de nuevas oportunidades de empleo y el aumento de la innovación, inclusión y globalización de los mercados laborales.
  • Tres tendencias impulsan este cambio: una mayor conectividad, la capacidad de trabajar a distancia y la subcontratación, y la globalización de las competencias.
  • Nuevo documento analiza de qué manera los responsables de la formulación de políticas pueden maximizar el impacto positivo de las TIC en el empleo.

Cuando Gopal Maharjan, un joven ingeniero recién graduado de Nepal, comenzó a buscar empleo en Katmandú, no obtuvo mucha respuesta. Entonces se enteró de ocupaciones en línea para CloudFactory, una plataforma de “microtrabajos”. Formó un grupo con algunos amigos y postularon. Fueron aceptados y empezaron a trabajar a tiempo parcial haciendo tareas como la digitalización de antiguos datos manuscritos, el seguimiento de recibos de supermercados, o incluso transcripciones médicas. El grupo se reúne regularmente con el personal de CloudFactory para intercambiar preguntas sobre sus funciones y aprendizajes.

“Este trabajo me ha ayudado mucho”, dice Gopal. “Ahora ya no me siento extraño frente a mis amigos que están trabajando, ya que también gano mis ingresos. Mi familia está de acuerdo con este empleo, ya que considera que soy productivo y no pierdo el tiempo”.

En todo el planeta, las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) están transformando el mundo del trabajo mediante la creación de nuevas oportunidades de empleo y el aumento de la innovación, inclusión y globalización de los mercados laborales.

De acuerdo con una nueva nota sobre políticas del Banco Mundial titulada “Connecting to Work: How Information and Communication Technologies Could Help Expand Employment Opportunities” (Conectarse para trabajar: Cómo las tecnologías de la información y las comunicaciones pueden ayudar a ampliar las oportunidades de empleo), tres tendencias están impulsando el aumento de puestos de trabajo relacionados con las TIC en todo el mundo:

  • Mayor conectividad: más de 120 países tienen más del 80% de penetración en el mercado de los teléfonos móviles.
  • Digitalización de más aspectos del trabajo: en la actualidad, el teletrabajo y la subcontratación se han convertido en prácticas empresariales de rutina a nivel mundial.
  •  Habilidades más globalizadas: India y Filipinas se han convertido en importantes centros de subcontratación gracias a los conocimientos del idioma inglés de su fuerza laboral, y otros países están mirando hacia este sector para lograr un mayor crecimiento futuro.

“Las TIC están influyendo en el empleo tanto por tratarse de una industria que crea puestos de trabajo  como por ser una herramienta que permite a los trabajadores acceder a nuevas formas laborales, de una manera novedosa y más flexible”, dice Chris Vein, director de Innovación para el Desarrollo Mundial de las TIC del Banco Mundial. “Las oportunidades de empleo emergentes que posibilitan las TIC son importantes porque los países de todo el mundo tratan de crear más y mejores puestos de trabajo, lo que tiene implicaciones económicas y sociales positivas para los trabajadores y  la sociedad”. 

Open Quotes

Las oportunidades de empleo emergentes que posibilitan las TIC son importantes porque los países de todo el mundo tratan de crear más y mejores puestos de trabajo, lo que tiene implicaciones económicas y sociales positivas para los trabajadores y la sociedad Close Quotes

Chris Vein
director de Innovación para el Desarrollo Mundial de las TIC del Banco Mundial

Estas tecnologías ofrecen nuevas vías para ayudar a combatir el desempleo mundial. Consideremos la industria de aplicaciones para teléfonos móviles: una empresa que proporciona una aplicación digital para la tienda en línea de Apple, por ejemplo, obtiene acceso a más de 500 millones de titulares de cuentas de este tipo de servicios.

Las TIC conectan a las personas con puestos de trabajo. Los mercados laborales en Internet ayudan a unos 12 millones de personas de todo el mundo a encontrar trabajo vinculándolos con  empleadores a nivel mundial. Babajob en India, Duma y M-Kazi en Kenya y Souktel en Oriente Medio y Norte de África son casos de servicios de búsqueda de empleo que usan herramientas móviles y basadas en la web. Estos logran que los mercados de trabajo sean más inclusivos. Por ejemplo, Souktel apunta a comunidades de bajos ingresos.

Además nuevas formas más flexibles de empleo son posibles gracias a las TIC:

  • La contratación en línea usa las TIC para aumentar el acceso a oportunidades de empleo a nivel mundial, principalmente para pequeños empleadores. Entre los servicios populares se encuentran oDesk y Elance.  En 2012, estos publicaron unos 2,5 millones de trabajos, que van desde escribir al servicio de atención al cliente hasta desarrollar programas informáticos.
  •  Plataformas de microtrabajos como CloudFactory, MobileWorks o Samasource dividen los grandes procesos de actividades en pequeñas tareas específicas –como ingreso y verificación de datos, copia de escritos o diseño gráfico– y los distribuyen a trabajadores de sitios remotos. Los analistas sugieren que, en la actualidad, el tamaño del mercado es de unos US$1.000 millones y podría crecer hasta los US$5.000 millones antes de fines de 2018.

Las TIC generan oportunidades, pero también plantean nuevos desafíos para los trabajadores y empleadores. Muchos puestos de trabajo habilitados por las TIC son temporales o basados en contratos,  lo que no permite que los trabajadores cuenten con redes de protección social, como el seguro de salud o las pensiones. Sin embargo, y especialmente para los jóvenes, ofrecen un camino hacia carreras más formales, y proporcionan un ingreso adicional. 

“Los beneficios potenciales de los trabajos que facilitan las TIC no están exentos de riesgos y desafíos, pero las repercusiones de estas tecnologías sobre el empleo son inevitables y beneficiarán a aquellos estudiantes, trabajadores, empresas y Gobiernos que estén preparados para tales trabajos”, explica Siddhartha Raja, especialista en Políticas de TIC del Banco Mundial y autor principal de la nota mencionada. 

Para maximizar el impacto positivo de las TIC en el empleo, este documento recomienda que los responsables de la formulación de políticas presten atención a cinco sistemas de apoyo, combinándolos y adaptándolos de acuerdo al contexto de cada país: 

  • Sistemas de capital humano: una fuerza de trabajo con adecuadas capacidades técnicas, y sensibilización y habilidades interpersonales que le den una ventaja competitiva en el mercado laboral.
  • Sistemas de infraestructura: conectividad ubicua a las TIC, acceso a electricidad y transporte, infraestructura para apoyar la innovación y adopción de tecnología por parte de las pequeñas y medianas empresas.
  • Sistemas sociales: redes de confianza y reconocimiento para los trabajadores y los empleadores, redes de protección social y medidas para reducir al mínimo posibles resultados negativos del empleo posibilitado por las TIC.
  • Sistemas financieros: sistemas eficientes y que rindan cuentas para garantizar los pagos de manera puntual, y acceso a financiamiento para respaldar la innovación y el espíritu empresarial.
  • Sistemas regulatorios: un entorno propicio que cree oportunidades de empleo y aumente la flexibilidad del mercado laboral y, al mismo tiempo, proteja los derechos de los trabajadores.