ARTÍCULO

Mejorar la prestación a los pobres mediante un desempeño más eficiente de las empresas de servicios públicos

Septiembre 12, 2013

Este grifo público abastece a 1.000 familias en el Alto, Bolivia.

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • ¿Por qué algunas empresas de servicios tienen un buen desempeño y otras no? Un nuevo estudio explora este tema con el objetivo de mejorar la prestación a los pobres.
  • La investigación usa datos sobre cientos de proveedores tanto estatales como privados de servicios de electricidad, agua, saneamiento y telecomunicaciones, de toda América Latina y el Caribe.
  • La estructura de propiedad, los sistemas regulatorios y la gestión de las empresas son los factores determinantes del desempeño del sector, de acuerdo al documento.

Para Juan Ramírez, habitante de Oaxaca en México, la única manera de obtener agua para que su familia pueda realizar las tareas de aseo es comprarla a un camión distribuidor. Por este servicio paga casi cinco veces más que los hogares que cuentan con agua corriente. Además de eso tiene que comprar agua potable, lo cual es un coste difícil de afrontar con los ingresos que gana como trabajador de la construcción.

Al igual que Ramírez, millones de personas de todo el mundo todavía carecen de acceso a servicios básicos como agua y saneamiento, electricidad y telecomunicaciones. El problema es especialmente grave en las zonas rurales. Para solucionar este déficit será esencial poner fin a la extrema pobreza y promover la prosperidad compartida.

Una cuestión clave es mejorar el desempeño de las empresas que prestan dichos servicios. Consideremos América Latina y el Caribe: muchos proveedores de luz eléctrica, agua y telecomunicaciones de la región han mejorado la prestación a lo largo de los dos últimos decenios. Pero todavía hay grandes variaciones en el desempeño, lo que significa que muchas personas aún no cuentan con servicios básicos.

¿Por qué algunas empresas de servicios públicos tienen un buen desempeño?

¿Por qué algunas empresas de servicios públicos tienen un buen desempeño y otras no? Esta es la pregunta que intenta responder un nuevo estudio titulado “Uncovering the Drivers of Utility Performance” (Revelar los factores determinantes del desempeño de las empresas de servicios públicos). El estudio sugiere que dichos factores son la estructura de propiedad, los sistemas regulatorios y la gestión de las empresas.

El informe usa un conjunto original de datos sobre el desempeño de empresas de América Latina y el Caribe. Incluye información de más de 250 proveedores de distribución de electricidad y 1.700 de agua y saneamiento, además de muchos datos de empresas de telecomunicaciones, participación del sector privado en infraestructura, marcos regulatorios e incentivos internos para mejorar el desempeño de las compañías. Los países analizados son: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Perú, y Trinidad y Tabago.

“Este estudio presenta una evaluación integral, basada en evidencia, del impacto de la participación del sector privado, las regulaciones y las estructuras de gestión en el desempeño de las empresas de servicios públicos (electricidad, agua y telecomunicaciones). Forma parte de los esfuerzos del Banco por llevar el rigor de un análisis econométrico a las preguntas del sector real, de manera que podamos ayudar mejor a nuestros clientes en sus esfuerzos por mejorar el bienestar social”, dijo Augusto de la Torre, economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

Open Quotes

Este estudio presenta una evaluación integral, basada en evidencia, del impacto de la participación del sector privado, las regulaciones y las estructuras de gestión en el desempeño de las empresas de servicios públicos Close Quotes

Augusto de la Torre
Economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

Participación de los sectores público y privado

Según el estudio, en promedio, las empresas privadas de servicios tuvieron un mejor desempeño que las públicas, aunque existen buenas empresas y firmas con un desempeño deficiente en ambos sectores. En el área de la electricidad, por ejemplo, la productividad laboral en las compañías privadas es dos veces mayor que en las estatales.

“Cuando se diseña e implementa cuidadosamente, la participación del capital privado en la prestación de servicios tiene un efecto muy positivo sobre la productividad, la eficiencia y la calidad. En telecomunicaciones, también ha aumentado la producción y la cobertura”, explicó Luis A. Andrés, coautor del informe.

Sin embargo, el sector privado por sí solo no es la solución. El Gobierno, en su doble calidad de regulador y proveedor, juega un papel central en la mejora del desempeño. Las entidades reguladoras independientes son fundamentales y deben ser transparentes, responsables de sus acciones, y libres de interferencias políticas. Las empresas estatales deben contar con un fuerte mecanismo de rendición de cuentas con una junta directiva independiente, un equipo profesional, políticas de acceso a la información y un mecanismo de evaluación del desempeño.

Mejoramiento del desempeño

Según el estudio, la mejora en el desempeño del sector requiere un enfoque integral que se adapte a las circunstancias específicas. Además de una normativa adecuada, los factores que influyen son los incentivos y la estructura del mercado, que han sido modelados y probados empíricamente. Otros aspectos incluyen ciertos mecanismos de subvenciones y la responsabilidad social, sobre los cuales se han realizados pocos estudios econométricos hasta ahora.

“Queríamos entender la ciencia de la prestación de servicios en la infraestructura, por lo que hemos creado un laboratorio que incorpora datos de cientos de empresas del sector a lo largo de una década de reformas. El análisis ‘forense’ de la información revela los misterios sobre qué impulsa el desempeño de las empresas, proporcionando a los responsables de la formulación de políticas una gran claridad sobre qué esperar de los cambios en el régimen de propiedad, las entidades reguladoras, e incluso los mecanismos de gestión de las empresas”, dijo Jordan Schwartz, coautor del estudio.

Los autores recomiendan que, al considerar las reformas del sector, los encargados de la formulación de políticas deberían:

  • Dar prioridad a los objetivos de desempeño, con el fin de determinar qué soluciones parecen más apropiadas.
  • Prestar atención a las lecciones del pasado. Las leyes y los contratos de concesión deberían centrarse en garantizar la eficiencia a largo plazo y la asignación y mitigación adecuada del riesgo, así como desalentar las negociaciones oportunistas y las renegociaciones.
  • Mantener un fuerte papel del Estado en la prestación de servicios de infraestructura, incluso cuando exista participación del sector privado. Los Gobiernos deben garantizar que los recursos y las políticas aumenten el acceso para los pobres.
  • Respaldar a las personas con necesidades que se ven afectadas negativamente por la reforma (debido a los despidos y las tarifas más altas), y mejorar la comunicación para protegerse de la corrupción y asegurar el apoyo popular.