ARTÍCULO

Bolivia quiere replicar el índice de felicidad de Bután

Octubre 24, 2013


Varios encuentros de cooperación Sur Sur han sido realizados entre el país andino y países del Medio Oriente como Palestina, Bután e Indonesia.

World Bank Group

TITULARES
  • Ocho butaneses expertos en agricultura visitaron Bolivia para aprender sobre la quinua y otros cultivos altoandinos.
  • Ambos países son principalmente agricultores y a pesar de las distancias afrontan problemas similares.
  • Bolivia es uno de los países más activos en cooperación Sur-Sur de la región.

Desde hace más de 40 años, el reino de Bután además de usar el Producto Interno Bruto (PIB) para medir su crecimiento, usa los índices llamados Felicidad Bruta Nacional (FBN) y Felicidad Bruta Interna (FBI) que permiten medir de otra manera la calidad de vida de sus pobladores.

Este “índice de la felicidad” se basa en criterios psicológicos y culturales y utiliza indicadores tanto objetivos como subjetivos. La preservación y promoción de valores culturales, la conservación del medio ambiente, el buen gobierno, entre otros, son parte de los pilares de este termómetro del bienestar.

Solo se aplica en Bután, pero esta experiencia y alcance es algo que han querido compartir expertos en agricultura provenientes de este país de apenas 38.000 kilómetros cuadrados ubicado a las faldas de los Himalayas con las autoridades en Bolivia.

Los expertos butaneses, en esta primera visita, han querido intercambiar experiencias sobre técnicas agrícolas en un país de geografía montañosa y ganar conocimientos de los cultivos altoandinos como la quinua, la papa, la oca, el maíz, el trigo y las hortalizas.

G.B. Chettri, líder de la misión butanesa y asesor senior en agricultura del Gobierno de Bután, comunicó su deseo por llevar la quinua a su país y aprender del manejo de este cereal.

Bután, al igual que Bolivia, enfrenta una serie de desafíos en agricultura por ser un país montañoso. Tiene un alto costo de producción, depende en gran parte del riego para los cultivos, no cuenta con infraestructura ni tecnología adecuadas y debe integrarse más y mejor con el mercado,” dijo Chettri.

Bután tiene una población de 750 mil personas y siete de cada 10 de sus habitantes se dedica a la agricultura de montaña, en un territorio compuesto principalmente por bosques.

El intercambio de conocimientos agrícolas entre países con terrenos geográficos, clima y sistemas de cultivo similares permite aprovechar las experiencias ya realizadas y  recoger las lecciones aprendidas. El equipo butanés también estuvo presente en Perú y México compartiendo con centros especializados de investigación agrícola, centros de gestión de recursos genéticos y mejora de semillas.


Intercambios Sur-Sur

Los intercambios Sur-Sur permiten reforzar aún más los vínculos en investigación y desarrollo agroforestal entre gobiernos. Bolivia ha venido realizando una serie de intercambios con países del Medio Oriente tales como Palestina, Kenia, Indonesia, e incluso con países de América del Sur y Asia encontrando más similitudes que diferencias en tema como agricultura, economía y otros.

La importancia que se le brinda actualmente al desarrollo agrícola y forestal de Bután responde a una política humanista en la que prima el bienestar y la felicidad de las personas sobre los intereses económicos.

En pocas semanas, Bolivia volverá a contar con la visita de otra delegación de Bután exclusivamente dedicada a compartir los fundamentos de su “Política de la Felicidad”, información que será expuesta a funcionarios y autoridades del Gobierno Central y Municipal de La Paz.

En el marco de lo que es ´Vivir Bien´ y de las políticas de lograr un mayor y mejor bienestar y una   armonía con la naturaleza, creemos que podemos beneficiarnos muchísimo de este intercambio que va a ser cultural pero también académico. Es necesario que incorporemos, no solo una posición filosófica del ´Vivir Bien´ sino también una posición de generación de políticas públicas a partir de ese concepto”, comentó la ministra de Planificación del Desarrollo Viviana Caro durante esta primera visita.


Api
Api