Esta página en:

ARTÍCULO

La obra que remozará la cara de la capital de Ecuador

Diciembre 06, 2013

El vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Hasan Tuluy, junto al presidente ecuatoriano Rafael Correa, en la ceremonia de la firma del acuerdo para la construcción del Metro de Quito. El proyecto se financia junto al  anco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Latinoamericano de Desarrollo (CAF)  y el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Destacado
  • El Metro de Quito, que requiere de una inversión de 1.500 millones, facilitará el transporte de unas 360.000 personas por día

El 6 de diciembre la capital de Ecuador celebra el 479 aniversario de su fundación. La ciudad bien puede estar de fiesta ya que avanza la construcción de lo que será una de las principales obras de transporte urbano de América Latina: el Metro de Quito.

La topografía de la ciudad, situada en un valle rodeado de volcanes, le impide tener vias anchas y el embotellamiento en el casco colonial puede llegar a ser infernal.  ¿Cómo hacer para descongestionar el tráfico y a la vez mantener ese encantador toque antiguo?

Por primera vez, cuatro organismos multilaterales - El Banco Mundial, el BID, la CAF y el Banco Europeo de Inversiones - se han unido para financiar, junto al Gobierno nacional y de la ciudad, las obras de la primera línea del Metro de Quito, que demandará una inversión de 1.500 millones de dólares. 

"Estamos muy orgullosos de poder contribuir al proyecto Metro de Quito, es un proyecto técnicamente impresionante pero lo más importante es que el proyecto va a ser transformador y va a cambiar la vida de todos los habitantes de Quito permitiendo la inclusion, mayores oportunidades y una calidad de vida mejor", afirmó Hasan Tuluy, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

Tuluy manifestó además su complacencia porque "por primera vez en la historia del Banco Mundial se trabajar conjuntamente con el BEI, BID y CAF bajo la direccion del equipo de la Municipalidad que implementa el proyecto. Esto será un ejemplo para otras ciudades y países que se podrán beneficiar de esta experiencia".

A lo largo de 23 kilómetros y 15 estaciones –seis de ellas integradas con la red de Metrobus-Q-  la primera línea del Metro permitirá el transporte de unas  360.000 personas por día.

"Estamos construyendo el sistema de movilidad más moderno... vamos a hacer el mejor metro de América en Quito. El metro ahorrará 14 millones de dólares en combustible al año, generará 1800 empleos directos, unirá el norte y el sur, dinamizará la economía.  Es un mecanismo de igualdad social.  Queremos dar un salto estructural que dure hasta el próximo siglo", afirma Augusto Barrera, Alcalde del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito.

Open Quotes

Me parece una obra muy importante para el desarrollo del país. Aquí en Quito como es una ciudad muy congestionada es muy importante. Es una obra muy trascendental en el aspecto del transporte en el Ecuador Close Quotes

Diego Quishpe
ciudadano de Quito

El metro de Quito permitirá a sus habitantes desplazarse entre el norte y sur de la ciudad en aproximadamente media hora, introduciendo nuevos patrones para la movilidad en la capital ecuatoriana, que actualmente tiene una alta y creciente demanda de transporte público eficiente.

“Me parece una obra muy importante para el desarrollo del país. Aquí en Quito como es una ciudad muy congestionada es muy importante. Es una obra muy trascendental en el aspecto del transporte en el Ecuador”, afirma el joven quiteño Diego Quishpe

El trazado previsto –que será totalmente subterráneo- conectará los principales centros de atracción de viajes de la ciudad y atravesará los principales orígenes y destinos de viajes en Quito, en cuya área de influencia están ubicados cerca de 760.000 empleos.

Menos tráfico, menos contaminación

De acuerdo a los estudios realizados por técnicos de la Comunidad de Madrid –que asesoraron el proyecto-, las obras permitirán que 9 de cada 10 quiteños tengan la posibilidad de acceder al Sistema Integrado del metro a menos de cuatro cuadras de su hogar o sitio de trabajo.

Esto lo celebra Elena Pachacama, a quien le lleva una hora y media desde Los Dos Puentes en el sur, hacia el norte. “Con este proyecto estaría a unos 30 minutos, es bastante tiempo que me ahorro tanto para hacer alguna gestión en el norte o al trabajo”.

El metro, además de resolver uno de los problemas críticos de la ciudad como es el tráfico también y mejorar la conectividad, ayudará a reducir las emisiones de contaminantes y gases de efecto invernadero.

"En movilidad por fin se camina a paso firme en la construcción de un verdadero sistema de transporte público, el Metro de Quito, que va a ser el más moderno de América Latina como la columna vertebral de ese sistema integrado", asegura el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

Agrega que el Metro de Quito es el proyecto más importante de la ciudad en los últimos 100 años, desde la contrucción del ferrocarril de Eloy Alfaro. "Sus beneficios trascienden a la ciudad y benefician al país, son obras históricas y estratégicas para el país".