ARTÍCULO

Dar acceso a mundos de información

Diciembre 18, 2013

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • El acceso a la información es el pilar de la rendición de cuentas y la eficacia del desarrollo, ya que mejora el buen gobierno, la participación ciudadana y la coordinación de la ayuda.
  • El acceso a la información crea nuevas oportunidades de uso de evidencias para encontrar y ofrecer soluciones locales innovadoras que permitan sacar a las personas de la pobreza.
  • El acceso a la información fortalece la capacidad de los Gobiernos para emplear los datos de libre acceso sobre la asistencia de modo de integrar los recursos de la ayuda en sus presupuestos nacionales y coordinar mejor las intervenciones de los donantes dentro de sus fronteras.

Esta semana, se dio a conocer el Informe anual sobre acceso a la información del Banco Mundial 2013, que pone de relieve cómo la política en esta materia  ha proporcionado el marco para que la institución se convierta en un líder mundial en materia de transparencia y apertura. 

El Banco –cuyos objetivos centrales son acabar con la pobreza extrema para 2030 y promover la prosperidad compartida- se compromete a compartir sus datos y conocimientos mundiales con todas las partes interesadas, entre ellas, los Gobiernos prestatarios, ciudadanos, donantes, la sociedad civil, los círculos académicos, medios de comunicación y el sector privado. “La información y los datos oportunos son esenciales para la toma de buenas decisiones”, dice Kyle Peters, vicepresidente de Políticas de Operaciones y Servicios a los Países. “La Política de Acceso a la Información del Banco se centra en poner la información a disposición del público para que este pueda dar sus opiniones y desempeñar un papel constructivo en la configuración del futuro de sus comunidades”. 

El acceso a la información permite a las partes interesadas usar los datos del Banco, realizar sus propios análisis, o colaborar con la institución en el examen y estudio de cuestiones del desarrollo. Esto crea nuevas oportunidades para encontrar y ofrecer soluciones locales innovadoras. 

Los clientes del Banco pueden emplear los datos de libre acceso sobre la asistencia para integrar los recursos de la ayuda en sus presupuestos nacionales y coordinar mejor las intervenciones de los donantes dentro de sus fronteras. Estos objetivos son fundamentales para garantizar que el Banco siga dando respaldo a los clientes cuando deben abordar los desafíos más difíciles del desarrollo.

Open Quotes

Nos hemos esforzado por abrir el Banco Mundial —comenzamos con nuestra innovadora Política de Acceso a la Información, el programa de Datos de libre acceso, el Repositorio de Conocimiento Abierto y muchos otros mecanismos—, dando a conocer nuestros datos y proporcionando amplia información sobre nuestra labor, la manera en que la realizamos y los resultados que obtenemos Close Quotes

Jim Yong Kim
Presidente del Grupo del Banco Mundial

Acceso público: La Política de Acceso a la Información permite el acceso público a cualquier información en posesión del Banco que no esté en una lista de excepciones, de modo que faculta a la institución para que en forma proactiva difunda información al público. La información se puede obtener personalmente en el Infoshop (i) o en los Servicios de información pública (i) en los países. Cada oficina del Banco es una excelente fuente de información, y cada país mantiene una página web con datos sobre los proyectos y una red de profesionales para responder las solicitudes de  los ciudadanos.

Acceso a través de la web: La mayoría de los usuarios accede a la información mediante el sitio web del Banco. El público puede acceder libre y gratuitamente a la información sobre las operaciones del Banco, como por ejemplo mediante el portal de Proyectos y operaciones , que ofrece datos detallados acerca de más de 11 000 proyectos de financiamiento, y la base de datos de Documentos e informes , que contiene  más de 150 000 documentos. Además, el Banco pone a disposición del público información financiera y sobre el desarrollo, a través de Datos de libre acceso, donde se pueden encontrar más de 9000 indicadores del desarrollo y más de 1200 conjuntos de datos de encuestas, y Datos financieros de libre acceso, que[MIS6]  incluye las actividades del Grupo del Banco Mundial. Para los usuarios de dispositivos móviles existe además la aplicación InfoFinder (i) para iPhone e iPad.

Solicitudes de información: El Banco ha tomado con seriedad la aplicación de la Política de Acceso a la Información. Para obtener información que no está disponible en el sitio web del Banco, el público puede enviar (i) una solicitud de acceso a la información sin costo alguno. Durante el ejercicio de 2013, el Banco recibió unos 700 nuevos pedidos, de los cuales se completó el 89%. El flujo de solicitudes es administrado por equipos del Banco según procedimientos formales para alentar el pronto procesamiento de las peticiones. En los casos en que la información corresponde a una excepción, los solicitantes pueden apelar por medio de un proceso formal de apelaciones. (i)

Marco de gestión: “El Banco ha seguido reforzando un sólido marco de gestión de la Política de Acceso a la Información”, señala Anne-Marie Leroy, primera vicepresidenta y consejera jurídica principal del Grupo del Banco Mundial. La política establece dos órganos de apelaciones: el Comité de Acceso a la Información y la Junta de Apelaciones sobre Acceso a la Información. La directora de Resultados, Apertura y Eficacia del Banco, Mariam Sherman, fue designada recientemente como nueva presidenta del mencionado Comité. En 2012, el presidente del Grupo del Banco Mundial seleccionó a tres nuevos expertos (i) para conformar la Junta de Apelaciones.

El Banco seguirá aumentando el acceso a sus datos y conocimientos, y alentará a los Gobiernos a hacer lo mismo, permitiendo que las partes interesadas —especialmente los pobres— comprendan cabalmente esta información, participen en los procesos de desarrollo, y exijan rendición de cuentas a los Gobiernos y proveedores de servicios para el desarrollo. Por último, la verdadera prueba de eficacia es cómo usa el Banco estos datos para cambiar la vida de más de 1000 millones de personas que viven en la pobreza extrema. Una mayor apertura respecto de las actividades y los conocimientos del Banco es un paso importante en la construcción de un mundo más próspero y equitativo.