Esta página en:
  • Español

ARTÍCULO

El Salvador: en busca de consensos para fortalecer el crecimiento del país

Junio 03, 2014

Jorge Familiar, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, participó de la toma de mando de Salvador Sánchez Cerén y reiteró el apoyo de la institución en el combate a la pobreza en El Salvador

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • El vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Jorge Familiar, refuerza el compromiso de trabajar con El Salvador en áreas prioritarias como educación, protección social y gestión pública

Salvador Sánchez Cerén no solo comparte el nombre con el país que preside desde el pasado domingo, El Salvador, sino también el clamor de la nación centroamericana por la búsqueda de consensos para impulsar sus logros sociales y económicos.

En este sentido, el vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Jorge Familiar, en visita al país centroamericano, aseguró que existe el “espacio” para construir ese contexto y reiteró el compromiso de su institución en seguir respaldando a El Salvador en la erradicación de la pobreza y la promoción de la prosperidad compartida.

“Sentimos que es un momento muy interesante para El Salvador, en el que existe un espacio para crear acuerdos que permitan fortalecer el crecimiento del país”, aseguró Familiar durante un encuentro con la prensa extranjera en el país.  “Creemos que hay una agenda amplia y ambiciosa que puede ponerse en marcha con el nuevo gobierno”, agregó.

El presidente Sánchez Cerén asume en momentos en que si bien El Salvador logró avances importantes, como el haber reducido la pobreza extrema en 350.000 personas en los últimos seis años, el crecimiento del 2% anual lo coloca claramente por debajo del promedio regional.

“Para El Salvador es un factor positivo la mejora de la situación económica de Estados Unidos, donde viven 2 millones de salvadoreños que envían remesas. Pero hay retos importantes que también demandan reformas para incrementar la productividad”, aseguró Familiar, al tiempo que destacó que Centroamérica debería trabajar en una agenda subregional para tener un desarrollo más sólido que el que pueda tener cada país por separado.

El Banco Mundial en El Salvador

El Banco Mundial asiste a El Salvador de tres formas diferentes: con apoyo financiero –tiene una cartera de proyectos activos que asciende a 340 millones de dólares-; con asistencia técnica y la tercera área es como facilitador a través de su capacidad de convocar a una gama de expertos en diferentes temas que pueden compartir sus experiencias exitosas en otras partes del mundo y que puedan aplicarse o interesar al país.

“Tenemos un espacio muy amplio para trabajar con El Salvador en la medida de las necesidades y definiciones que el país haga y de las áreas en donde le interese tener al Banco Mundial como socio. Tenemos una relación de muchos años y muy sólida”, aseguró Familiar, quien el fin de semana se reunió con miembros del nuevo gobierno, representantes del sector privado y de la sociedad civil para intercambiar puntos de vista.

El Banco está en el proceso de comenzar a analizar y poner en marcha una nueva estrategia con el país para continuar apoyándolo en materia de educación, protección social, manejo de la gestión pública, lucha contra la violencia, entre otros temas, en momentos en que el entorno internacional está mostrando señales menos favorables para Latinoamérica.

“Cuando hay retos también hay oportunidades. Parte del problema que se da cuando el entorno económico es demasiado favorable es que no hay suficiente presión para hacer las reformas que muchas veces todos los agentes económicos saben que son necesarias hacer”, afirmó el vicepresidente del Banco Mundial.

Es por ello, continuó, que hay que construir los consensos, sobre todo en materia fiscal, para tener una recaudación apropiada que por una parte le dé al nuevo gobierno margen de acción para tener un gasto social bien canalizado y enfocado hacia los sectores más vulnerables,  y que a la vez le permita el crecimiento que necesita para hacer inversiones en productividad que estimulen la rueda del desarrollo.

Según Familiar, para tener una agenda sostenible de mediano plazo hay que invertir en:

  • Productividad, factor muy importante para la región latinoamericana, que requiere de mayor inversión en infraestructura que es, en muchos casos, insuficiente y en otros es vetusta y tiene altos costos de mantenimiento.
  • Logística, ya que los costos son entre 2 y 4 veces mayores que países de OCDE y los tigres asiáticos.
  • Educación, de calidad, que sea útil a los jóvenes que puedan ser absorbidos por un mercado laboral productivo que contribuya al desarrollo de los países de la región.