Esta página en:

ARTÍCULO

Midiendo la riqueza para seguirle la trayectoria a la sostenibilidad

Junio 05, 2014

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • La nueva edición de la Cartilla de Datos Verdes (Little Green Data Book) del Banco Mundial, presentado en el Día Mundial del Medio Ambiente 2014, incluye un nuevo indicador para más de 200 países, llamado cambio en la riqueza per cápita.
  • El Grupo del Banco Mundial ha adoptado el cambio en la riqueza per cápita como un indicador para su Sistema de Medición de Resultados, Cuadro de Mando Corporativo y Diagnóstico Sistemático de País.
  • Cambios negativos en la riqueza per cápita—particularmente a lo largo de varios años—implica que un país está empobreciéndose y dejando atrás menos recursos para las generaciones futuras.

Considere esto: aunque la mayoría de los países están en una senda sostenible, casi el 45 por ciento de los 136 países analizados por el Grupo del Banco Mundial en la Cartilla de Datos Verdes anual están agotando su 'riqueza', aún cuando muestran crecimiento en su ingreso anual. Conforme estos países crecen, no están compensando el agotamiento de los recursos naturales, y tienen el riesgo de que, a largo plazo, el crecimiento disminuya, al socavar la riqueza en la que se basan.

¿Qué entendemos por ‘riqueza’? En términos generales, la riqueza total de un país incluye las existencias de capital producido, capital natural y capital humano y social—todo lo cual cimienta la generación del ingreso nacional. El capital natural según el análisis presentado en la Cartilla de Datos Verdes, incluye minerales y energía, tierras para cultivo, bosques y áreas protegidas. Nuestro indicador más comúnmente utilizado sobre el desempeño económico de un país, el PIB, solamente mide los ingresos, no la riqueza o cómo esta riqueza está cambiando.

Para ayudar a los países a planificar un crecimiento más sostenible, un nuevo indicador, cambio en la riqueza per cápita está ahora disponible para más de 200 países en los Indicadores del Banco Mundial y en la Cartilla de Datos Verdes. Cambio en la riqueza per cápita mide si los países están ahorrando lo suficiente para contrarrestar la depreciación del capital manufacturado y el agotamiento del capital natural mientras que sostienen el futuro crecimiento económico para sus (crecientes) poblaciones.

Cambios negativos en la riqueza per cápita—particularmente a lo largo de varios años—implica que un país está empobreciéndose y dejando atrás menos recursos para las generaciones futuras.

Un nuevo indicador para el Grupo del Banco Mundial

Basándose en este trabajo, el Grupo del Banco Mundial tomó la decisión de utilizar más ampliamente el concepto de Contabilidad de la Riqueza en sus operaciones. Este año, la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco Mundial para los países más pobres, adoptó el cambio en la riqueza per cápita en su Sistema de Medición de Resultados. El Sistema de Medición de Resultados mide el progreso de más de 20 indicadores que captan el desarrollo económico, así como también las prioridades de desarrollo humano de los programas de AIF que están en marcha. El cuadro de mando corporativo de este año del Grupo del Banco Mundial, que aporta un panorama de su desempeño, también incluirá este indicador de sostenibilidad. El Diagnóstico Sistemático de País, una nueva herramienta para informar las estrategias de colaboración de los países clientes del  Grupo del Banco Mundial, también construirá sobre este marco de contabilidad de la riqueza.

Open Quotes

Esta medida también permitirá que ambos, el Banco Mundial y los formuladores de políticas en nuestros países clientes identifiquen algunas de las amenazas para la sostenibilidad del crecimiento económico y la pobreza, antes que sea demasiado tarde para revertir la tendencia Close Quotes

Juergen Voegele
Director de Agricultura y Servicios Ambientales, Banco Mundial.

La riqueza y las metas gemelas del Grupo del Banco Mundial

El análisis de 136 países compilados en la Cartilla de Datos Verdes, encontró que la proporción de países que presentan agotamiento de la riqueza disminuye al mismo tiempo que los niveles de ingreso aumentan, indicando que los países más pobres enfrentan severos retos para la sostenibilidad. En África subsahariana, se encontró que 28 países estaban agotando su riqueza en 2010.

Estos hallazgos señalan la necesidad de incluir la sostenibilidad como parte de la ecuación. Las metas del Grupo del Banco Mundial son erradicar la pobreza y promover la prosperidad compartida. En un mundo con finitos límites planetarios y recursos naturales, es importante que cualquier progreso hacia estas metas gemelas puedan ser, a la larga, sostenibles y que no se logren a costo del capita natural.

Para operacionalizar las metas gemelas, dos indicadores —el número de personas viviendo en extrema pobreza y el crecimiento de los ingresos del 40 por ciento más bajo—fueron introducidos con su adopción en abril de 2013.  Sin embargo medir el progreso hacia estas metas requiere una mejor comprensión de las dimensiones de sostenibilidad del progreso, con indicadores medibles.

"El Banco Mundial ha estado construyendo una base de datos global de medición de la riqueza integral a nivel de país desde los noventas. Pero este es el primer intento sistemático que incluye indicadores de riqueza en los negocios del Banco Mundial" dijo Glenn-Marie Lange, jefe del equipo de economía ambiental y políticas del Banco Mundial.

Promover el diálogo con los países

En años recientes, la demanda de análisis utilizando los indicadores de riqueza ha crecido y está ayudando a los países ricos en recursos naturales como Ghana, Guinea-Bissau, Indonesia, Liberia, Mauritania, Mozambique, Sierra Leona y Timor Occidental, entre otros, a administrar su capital natural, incluyendo minerales, bosques y pesca. Esto ha ayudado a fortalecer el diálogo del Banco Mundial con los países, acerca de relacionar el crecimiento económico y las estrategias de desarrollo sostenible.

Cada vez más, los países quieren y necesitan un crecimiento más verde e inclusivo, así como otras maneras de medirlo. Varios países están trabajando con la Contabilidad de la Riqueza y la Valoración de los Servicios de los Ecosistemas (WAVES), una alianza mundial liderada por el Banco Mundial, para incluir el valor del capital natural en sus cuentas nacionales y en la toma de decisiones económicas.

La Cartilla de Datos Verdes posee datos sobre otros sectores claves como agricultura, bosques, biodiversidad, energía y emisiones, agua y saneamiento, medio ambiente y salud y océanos. Desde que la publicación fue presentada en el 2000, ha ayudado a los países a obtener un panorama sobre su datos ambientales y a obtener una visión integral de sus economías.

Última actualización: Jun 05,2014