ARTÍCULO

Por qué los líderes empresariales apoyan la fijación del precio del carbono

Agosto 11, 2014

Image

Las industrias enfrentan varios riesgos provenientes del cambio climático. La infografía “Thirsty Energy” analiza la interdependencia entre la energía y el agua.


TITULARES
  • El cambio climático puede poner en riesgo las cadenas de suministro, la infraestructura y los recursos de los que dependen las empresas y, al mismo tiempo, décadas de avances en materia de desarrollo mundial.
  • Los líderes empresariales reconocen los riesgos. Varios de ellos han empezado a usar un “precio sombra” interno del carbono al tomar sus decisiones de inversión y como una manera de aprovechar las oportunidades.
  • Un número cada vez mayor de estos dirigentes se ha pronunciado a favor de las políticas de fijación del precio del carbono.

Las empresas que nos suministran cada día electricidad, transporte, bienes de consumo, e incluso aparatos electrónicos enfrentan los riesgos que plantea el cambio climático. La mayoría necesita un abastecimiento de agua confiable para los procesos de producción y la obtención de los productos. El clima y las temperaturas extremas pueden perjudicar su productividad y dañar sus cadenas de suministro y activos.

Los líderes empresariales entienden que el cambio climático puede tener un impacto económico real, y que sus actuales modelos de negocios pueden no ser rentables en un planeta 4°C más cálido. También ven que la innovación puede ser una oportunidad para contribuir a un futuro con menos contaminación. 

Varias empresas mundiales, como Google, Wal-Mart y Shell, han empezado a usar un “precio sombra” (i) de las emisiones de gases de efecto invernadero en la planificación de sus inversiones para ayudar a evitar riesgos y encontrar oportunidades que permitan aumentar la eficiencia energética y de los recursos, reducir las emisiones, y obtener ventajas competitivas. Sin embargo, un precio interno del carbono usado por líderes participativos no hará avanzar a toda una industria hacia prácticas más eficientes; un precio de las emisiones de carbono a nivel sectorial —o de toda la economía— sí lo hará.

En unos 40 países y más de 20 ciudades, estados y provincias, estas empresas y otras también aplican un precio oficial de las emisiones que se establece o planifica para sectores o economías enteras a través de impuestos sobre el carbono o mercados de carbono. Ese precio del carbono, como se denomina con frecuencia, da una señal económica consistente de que la inversión en crecimiento con bajo nivel de emisiones de carbono puede resultar conveniente para todos.

Los líderes empresariales cada vez más se pronuncian a favor de la ampliación de esas políticas de fijación del precio del carbono.

Más de 250 empresas han manifestado su apoyo a una declaración—promovida por el Grupo del Banco Mundial y algunos asociados, entre ellos el Foro Económico Mundial, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y el Grupo de Líderes Empresariales que respalda el príncipe de Gales—, en la cual se alienta a los Gobiernos a explorar métodos de fijación del precio del carbono y establecer sus propios precios previsibles del carbono. 

Flexibilidad, innovación y eficiencia

El gigante energético GDF Suez considera que la fijación del precio del carbono es una forma eficaz en función de los costos de enfrentar el cambio climático, al permitir  que las empresas elijan la manera de reducir sus emisiones. La multinacional, con sede en Francia, opera en unos 70 países de los cinco continentes, algunos de los cuales cuentan con sistemas de fijación del precio del carbono. Como una manera de posicionarse para el futuro, la empresa está desarrollando decididamente recursos energéticos renovables para reducir su huella de carbono, una medida que la ha colocado a la vanguardia del sector.

“En GDF Suez apoyamos la fijación del precio del carbono porque creemos que hay una necesidad de abordar los riesgos relacionados con el cambio climático, y respaldamos las medidas tendientes a la reducción de las emisiones de una manera más rentable. Estamos a favor de los enfoques basados ​​en el mercado y el comercio de emisiones que permite a las empresas la flexibilidad de poder reducir cuándo y dónde tenga más sentido desde el punto de vista comercial”, indicó la compañía al agregar su nombre a la declaración pública que alienta a los Gobiernos de todo el mundo a fijar el precio del carbono. 

KDF Energy de Rumania, otra empresa que apoya la mencionada declaración, señaló que “la fijación del precio del carbono mejora la eficiencia de la economía, y es una señal para las inversiones en el crecimiento económico con bajo nivel de emisiones de carbono y capacidad de adaptación”.

La empresa de software Microsoft, que usa precios sombra del carbono, describió beneficios similares de su modelo interno de cuota de carbono. Explicó que el mecanismo interno de fijación del precio proporciona la justificación para priorizar la eficiencia en todos los niveles de la organización. “Nos hemos dado cuenta con el tiempo que cuanto más podamos integrar los objetivos de sostenibilidad en toda la empresa, en mejor posición estaremos para dar respuesta a las cambiantes condiciones económicas, sociales y ambientales. Nuestro modelo de cuota de carbono respalda una cultura de innovación y eficiencia”, dijo Microsoft al Proyecto de Divulgación sobre el Carbono (CDP, por sus siglas en inglés) en un reciente informe  (i) sobre la fijación interna del precio del carbono.



" Tenemos que lograr que los Gobiernos ayuden a crear un entorno que sea favorable para superar los grandes desafíos de sostenibilidad que enfrenta el mundo "

Unilever



Inversionistas

La transparencia y la sostenibilidad son importantes para los inversionistas. La fijación del precio del carbono ayuda a sacar a la luz el riesgo de los activos inmovilizados y asocia los daños causados ​​por la quema de combustibles fósiles con las fuentes, costos que rara vez se reflejan en los precios de las acciones en la actualidad.

“Además de fomentar las inversiones que producen bajo nivel de emisiones de carbono, la fijación del precio de este elemento también ofrece a los inversionistas un incentivo para, por ejemplo, alejarse de las carteras de inversiones con altas emisiones de carbono, ya que tienen una visión más clara del costo económico de tener activos con altos niveles de carbono”, indicaron cuatro grupos de inversionistas de Europa, Asia, Australia y América del Norte en un artículo publicado recientemente en línea. “El mejoramiento y la ampliación de la fijación del precio del carbono de una manera permanente son fundamentales para un futuro energético con bajos niveles de emisiones de carbono”. 

El Fondo de Pensiones del Servicio Público de Francia (ERAFP, por sus siglas en francés) propone que las empresas informen su huella de carbono como un valor representativo para evaluar cómo se están preparando para enfrentar el cambio climático.

“Suponiendo que, como resultado, sería de interés para cualquier empresa recaudar el mayor ingreso posible por la menor huella de carbono, la presión aumentaría para una revisión posterior de los modelos de negocios de las empresas”, escribe el ERAFP en apoyo de la declaración de fijación del precio del carbono. “Nunca podremos recalcar lo suficiente cuán importante es ser transparente”.

Pequeñas empresas

Las pequeñas empresas también están preocupadas por el cambio climático; tienen menos recursos para soportar, recuperarse o adaptarse a los fenómenos meteorológicos extremos. El American Sustainable Business Council (ASBC) trabaja con pequeñas empresas y considera valiosa la adecuada fijación del precio de la quema de combustibles fósiles y el uso de los ingresos para reducir los impuestos en otros lugares.

“Mediante la devolución de parte de los ingresos a las personas de ingresos más bajos, la fijación del precio del carbono en realidad beneficia a las pequeñas empresas que sirven a este segmento de consumidores”, señaló (i) el ASBC. “Enfrentar la crisis climática no solo evitará una catástrofe económica, sino que puede servir como una fuente de innovación, de creación de empleo y de generación de beneficios económicos y en materia de competitividad a nivel internacional”. 

Un modelo similar se usa en la provincia canadiense de Columbia Británica (i) desde 2008, cuando se estableció un impuesto sobre las emisiones procedentes de los combustibles fósiles —que se paga cuando se echa bencina y en las cuentas de electricidad— pero luego recortó los impuestos empresariales y personales y agregó un crédito impositivo para personas de bajos ingresos con el fin de proteger a los pobres. El enfoque neutral con relación a los ingresos llevó a una de las tasas de impuesto sobre la renta más bajas en Canadá y redujo las emisiones de la provincia. 

Temas relacionados con la participación del sector privado

El Grupo del Banco Mundial ha estado trabajando con los líderes empresariales para incrementar las inversiones en proyectos de energía limpia y desarrollo con bajas emisiones de carbono, y reconoce el valor de la fijación del precio del carbono para estimular ese cambio.

La participación del sector privado es fundamental. El cambio climático amenaza con provocar retrocesos en décadas de avances en materia de desarrollo en todo el mundo y pone en mayor riesgo a los más pobres y vulnerables. El dinero público por sí solo no será suficiente para que el mundo gire hacia un crecimiento con bajas emisiones de carbono que permita reducir las emisiones a niveles más seguros. Cerca de dos tercios (i) del financiamiento para los proyectos actuales de mitigación del cambio climático, como el desarrollo de energías renovables y la expansión de la eficiencia energética, provienen del sector privado, y el total conjunto está muy por debajo de la inversión que se necesita. 

Resolver los desafíos del cambio climático requerirá la participación tanto del sector público como del sector privado. 

La empresa mundial de productos de consumo Unilever describió el vínculo y el efecto en las empresas de bienes de consumo que tiene el apoyo a la declaración de la fijación del precio del carbono: “Muchos de los impactos de nuestras operaciones no los podemos controlar, así que tenemos que lograr que los Gobiernos ayuden a crear un entorno que sea favorable para superar los grandes desafíos de sostenibilidad que enfrenta el mundo”.