ARTÍCULO

Cómo provocar el cambio de comportamiento: El papel de los niños en el desarrollo

Junio 18, 2015


Image

Desde Plaza Sésamo, la embajadora mundial de la salud Raya y el experto en matemáticas el Conde Contar visitaron la sede del Banco Mundial.

Characters © Sesame Workshop. All rights reserved. Photo © Simone D. McCourtie/World Bank

TITULARES
  • El Banco Mundial está conversando con Plaza Sésamo para aprender más sobre cómo provocar el cambio de comportamiento en áreas como el acceso al saneamiento y a la higiene.
  • Raya, un nuevo personaje creado específicamente para la campaña WASH de Plaza Sésamo (agua, saneamiento e higiene), va a diversos países y les enseña a los niños, capacitándolos para que enseñen en sus comunidades acerca de hábitos saludables.
  • Terminar con la defecación al aire libre significa más que construir retretes e infraestructura. Significa enseñarles a las comunidades que el buen saneamiento significa una mejor salud.

Para terminar con la pobreza en 2030, todos necesitan hacer su parte, incluso los niños. Y pueden comenzar por hacer caca en el inodoro y lavarse las manos.

Ese fue el mensaje que Raya, embajadora mundial de la salud de Plaza Sésamo, trajo a la sede del Banco Mundial esta semana.

No todos tienen acceso a un retrete, por supuesto. De hecho, 2500 millones de personas no lo hacen. Y algunas personas no usan los inodoros aunque estén disponibles, haciendo que el saneamiento sea uno de los desafíos más grandes que enfrentan algunos países en desarrollo.  

El miércoles, el Banco Mundial realizó un  evento con los personajes de Plaza Sésamo, la antigua serie de TV cuyos queridos títeres se han convertido en iconos mundiales. Raya, una de sus más nuevas integrantes, es una muñeca verdiazul cuya misión es enseñarles a los niños jóvenes sobre la defecación al aire libre, o, como a ella le gusta decirlo, sobre “hacer caca afuera”. Su personaje fue creado específicamente para la campaña WASH (agua, saneamiento e higiene) de Plaza Sésamo. Ella pasa mucho tiempo en países como Bangladesh, Nigeria e India, enseñándoles a los niños acerca de temas como hacer caca en un retrete, lavarse las manos y usar agua potable.

Raya, su amigo el Conde Contar, el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, y el presidente y director general de Sesame Workshop, Jeffrey D. Dunn, conversaron con un grupo de empleados y preescolares sobre el rol que juegan los niños en el desarrollo. 

“No se trata solamente de construir inodoros", dijo Kim. “Es muy importante tener retretes. Pero el verdadero tema es el cambio de comportamiento”.

Esta es la inusual alianza entre el Banco Mundial y Plaza Sésamo.  Como el mayor educador informal de niños, que alcanza a 156 millones de infantes en todo el mundo en más de 150 países, Plaza Sésamo es más que un programa de TV educativo. Es un instituto de aprendizaje conducido por la investigación que apunta al desarrollo temprano de la niñez.

Una de sus áreas centrales es mejorar los comportamientos en relación con el agua, el saneamiento y la higiene enseñándoles a los niños de 3 a 8 años y a las personas a cargo a incorporar conductas sanas en sus vidas diarias. Con la capacidad del Banco Mundial de construir el tipo de infraestructura que se necesita para darles a esas 2500 millones de personas acceso a retretes, ésta es una pareja poderosa. O, como lo plantea Dunn, “nosotros somos el software y el Banco Mundial es el hardware”.



" No se trata solamente de construir inodoros. Es muy importante tener retretes. Pero el verdadero tema es el cambio de comportamiento.  "
Image

Jim Yong Kim

President, World Bank Group

Image

El presidente y director general de Sesame Workshop, Jeffrey D. Dunn, y el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, miran el show.

Simone D. McCourtie/World Bank

Kim espera que la alianza del Banco Mundial con Plaza Sésamo se extienda más allá del saneamiento. “Yo veía Plaza Sésamo cuando era niño, y durante los últimos 15 años  —tengo hijos de 15 años y de 6 años— he estado viendo Plaza Sésamo casi diariamente. Y les puedo decir que la cuidadosa combinación que ellos hacen de temas importantes que se centran en la cohesión social y la amabilidad, y esto incluyéndolos a todos, son mensajes que han tenido un impacto enorme en mis hijos, e incluso en mí mismo. Esperamos trabajar con Plaza Sésamo no solo en el tema del agua y del saneamiento, sino que de manera mucho más amplia, porque ellos proporcionan el tipo de mensajes que queremos apoyar y deseamos amplificar para perseguir nuestros dos objetivos de poner fin a la pobreza extrema e impulsar la prosperidad compartida”.     

“Desde el punto de vista educativo, los años entre el nacimiento y los 5 años son los más importantes de la vida de una persona”, dice Dunn. “Si para cuando cumplen 5 años los niños están atrasados, si a esas alturas no conocen las letras y los números, no se van a poner al día prácticamente nunca, por el resto de su vida”.

“No  se trata solo de la pérdida de bienestar y de ingresos durante los días en que las personas están enfermas”, señaló el director superior de Prácticas Mundiales de Agua, Junaid Ahmad. “Los estudios demuestran que la falta de saneamiento perjudica al crecimiento físico y la capacidad cognitiva de aprender, estancando a las personas en la pobreza por generaciones”.

Terminar el ciclo de la pobreza extrema comienza con el cambio del comportamiento. “Si quieres cambiar el mundo, comienza con un niño”, dice Dunn. Enseñarles a los niños sobre el buen saneamiento es un perfecto punto de partida para colocar el poder del futuro de un niño, literalmente, en sus propias manos.


Api
Api