ARTÍCULO

Bosques nativos: Talar menos para vivir mejor

Febrero 18, 2016


World Bank Group

Argentina busca soluciones a la deforestación junto con las comunidades más dependientes de los bosques

Aproximadamente el 11% del territorio de Argentina está cubierto de bosque natural, lo que equivale a unas 31 millones de hectáreas. De éstas, dos tercios se encuentran en la ecorregión del Chaco.

Sin embargo, la deforestación de la zona amenaza a la rica biodiversidad y la sostenibilidad de los bosques de los cuales las comunidades locales dependen para su subsistencia.

Para ello, la iniciativa “Bosques nativos y comunidad” apoyará la implementación de planes de manejo forestal sustentable y el desarrollo de proyectos productivos que beneficiarán a 150.000 pequeños productores y sus familias.

Peter Jipp, ingeniero forestal del Banco Mundial, explica más sobre la importancia de esta iniciativa.

Pregunta: ¿Cuál es el objetivo del proyecto Bosques nativos y comunidad?

Respuesta: En las provincias de Salta, Chaco y Santiago del Estero, el 70% de las comunidades rurales vive por debajo de la línea de pobreza y los bosques son su fuente de sustento. De hecho, el 90% de los productos madereros argentinos vienen de esta zona.

Este proyecto busca proteger tanto a los bosques como a las comunidades que dependen de ellos. Así, además de mejorar la gestión de los recursos naturales para promover su uso sustentable, la iniciativa incrementará el acceso de estos productores a los mercados y a los servicios básicos para mejorar su calidad de vida.

Pregunta: ¿Cuál será el impacto ambiental?

Respuesta: Entre 2006 y 2011 se desmontaron más de 1,5 millones de hectáreas de bosques nativos debido a la expansión de la frontera agropecuaria y la explotación ilegal. Se prevé que este proyecto ayudará a minimizar esta degradación y deforestación, reemplazándola con una gestión sostenible. Esto impactará de forma positiva en la conservación de la biodiversidad, la reducción de la erosión de los suelos y mejorar la hidrología de la zona.

En esta región la quema es la forma más popular de desmontar el bosque. Evitar que esto continúe  conllevará reducciones en las emisiones de carbono y mejoras en la capacidad del bosque para almacenar el carbono. La reducción del consumo de leña al nivel de la familia a través la introducción de cocinas limpias de leña también tendrá un impacto positivo al disminuir la presión en las áreas críticas del bosque además de mejorar el ambiente del hogar.  


" Se prevé que 50 mil personas de comunidades adyacentes y dentro de los bosques gozarán de mayores ingresos y otros beneficios no monetarios. "

Peter Jipp

Ingeniero forestal del Banco Mundial

Pregunta ¿Cuáles son las herramientas que se utilizarán para hacer esto realidad?

Respuesta: Aumentar la participación de las comunidades locales en la gestión del bosque es clave y para lograr esto expandiremos el acceso al Fondo para los Bosques que estableció el gobierno de Argentina para apoyar la implementación de mejoras en la protección de los bosques y el aprovechamiento de los bosques nativos.

Además la introducción de cocinas limpias aumentará la eficiencia de las cocinas personales y reducirá el consumo de leña a nivel del hogar. Nuevos sistemas para monitorear y controlar los bosques proveerán alertas tempranas y mejorará el control de la tala ilegal y el transporte de madera.

Pregunta: El Chaco es una de las regiones más pobres de la Argentina, ¿cómo mejorará este proyecto la calidad para las comunidades locales?

Respuesta: Se prevé que 50 mil personas de comunidades adyacentes y dentro de los bosques gozarán de mayores ingresos y otros beneficios no monetarios. El uso más eficiente de los recursos naturales creará mayor productividad  además de agregarles más valor, y las mejoras en el acceso a los mercados conllevarán incrementos en sus ingresos.

Pregunta: ¿En cuáles comportamientos y actitudes se enfocará este proyecto?

Respuesta: A través del proyecto queremos aumentar conocimientos sobre los bosques y las inversiones en su protección y gestión. Para cuando termine la iniciativa, buscamos también duplicar el acceso de las comunidades pequeñas que dependen de los bosques a los recursos que la Argentina pone a disposición mediante el Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos. 

Hoy en día en esta región la leña es aún utilizada para cocinar, lo cual puede provocar enfermedades crónicas en las mujeres y los niños por el humo que respiran además de impactar fuertemente el medio ambiente por la tala del bosque. Así, como parte integral de promover la sostenibilidad, este proyecto trabajará para aumentar el uso de cocinas mejoradas para aumentar eficiencia, reducir el consumo de leña y mejorar la calidad del aire dentro de la casa.

Pregunta: ¿Cómo está relacionado este proyecto con otros temas medioambientales en Argentina hoy en día?

Respuesta: En París, Argentina se comprometió a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Este proyecto ayudará al país a lograr estas Contribuciones Previstas Determinadas a Nivel Nacional (CPDNs). La región ecológica del Chaco ha sufrido pérdidas tremendas de la cubierta forestal y la biodiversidad en los últimos años y este proyecto busca a reducir esta tendencia.

Además hay más concientización de parte de los consumidores globales que quieren evitar la compra de materias primas que provocan la deforestación.  Así, este proyecto ayudará a Argentina a mantener el acceso a los mercados internacionales a través la implementación de leyes locales de conservación de los bosques.

Pregunta: ¿Se puede replicar este proyecto en otras regiones de la Argentina o incluso en otros países latinoamericanos?

Respuesta: Por supuesto, en el mediano plazo vamos a implementar esta iniciativa en las provincias de Misiones y Jujuy pero si el modelo gana un apoyo amplio, puede ser implementado más extensamente dentro del Chaco, incluso en Paraguay y Bolivia. 


Api
Api