ARTÍCULO

Mapa de pobreza ayuda a damnificados por el terremoto de Ecuador

Abril 26, 2016


Image

Luis Napa y su perro "Pelusa" juegan en el estadio de Pedernales, Ecuador, mientras un helicóptero del Ejército deja ayuda humanitaria.

Paul Salazar / Banco Mundial

Seis provincias, que albergan a más de 6 millones de habitantes, han sido declaradas en emergencia. ¿Dónde priorizar la ayuda?

Después de un terremoto como el que sacudió a Ecuador el pasado 16 de abril, que dejó más de medio millar de muertos y unos 30.000 damnificados, la prioridad inmediata es la ayuda. A la destrucción de más de 1.000 edificaciones, entre ellas 280 escuelas, siguen las evaluaciones de los daños y cuánto debe destinar el país en tiempo y recursos para que las zonas afectadas vuelvan a la normalidad.

¿Cómo decidir dónde empezar a trabajar?

Existen varias herramientas que sirven para ayudar a identificar cuáles son las zonas más vulnerables, una de ellas es el recién lanzado mapa de pobreza de Ecuador, un reporte del Banco Mundial con información estadística sobre cómo está distribuida la pobreza en el país. Ana María Oviedo, economista senior de la práctica global de Pobreza del Banco Mundial explica en esta entrevista de qué se trata esta herramienta y cómo puede utilizarse.

Pregunta: ¿Qué es un mapa de pobreza?

Respuesta: Es una estimación del porcentaje de pobres en la población total a un nivel muy desagregado, geográficamente muy pequeño. En el caso de Ecuador, el espacio geográfico político más pequeño se denomina parroquia y puede ser urbana o rural. En un nivel superior están el cantón y posteriormente la provincia. Un mapa de pobreza permite estimar la cantidad de personas que viven por debajo de la línea de pobreza moderada y pobreza extrema a nivel de parroquias, cantones y provincias. Usualmente, los mapas de pobreza sirven para que los programas sociales, en sus primeras etapas, delimiten las áreas geográficas que van a cubrir para llegar a los más pobres.

Por ejemplo, en la provincia de Manabí, en el cantón de Manta, uno de los más afectados por el reciente terremoto, a primera vista para la población de más de 225.000 habitantes, la incidencia de pobreza en 2014 era del 18%. No obstante, al desarrollar el mapa de pobreza dividido por parroquias, se puede ver que son las parroquias de San Lorenzo y Santa Marianita las más pobres, donde a pesar de tener poco más de 2.600 habitantes en cada una, la incidencia de pobreza es del 44% y el 39%, respectivamente, lejos del promedio del 18% del cantón.

P: ¿Cómo se arma un mapa de pobreza?

R: Se utiliza el último censo de la población y se combina con la encuesta de consumo a nivel de hogares denominada Encuesta de Condiciones de Vida para hacer una estimación de la incidencia de pobreza a un nivel detallado. Se hace una proyección para dibujar un mapa de pobreza en las zonas estudiadas.

P: ¿Cada cuánto tiempo se hace un mapa de pobreza?

R: Se requiere que los datos no sean muy antiguos. En el Perú, por ejemplo, las encuestas del consumo de hogares se hacen anualmente, más no los censos, pero hay otras bases de datos que complementan esta información. De esta forma, en el último Mapa de Pobreza del país, no se utilizó el censo poblacional del 2007 sino la información del Sistema de Focalización de Hogares (SISFOH) del 2013. En Ecuador, las encuestas de consumo de hogares son menos frecuentes y resulta un poco más complicado armar el Mapa de Pobreza, pero éste siempre se hace con el censo más reciente que se tenga. En el caso de Ecuador se usó el censo poblacional del 2010.

P: ¿En qué puede servir esta herramienta a organizaciones de ayuda como la Cruz Roja?

R: En el caso de un desastre natural, si bien el área afectada es clara, algunos organismos buscarán entrar prioritariamente en zonas donde hay mayores pérdidas humanas o materiales. Usualmente son las zonas pobres las más expuestas a estos desastres. Además, presentan peores condiciones de vivienda, menor acceso a servicios y eso los hace mucho más vulnerables a cualquier tipo de catástrofes. Estos espacios son los primeros en la lista para las actuaciones de rescate y de ayuda.

El Mapa de Pobreza permite que cualquier institución u organización focalice sus actuaciones. En este caso, la Cruz Roja necesita actuar pero no necesariamente en todas las zonas afectadas, entonces, bajo ciertos criterios, el mapa de pobreza le permite enfocarse y priorizar las áreas donde va a trabajar.

Por ejemplo, el cantón de Perdenales es uno de los que más ha sufrido con el terremoto y el 90% de su comercio ha sido afectado, según la Secretaría de Gestión de Riesgos de Ecuador. El cantón, con una población de 54.000 habitantes, tiene una incidencia promedio de pobreza del 54%. Por otro lado, en Cojimíes, su segunda parroquia más grande, la incidencia de pobreza es superior, llegando al 65%. Este dato es clave para saber dónde podría priorizarse la ayuda.

P: ¿Cómo se planifican las actividades de respuesta frente al mapa de pobreza?

R: El Mapa de Pobreza sólo brinda información sobre el consumo de las personas por debajo de las líneas de pobreza. Para tener una idea clara de las carencias de la población, éste se complementa con el Mapa de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), que brinda una mejor explicación acerca de las condiciones en las que viven las personas: hacinamiento, acceso a agua y saneamiento, electricidad, material de la vivienda adecuado o no, etc. Ambos mapas brindan mayor información, por ejemplo, para que un trabajo de saneamiento empiece por la zona con mayor carencia de este servicio.

La planificación depende de la organización que usará el Mapa de Pobreza y/o de necesidades básicas insatisfechas. La Cruz Roja, probablemente, va a realizar trabajos de salud para lo cual hay información específica en ambos mapas. De este modo podría priorizar su labor de forma geográfica.


Api
Api