ARTÍCULO

El nuevo Marco Ambiental y Social

Agosto 05, 2016


Image

Protegiendo a los pobres y el medio ambiente en los proyectos de inversión del Banco Mundial

El desarrollo económico depende en parte de proporcionar infraestructuras y servicios que mejoren la calidad de vida de las personas, ampliando sus oportunidades económicas. Este desarrollo abarca tanto a una carretera que le permite a un productor rural llevar sus productos al mercado, acceso a electricidad para que los hospitales puedan refrigerar sus medicamentos y los jóvenes hacer su tarea escolar a la noche, proporcionar agua potable para reducir la incidencia de enfermedades transmitidas por el agua fácilmente evitables que causan la muerte de alrededor de 1400 niños por día, o acceso a instalaciones locales como escuelas, clínicas o centros comunitarios.

Los gobiernos en países en desarrollo muchas veces recurren al Banco Mundial para ayudar a financiar infraestructura y servicios. Nosotros financiamos estos proyectos porque sabemos que pueden ayudar a reducir la pobreza y mejorar las condiciones de vida, algo central a la hora de lograr los objetivos del Banco Mundial de erradicar la pobreza extrema y promover la prosperidad compartida.

Una pieza fundamental de nuestros trabajo en proyectos de inversión es el de ayudar a asegurar resguardos muy sólidos para las personas y el medio ambiente. Ayudamos a esto a través de políticas —muchas veces llamadas “salvaguardias”— que sirven para identificar, evitar y minimizar el daño a las personas y el medio ambiente. Estas políticas requieren que los gobiernos prestatarios aborden ciertos riesgos ambientales y sociales para poder recibir el apoyo del Banco para sus proyectos de inversión.

Ejemplos de estos requisitos incluyen la realización de una evaluación de impacto ambiental y social, un proceso de consulta con las comunidades afectadas respecto a potenciales impactos del proyecto, y el restablecimiento de los medios de vida de las personas desplazadas. Las salvaguardias del Banco Mundial son ampliamente reconocidas como una forma efectiva de asegurarse que las preocupaciones ambientales y sociales, así como las voces comunitarias, estén representadas en el diseño e implementación de nuestros proyectos.


La nueva normativa refleja un mundo cambiante

El mundo ha cambiado desde que la primera de nuestras salvaguardias fuese elaborada hace más de 20 años. El 4 de agosto de 2016, el Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó un nuevo Marco Ambiental y Social (MAS) para ayudar a proteger a las personas y el medio ambiente en los proyectos de inversión que financia. Este esfuerzo es apenas uno de un conjunto de iniciativas clave, incluidas la reforma en adquisiciones y las estrategias climática y de género, recientemente llevadas a cabo por el Banco para mejorar los resultados en términos de desarrollo.

El MAS responde a los nuevos y variados requisitos y desafíos que han surgido en torno al desarrollo con el tiempo. La experiencia y capacidades de muchos prestatarios han mejorado y nuestros requisitos han sido actualizados para reflejar las realidades del presente.

Este marco mejorará los resguardos para las personas y el medio ambiente e impulsará el desarrollo sostenible a través del desarrollo de capacidades y fortalecimiento institucional y el sentido de propiedad de los países. También mejorará la eficiencia tanto del Prestatario como del Banco.

El marco coloca a los resguardos ambientales y sociales del Banco Mundial en mayor armonía con los de las demás instituciones para el desarrollo, presentando importantes avances en áreas como transparencia, no discriminación, inclusión social, participación pública y rendición de cuentas —incluido un papel más amplio para los mecanismos de reparación de reclamos. El marco ayuda a asegurar la inclusión social, mientras que hace referencia explícita a los derechos humanos en su declaración general de principios.

Para respaldar este nuevo marco —y cumplir con requisitos adicionales de control— el Banco Mundial incrementará significativamente el financiamiento de estas salvaguardias.

El fortalecimiento de los sistemas nacionales en los países prestatarios fue identificado como uno de los objetivos de desarrollo clave por parte del Banco Mundial y la mayoría de sus accionistas. En línea con este objetivo, el marco pone un mayor énfasis en el uso de marcos para prestatarios y desarrollo de capacidades, con el objetivo de lograr instituciones prestatarias sostenibles y una mayor eficiencia.

Los resguardos adicionales incluidos en el marco, que sientan un precedente dentro del Banco Mundial, incluyen resguardos exhaustivos en términos laborales y de condiciones de trabajo y medidas de salud y seguridad comunitarias que abordan la seguridad vial, respuesta ante emergencias y mitigación de desastres. También incluye la responsabilidad de incluir la participación de la parte interesada a lo largo del ciclo del proyecto, y un principio de no discriminación potenciado por una nueva Directiva Obligatoria del Banco Mundial que hace una lista de grupos vulnerable y desfavorecidos, exigiendo explícitamente al personal a ayudar al prestatario a considerar, mitigar y gestionar asuntos relacionados. 

El marco derivará en mejores —y perdurables— resultados de desarrollo. Proporciona mayor cobertura y acceso, beneficiando a más personas, en especial grupos vulnerables y desfavorecidos. El marco promueve el desarrollo sostenible al considerar un mayor rango de riesgos ambientales y sociales y sus potenciales impactos, y también fomentando la gestión sostenible de los recursos naturales vivos. Los medios de vida estarán más protegidos al incluir resguardos y mejorar las condiciones de vida de las personas desplazadas en los proyectos. El marco fomentará la resiliencia al exigir medidas de preparación ante emergencias para estar alertas ante impactos inesperados y al considerar los impactos del cambio climático, requiriendo medidas para abordarlo.

Instrucciones del Directorio

El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial, respondiendo en parte a un informe de 2010 del Grupo de Evaluación Independiente (IEG, por sus siglas en inglés) del Banco Mundial, ordenó a la dirección: revisar las políticas de salvaguardia existentes para incrementar la cobertura y armonización a lo largo del grupo del Banco; mejorar las capacidades, responsabilidad y sentido de propiedad de los clientes; fortalecer la supervisión de salvaguardias, monitoreo, evaluación para asegurar la implementación rigurosa de nuestras políticas; y mejorar los sistemas e instrumentos de rendición de cuentas y reparación de reclamos.

Última actualización: Ago 04, 2016


El nuevo Marco Ambiental y Social es el resultado del mayor proceso de consulta jamás llevado a cabo por el Banco Mundial. Durante casi cuatro años, cooperamos de manera intensiva con las partes interesadas del Banco Mundial, incluidos países miembro, organizaciones de la sociedad civil de países desarrollados y en desarrollo, el mundo académico, expertos en desarrollo y más. El personal del Banco viajó a 63 países, incluidos 50 países prestatarios, y las reuniones de consulta tuvieron en total casi 8000 participantes en sus tres fases.

Los comentarios derivados de estas consultas, junto a las presentaciones escritas que se recibieron, elevaron el debate en torno a este importante asunto del desarrollo y orientó la elaboración del nuevo Marco Ambiental y Social del Banco Mundial.

Este ha sido un proceso dinámico. Como cooperativa global de 189 países, todos trabajaron muy duro en la elaboración de políticas sostenibles que puedan servirles a nuestros miembros y que mejoren los resultados en términos de desarrollo.

Confiamos en que nuestro Directorio Ejecutivo, quien tiene la palabra final respecto a todas las políticas del Banco Mundial, haya tomado una decisión que refleja nuestra misión de proteger a las personas más pobres y vulnerables del mundo, así como el medio ambiente. 

Próximos pasos

El Banco Mundial ahora dará inicio a un período intensivo de preparación y capacitación (12-18 meses) para estar listo frente a la transición hacia el nuevo marco, que está previsto entre en vigor a comienzos de 2018. La implementación se centrará en: apoyar y fortalecer las capacidades de los prestatarios; capacitar al personal del Banco y Prestatarios en la implementación del marco; fortalecer los sistemas de gestión de riesgos ambientales y sociales del Banco; y fortalecer las alianzas estratégicas con nuestros socios en el desarrollo.

Se espera que los actuales resguardos del Banco Mundial operen en paralelo al MAS por alrededor de siete años para así regir los proyectos aprobados antes de la puesta en marcha del nuevo MAS.   

Última actualización: Ago 05, 2016


Api
Api