ARTÍCULO

La luz al final del camino: Afganos en situación de extrema pobreza tienen esperanzas de un futuro mejor

Agosto 22, 2016


Image

Una viuda comparte una sonrisa de agradecimiento. Mujeres como ella que no tienen otra fuente de ingreso se han beneficiado de este programa. Ahora son capaces de valerse por sí mismas y sus familias.

Foto: Rumi Consultancy / Banco Mundial

Story Highlights
  • La cría de ganado brinda a las familias rurales extremadamente pobres la oportunidad de procurarse el sustento y llevar adelante una actividad comercial.
  • El programa Centrar la Atención en los Más Pobres tiene como objetivo lograr que los participantes dejen de ser beneficiarios de los programas de protección social y desarrollen actividades generadoras de ingresos, y entren en contacto con programas de microfinanciamiento. La iniciativa forma parte del Proyecto de Acceso al Financiamiento en Afganistán, ejecutado a través del Mecanismo de Fomento a la Inversión en Microfinanzas dirigido a este país.
  • El mencionado proyecto está respaldado por la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Grupo Banco Mundial para los países más pobres.

Distrito de Nahr-e-Shahi, provincia de Balkh, Afganistán. Bibi Gul, de 40 años, toma a su vaca por el bozal y sonríe ante las palmadas de felicitación que le da un grupo de mujeres. Con la espalda inclinada hacia adelante, avanza a paso lento y con esfuerzo, y ubica a su vaca junto a una pared, al lado de varias otras mujeres que esperan a que les entreguen sus propias reses.

“Estoy muy contenta porque acabo de recibir una vaca”, cuenta. “Quiero cuidarla bien, así puedo mejorar mis condiciones de vida vendiendo sus terneros y su leche”. Bibi Gul vive en una casa con otros nueve familiares en el pueblo de Qezelabad, en el distrito de Nahr-e-Shahi, provincia de Balkh. Su vida había dado un gran vuelco cuando perdió a su esposo. Debido al estigma social, no puede trabajar fuera de casa. Lo único que la desvela es cómo alimentar a sus seis pequeños hijos. “Cuando una mujer, sobre todo una viuda, quiere trabajar fuera de casa, la gente la estigmatiza”, afirma. “Por eso no puedo salir a trabajar”.

Bibi Gul recibió la vaca a través del programa Centrar la Atención en los Más Pobres. Hoy es un día muy especial para ella, luego de un largo período lleno de dificultades. Le gusta hablar de “la luz al final del camino”. Espera trabajar y poder alimentar a sus hijos. “Quiero mejorar de a poco mis condiciones de vida cuidando esta vaca”, señala. “Si tengo la oportunidad, también voy a crear una pequeña empresa”.

El programa Centrar la Atención en los Más Pobres forma parte del Proyecto de Acceso al Financiamiento en Afganistán ejecutado a través del Mecanismo de Fomento a la Inversión en Microfinanzas para Afganistán (i). El proyecto apunta a fortalecer la capacidad institucional para ampliar el acceso de las microempresas y las pymes al crédito. Está respaldado por un monto de USD 50 millones, otorgado por la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Grupo Banco Mundial para los países más pobres.

A nivel nacional, el programa Centrar la Atención en los Más Pobres, que comenzó en 2015, ha brindado asistencia a 6725 familias. Tiene como objetivo lograr que los participantes dejen de ser beneficiarios de los programas de seguridad social y desarrollen actividades generadoras de ingresos, y entren en contacto con programas de microfinanciamiento. A partir de las enseñanzas recogidas de los programas piloto y la experiencia internacional, mediante el programa se brinda a los beneficiarios un paquete de insumos de tres años, incluida la transferencia de activos productivos (como ganado), la capacitación (trabajos prácticos y en el aula), la ayuda para la subsistencia (estipendio mensual como apoyo transitorio a los ingresos) y la atención primaria de la salud a través de trabajadores de la salud comunitarios.


Image

El programa TUP funciona en 4 distritos de la provincia de Balkh, donde una organización no gubernamental - Coordinación de la Asistencia Humanitaria (CHA, por sus siglas en inglés), ha sido contratada por MISFA para implementarlo.

Fotot: Rumi Consultancy / Banco Mundial

" De ahora en adelante voy a poder vivir mejor ocupándome de mi ganado y por lo menos voy a poder mandar a mis hijos a la escuela. "

Zainab

Beneficiaria del programa Centrar la Atención en los Más Pobres en el pueblo de Qezelabad

Image

El objetivo del proyecto es fortalecer la capacidad institucional para mejorar el acceso al crédito para las micro, pequeñas, y medianas empresas.

Foto: Rumi Consultancy / Banco Mundial

Crear oportunidades para mejorar las vidas

Se prevé que el programa Centrar la Atención en los Más Pobres se reproducirá con el apoyo del Banco Mundial en el marco del Proyecto de Acceso a las Finanzas en 20 distritos pertenecientes a cinco provincias y llegará a 7500 hogares (que representan alrededor de 52 500 personas) antes de su finalización en 2018.

El programa opera en cuatro distritos —Dehdadi, Dowlatabad, Kholm y Nahr-e-Shahi— de la provincia de Balkh y su implementación está a cargo de la organización no gubernamental Coordination of Humanitarian Assistance (CHA). Esta entidad fue contratada a través del Mecanismo de Fomento a la Inversión en Microfinanzas para Afganistán.

“Las ideas tradicionales del rol de la mujer en la sociedad ha hecho que muchas mujeres se quedaran en su casa y vivieran por debajo de la línea de la pobreza”, afirma Mohammad Rashed Sekandari, el coordinador de CHA en la provincia de Balkh. “Al distribuir ganado entre esas mujeres, les damos la oportunidad de mejorar sus condiciones de vida trabajando en su casa”.

Las mujeres que, como Zainab, de 45 años, no cuentan con otros medios para generar ingresos, se beneficiarán considerablemente del programa. Zainab, viuda y madre de tres hijos, espera que las cuatro cabras que recibió como beneficiaria del programa marquen el comienzo de un futuro mejor.

“Para comer, solíamos ir al desierto todos los días a recoger los restos de semillas del trigo cosechado con el agua de lluvia”, cuenta. “De ahora en adelante voy a poder vivir mejor ocupándome de mi ganado y por lo menos voy a poder mandar a mis hijos a la escuela”.



MULTIMEDIA



Bienvenidos