ARTÍCULO

Ponen en marcha nuevas evaluaciones para mejorar la salud en Argentina

Febrero 06, 2017

Image

 Los bebés de madres beneficiarias al Plan Nacer registraron un 74 por ciento menos de probabilidad de muerte.

Banco Mundial

La Pampa y Misiones son dos provincias muy distintas de Argentina: mientras Misiones es una de las provincias más pequeñas, más tropicales, y más visitadas por turistas de todo el mundo; La Pampa se caracteriza por sus extensas llanuras ideales para actividades agropecuarias y es una de las menos habitadas del país. Sin embargo, ambas enfrentan desafíos en brindar servicios de salud de calidad a su población y serán objeto de proyectos piloto innovadores que apuntan a mejorar la atención médica de las poblaciones más vulnerables. 

En particular, realizarán dos evaluaciones de impacto en el contexto del Programa Sumar, sucesor del Plan Nacer, que brinda servicios de salud en todo el país, a niños de 6 a 9 años, jóvenes de 10 a 19 años, y hombres y mujeres menores de 65 años.

“Necesitamos evaluar si las políticas destinadas a mejorar la salud de los beneficiarios están dando los resultados esperados,” dijo Christel Vermeersch, líder del equipo de evaluación en el área de salud del Banco Mundial. “Estos estudios nos permiten identificar problemas, realizar cambios y fortalecer el cuidado integral de la salud”, opina Vermeersch.

En La Pampa, la prueba se focalizará en la atención del médico a la mujer embarazada y a niños menores de 1 año a fin de asegurar la integralidad del cuidado durante toda la gestación y el primer año de vida. A través de un sistema de alertas informáticas, se buscará lograr el cumplimiento del protocolo de atención en esta etapa, que actualmente es muy bajo.

En el caso de Misiones, una de las provincias más pobres del país y con altos índices de mortalidad materno-infantil,  se planteó como desafío conocer cuál es la población de riesgo a cargo. Es decir, identificar y nominalizar a quienes viven en la zona de influencia de cada centro de salud. Así se contribuirá a detectar a aquellas personas que sufren hipertensión, diabetes y cáncer, además de embarazadas y niños para poder mejorar el seguimiento médico.


Otras experiencias midiendo resultados en salud

Evaluaciones previas del Plan Nacer en provincias del noreste y noroeste del país identificaron la reducción en casi una quinta parte de la probabilidad de nacimientos de bebés de bajo peso (menos de 2,5 kg). Además, los bebés de madres beneficiarias registraron un 74 por ciento menos de probabilidad de muerte. 

Una segunda evaluación de impacto se focalizó también en Misiones y tuvo como objetivo incrementar la proporción de mujeres embarazadas que realizan el primer control durante el primer trimestre. Durante los ocho meses de la prueba piloto se duplicó el pago de incentivos a las clínicas que realizaban el primer control antes de la semana 13.  El resultado fue que en las clínicas que recibían más incentivo, las mujeres concurrieron 1,5 semanas antes a control. La atención antes de la semana 13 aumentó así un 35 por ciento.

“Lo más interesante es que las mejoras en concurrencia se mantuvieron dos años después del fin de los incentivos. Esto demuestra que los centros de salud cambiaron su manera de trabajar”, dice Vermeersch. 


ÚLTIMAS NOTICIAS