ARTÍCULO Enero 10, 2018

Argentina profundiza la integración global como clave para su desarrollo

Image

Banco Mundial


Informe del Banco Mundial identifica grandes oportunidades para el país a través de una mayor participación en los mercados internacionales.

La ciudad de Buenos Aires se convirtió en el hub global de comercio a principios de diciembre de 2017. Con más de 160 ministros de comercio exterior reunidos en la ciudad para la 11° Cumbre Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), el debate de cómo integrar Argentina en el panorama del comercio global tomó un rol central en la agenda. Después de más de una década con un economía particularmente cerrada al comercio exterior, es un momento histórico para que el país reposicione su nueva imagen como un jugador comercial clave a nivel mundial.

En este contexto se presentó en BuenosAires un nuevo informe elaborado por Banco Mundial a pedido del Ministerio de Producción de la Nación que identifica oportunidades de crecimiento inclusivo para la Argentina a través de la integración en la economía mundial.

El informe “Fortaleciendo la integración de la Argentina en la Economía Global: Propuestas de política para comercio, inversión y competencia” detalla a profundidad el estado actual del comercio exterior, la inversión extranjera y la competencia; analiza los avances logrados hasta ahora con algunas políticas de apertura comercial; y propone reformas para impulsar el crecimiento y la productividad, creando al mismo tiempo mayor bienestar para los consumidores y oportunidades de mejores empleo. 

“Aún en esta turbulencia que estamos viviendo, existe una oportunidad para poder incorporarse inteligentemente al mundo”,opinó el Ministro de Producción, Francisco Cabrera, en la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), donde unas 200 personas participaron del debate entre funcionarios de gobierno, representantes de la OMC, y el sector privado. Cabrera resaltó el trabajo conjunto del Ministerio con el Banco Mundial, a la vez que valoró el informe como “un ancla analítica para entender dónde estamos parados y así poder tomar decisiones”.

Image

Según el informe, se calcula que la eliminación de los derechos de exportación incrementaría el PIB en por lo menos 1 por ciento, en relación a proyecciones económicas al 2020. Además, se estima que un tratado de libre comercio entre Mercosur y la Unión Europea aumentaría las exportaciones argentinas a Europa en un 80%, en relación a proyecciones económicas al 2030.

“Estamos convencidos de que para derrotar a la pobreza, Argentina necesita una profunda transformación productiva para llegar a ser un país desarrollado”, resaltó Miguel Braun, Secretario de Comercio de la Nación. El informe señala que los flujos comerciales han caído casi a la mitad durante la última década. Mientras los países a nivel mundial participan en promedio en 14 acuerdos de libre comercio, Argentina solo ha suscrito uno. El país tampoco recibe mucha inversión extranjera directa (IED). El valor de los flujos de IED solamente alcanzó 2 por ciento del PIB entre 2000 y 2015, por debajo del promedio de la región (3,6).

“Si una economía se mantiene cerrada al mundo, no logra una modernización, no logra los empleos de calidad que quiere y no logra los ingresos que necesita para erradicar la pobreza”, justificó Anabel González, Directora senior del área de Comercio y Competitividad del Banco Mundial.

Para asegurar un buen funcionamiento de los mercados domésticos, en beneficio de las poblaciones más vulnerables, el informe destaca la relevancia de complementar la apertura comercial con una política de competencia. Un caso llamativo en Argentina es que no se logran precios competitivos en los productos básicos, por ejemplo, entre 2010 y 2015, los alimentos fueron en promedio un 13% más altos en Buenos Aires que en otras capitales del mundo.

“Es claro que para mejorar los precios de los alimentos en Argentina, hay que cambiar las políticas de competencia”, opinó Robert Koopman, Economista Jefe de la OMC. Además, advirtió que los análisis que hizo el Banco, usando sus modelos y técnicas de simulación, deben tomarse como modelos y no como proyecciones. “Es muy importante que cuando lo miren no tomen los resultados como una predicción, sino como una contribución que ayuda a la formación de políticas”, analizó.

Por último, el Director Gerente de Growth Dialogue, Danny Leipziger, sostuvo que el trabajo del Banco Mundial “tiene un punto clave y es que las acciones de apertura en regulación para mejorar la competitividad tienen que ser coordinadas. El objetivo es hacer las reformas en conjunto; en otros países hay éxito con este método”, dijo.

Entre las medidas para avanzar en el camino de la integración, el informe propone secuenciar y coordinar reformas concretas dentro de las áreas de comercio, inversión y competencia. “Se necesitará que las instituciones coordinen e interactúen entre sí para que las iniciativas de reforma no solo sean concurrentes sino también coherentes e integrales desde el punto de vista del diseño”, señala el informe.



Api
Api