ARTÍCULO Mayo 15, 2018

Guinea: un joven emprendedor demuestra que es posible ser exitoso en la agricultura

Image

A diferencia de sus pares que trabajan en el sector minero, Ousmane decidió invertir en la agricultura cuando no pudo encontrar trabajo, porque “vio el potencial agrícola de la región”.

Foto: Vincent Tremeau/Banco Mundial


TITULARES

  • Ousmane Diallo se graduó de la universidad y posee tierras cultivables en una de las regiones más remotas de Guinea.
  • La producción de arroz de Ousmane aumentó gracias a la introducción de semillas y la capacitación proporcionadas por el Programa de Fomento de la Productividad Agrícola de África Occidental (WAAPP).
  • Este programa ha beneficiado a más de 120 000 personas, aumentando sus ingresos en un 30 %.

CONAKRI, 15 de mayo de 2018. Ousmane Diallo, de 35 años, se graduó de la universidad con un título en sociología. En la actualidad, es propietario de 8 hectáreas de tierras cultivables en Mandiana, uno de los lugares más remotos de Guinea, a unos 730 kilómetros al este de Conakri. En esa zona, existen varias empresas mineras y la minería artesanal proporciona ingresos a más del 80 % de la población local.

A diferencia de sus pares que trabajan en el sector minero, Ousmane decidió invertir en la agricultura cuando no pudo encontrar trabajo, porque “vio el potencial agrícola de la región”.

Image
Ousmane en sus 8 hectáreas de tierras cultivables. Foto: Vincent Tremeau/Banco Mundial


Cuando comenzó a cultivar en 2014, se centró en el arroz, el maíz y las verduras para satisfacer la alta demanda. Pero inicialmente tuvo malos resultados porque las semillas que plantó produjeron diferentes variedades de cultivos. Sin embargo, con el apoyo del Programa de Fomento de la Productividad Agrícola de África Occidental (WAAPP, por sus siglas en inglés), Ousmane produjo 2 toneladas de arroz por hectárea este año, en comparación con menos de la mitad de esa cifra (800 kilos) hace cuatro años.

En Guinea, el WAAPP posibilitó la adopción de nuevas variedades de cultivos, mejores prácticas de gestión de las cosechas y tecnologías para el procesamiento de alimentos a pequeña escala. También consolidó los sistemas nacionales de producción y distribución de semillas para asegurar la disponibilidad y el uso de semillas certificadas y de buena calidad.

El programa es un proyecto regional iniciado por la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) para apoyar la agricultura en dicha zona. El WAAPP se implementa en 13 países miembros con dos objetivos: crear y difundir mejores tecnologías agrícolas y aumentar la adopción de estas en las áreas agrícolas consideradas prioritarias.

Image
Con los ingresos agrícolas obtenidos, Ousmane diversificó sus actividades, y ahora es propietario de un negocio de envasado y distribución de agua. Foto: Vincent Tremeau/Banco Mundial


A partir de una donación inicial de USD 9 millones, el programa ha contribuido a mejorar las condiciones de vida de los productores de semillas generando un valor añadido bruto de 4 millones de francos guineanos (USD 440) en ingresos por hectárea de arroz por temporada.

En términos del impacto directo, el programa ha beneficiado a más de 120 000 personas, aumentando sus ingresos en un 30 %. Alrededor del 40 % de los beneficiarios son mujeres.

El programa tiene efectos indirectos más amplios, al crear la necesidad de tener trabajadores y artesanos locales más allá de las fronteras de Guinea. La transferencia de tecnología —como el uso de equipos para sancochar las semillas de arroz y así mejorar su calidad— ha generado 675 millones de francos guineanos (USD 74 000), aumentando la producción de arroz.

Image
Dos jóvenes trabajan en el negocio de envasado de agua de Ousmane. Él da empleo a más de una docena de personas. Foto: Vincent Tremeau/Banco Mundial


Se estima que las operaciones de comercialización del arroz han generado cerca de 10 000 millones de francos guineanos (USD 1,1 millones). El uso de mejores semillas ha producido un excedente de más de 85 000 toneladas de arroz sin descascarar por un valor de USD 14 millones, monto equivalente al 10 % de las importaciones de arroz anuales de Guinea.

Con los ingresos agrícolas obtenidos, Ousmane diversificó sus inversiones, e inició un negocio de envasado de agua y fabricación de hielo. Localizado cerca de Malí y el norte de Côte d’Ivoire, el pueblo de Mandiana suele tener un clima seco, con temperaturas de 40° C a la sombra. Ousmane obtuvo un préstamo de26 millones de francos guineanos (USD 2800) para comprar la máquina de envasado de agua, y ahora proporciona agua para beber a varias empresas mineras ubicadas en la zona.

Da trabajo de jornada completa a más de una docena de personas, y a otra docena le ofrece empleos estacionales.

Image
““Mi objetivo es inspirar y capacitar a otros jóvenes. La agricultura no es fácil; se necesita paciencia y valor”, dijo Ousmane, mientras trabajaba en su negocio de envasado de agua. Foto: Vincent Tremeau/Banco Mundial


“Al principio”, dijo, “no tenía experiencia ni recursos. Las personas pensaban que estaba loco por dedicarme a la agricultura, pero ahora les estoy probando que ellos estaban equivocados. Ahora estoy ampliando mis operaciones para hacerlas más industriales, y agregar la crianza de ganado. Mi objetivo es inspirar y capacitar a otros jóvenes. La agricultura no es fácil; se necesita paciencia y valor”.

Guinea está consolidando sus ganancias en el sector arrocero. No obstante, ha recibido un financiamiento adicional de USD 23 millones para ayudar a más personas en otras áreas, como el cultivo de mandioca, hortalizas y soja, y la crianza de ciclo corto de cabras y aves de corral, y la piscicultura.

El WAAPP proporciona métodos innovadores para impulsar el desarrollo sostenible y la agricultura eficiente en África.



Api
Api