ARTÍCULO Agosto 15, 2018

Una nueva generación de ilustradores dice No a la violencia de género

El Concurso de Ilustración de la Ley Maria da Penha, promovido por el Banco Mundial y la Cámara de Diputados de Brasil, premió a una nueva generación de artistas que ven en la diversidad y en la solidaridad el camino para dar más poder a las mujeres y enfrentar la violencia.

World Bank Group



Contra la violencia de género, la Ley Maria da Penha, que acaba de cumplir 12 años. Contra el miedo y la vergüenza que acompañan a las víctimas, una acogida generosa por parte de mujeres de todas las edades, razas y nacionalidades. Contra la tristeza del gris y la oscuridad, muchos colores, expresados en las más diversas técnicas.

El Concurso de Ilustración de la Ley Maria da Penha, promovido por el Banco Mundial y la Cámara de Diputados de Brasil, premió a una nueva generación de artistas que ven en la diversidad y en la solidaridad el camino para dar más poder a las mujeres y enfrentar la violencia.

Cuarenta y cuatro trabajos participaron en las categorías profesional (19) y aficionado (25). Los seis vencedores - condecorados en el Congreso Nacional - fueron elegidos por voto popular, en las redes sociales, donde también es fuerte el movimiento por más derechos y menos abusos en todas las esferas de la vida femenina.

En los grupos feministas de Facebook, por ejemplo, ilustradoras como Inaê Gouveia (primer lugar en la categoría profesional) y Melissa Saqueto (segunda en la categoría aficionado) ganaron votos e incentivos. "Durante la universidad, los profesores presentaban pocas referencias de artistas mujeres. Un concurso como este, con un tema en el que tenemos tantas vivencias, es importante para engrandecer nuestro trabajo y la ilustración como un todo", comenta Inaê, estudiante de artes visuales de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG).

Las ilustraciones ganadoras se publicarán en cartillas sobre derechos de las mujeres, a ser producidas en asociación con la Orden de los Abogados de Brasil (OAB) y distribuidas a escuelas públicas en todo el país. En ellas estará, por ejemplo, el gran abrazo - entre muchachas gordas y delgadas, con diferentes cabellos y tonos de piel - dibujado por Sarah Luiza da Silva, de Brasilia.

Afrodescendiente, ella sueña con cada vez más representatividad en las artes y los medios de comunicación. "De niña, no veía en los medios a personas que se pareciesen a mí. Si hubiera querido vestirme como un personaje (de dibujos animados o cómics), no podía, porque ninguno de ellos era de mi color", recuerda Sarah, que quedó en tercer lugar en la categoría aficionado.

Brasil es el quinto país donde mueren más mujeres por violencia de género. Según cifras oficiales, enmarcadas en la Ley Maria da Penha, en 2017 se registraron 221.238 crímenes (606 casos por día). Por ello también es fundamental cuestionar la crianza y los comportamientos de los hombres. Esto quiso destacar Lucas Mendes Pinheiro, tercer lugar en la categoría profesional.

"Como hombre, en esta sociedad, aprendí muchas cosas equivocadas. Pero mis amigas me han enseñado cómo algunas frases y gestos les causan daño", cuenta Mendes. Junto con ellas, el diseñador aprendió además el concepto de sororidad, o auxilio entre mujeres y niñas, que acabó inspirando una ilustración colorida, rebosante de esperanza.



Api
Api