ARTÍCULO Noviembre 29, 2018

El 24.o período de sesiones de la Conferencia de las Partes comienza en Katowice la semana próxima: lo que hay que saber

World Bank Group


TITULARES

  • La Conferencia de las Partes (CP) de 2018 de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático tendrá lugar en el Centro Internacional de Congresos de Katowice (Polonia), del 3 al 15 de diciembre.
  • El resultado prioritario de las negociaciones que se llevarán a cabo en el 24.o período de sesiones de la Conferencia de las Partes será ultimar el Reglamento de París, es decir, el marco de reglas que orientará la aplicación del Acuerdo de París.
  • El Grupo Banco Mundial anunciará nuevas metas relacionadas con el clima para 2025, incluido un gran impulso a la adaptación, así como también estudios analíticos sobre la nueva movilidad, el transporte, el sector energético y la transición adecuada, con el centro de atención en el establecimiento de vías de bajo nivel de emisiones de carbono hacia el desarrollo.

El cambio climático tendrá un impacto extraordinario en el desarrollo

Las noticias sobre el cambio climático del año pasado han sido desalentadoras. En 2017, los niveles de dióxido de carbono fueron los más altos (i) en los últimos 3 a 5 millones de años. Según la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) (i) de Estados Unidos, 2017 fue el segundo año más caluroso a nivel mundial desde 1880. Y ese no fue el único año: 18 de los 19 años más cálidos de que se tenga registro fueron a partir del año 2000. (i) El Ártico se calentó al doble de velocidad (i) que cualquier otro lugar de la Tierra en 2017, y el ritmo del aumento del nivel del mar es el más rápido (i) observado en 2000 años. De acuerdo con el último informe (i) del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, la ventana de oportunidad para reducir el calentamiento del planeta por debajo de los 2 grados centígrados se está cerrando rápidamente. Asimismo, no solo son mucho mayores las consecuencias de un mundo 2 grados más caliente (i) que las de un mundo 1,5 grados más caliente, sino que tampoco se va por buen camino para lograr cualquiera de los dos.

Tan solo en 2017 los desastres producidos por peligros meteorológicos y relacionados con el clima impusieron un costo a la economía mundial de USD 320 000 millones (i) en pérdidas. En el futuro estas pérdidas económicas aumentarán y tendrán un mayor impacto en las vidas y los medios de subsistencia de los más pobres y los más vulnerables. Para 2030, los impactos del clima podrían hacer caer en la pobreza a otros 100 millones de personas, (PDF, en inglés) y desbaratar los beneficios del desarrollo alcanzados hasta la fecha. Para 2050, en tan solo tres regiones (África al sur del Sahara, Asia meridional y América Latina) 143 millones de personas podrían convertirse en migrantes climáticos, y personas, familias e incluso comunidades enteras podrían verse forzadas a buscar lugares más viables y menos vulnerables donde vivir.

Las medidas climáticas podrían abrir grandes oportunidades económicas

A pesar de los titulares desalentadores, hay motivos para ser optimistas por las pruebas claras del impulso económico que conduce a las finanzas y los mercados a aprovechar oportunidades con bajo nivel de emisiones de carbono, y la baja del costo de la energía de fuentes renovables y las baterías. Ahora es más clara la justificación económica del desarrollo inteligente desde la perspectiva del clima.

En el informe "New Climate Economy" se señaló, por ejemplo, que las medidas decididas relacionadas con el clima constituyen una oportunidad económica y de desarrollo que puede dar lugar a que se disponga de USD 26 billones (i) y 67 millones de empleos de aquí a 2030, y también a menos congestión de tráfico, aire más limpio y nuevos puestos de trabajo y oportunidades de mercado.

El Grupo Banco Mundial está cumpliendo una función de liderazgo en materia de medidas relacionadas con el clima, y está proporcionando un monto sin precedentes de USD 20 500 millones en 2018 en forma de financiamiento directo para las medidas de ese tipo, duplicando el monto proporcionado el año anterior al Acuerdo de París y cumpliendo con sus metas para 2020, dos años antes de lo previsto. Este resultado es parte de un esfuerzo de todo el Grupo para incorporar las consideraciones sobre el clima en todos los proyectos de desarrollo, según se indica en el Plan de Acción sobre el Cambio Climático (i) del Grupo Banco Mundial. Además, los proyectos del Banco Mundial que producen cierto nivel de beneficios colaterales para el clima casi se duplicaron, y pasaron a ser del 37 % al 70 % entre 2016 y 2018. (PDF, en inglés) En los dos últimos años, el financiamiento ha producido resultados sólidos, como los siguientes:

  • La generación o integración en las redes eléctricas de 18 gigavatios de energía adicional de fuentes renovables, y la movilización de más de USD 10 000 millones en financiamiento en condiciones comerciales para la energía limpia.
  • La preparación de 22 planes de inversión para la agricultura inteligente desde la perspectiva del clima en 20 países.
  • El dar a 38 millones de personas en 18 países acceso a información confiable sobre el clima y sistemas de alerta temprana para hacer frente a desastres naturales más frecuentes e intensos, como las inundaciones y los huracanes.

También hay cierto avance en los mercados de carbono. Los esfuerzos para la fijación del precio del carbono a nivel nacional y subnacional, que podrían ofrecer a los participantes en el mercado la señal más clara de la transición hacia un nivel más bajo de emisiones de carbono, se han triplicado en la década pasada. A septiembre de 2018, 46 jurisdicciones nacionales y 25 jurisdicciones subnacionales fijaban un precio para el carbono. En noviembre de 2018 se puso en marcha en Singapur (i) el primer capítulo oficial del mundo de la Alianza de Líderes sobre la Fijación del Precio del Carbono, lo que evidenció el creciente impulso para la fijación del precio del carbono en Asia.

A nivel mundial, se espera que la emisión de bonos verdes llegue a ser de USD 250 000 millones (i) en 2018. En noviembre de 2018, el Grupo Banco Mundial celebró el décimo aniversario (i) de los bonos verdes con una emisión histórica que llevó el monto total a USD 12 600 millones. En el transcurso de esos 10 años, el Grupo Banco Mundial ayudó a crear este mercado, por ejemplo, determinando los criterios que deben cumplir los proyectos elegibles para valerse de los bonos verdes y siendo el primero en brindar garantías a los inversores. El Banco ha ayudado a los países en desarrollo a emitir bonos verdes, por ejemplo, en Fiji en 2018, e IFC ha ayudado a las empresas a desarrollar este mercado en los países en desarrollo. En octubre de 2018, el Banco Mundial también emitió los primeros bonos azules del mundo, (i) con el propósito de ayudar a la transición de Seychelles hacia el uso sostenible de los recursos marinos. (i)

Hay buenas y malas noticias: y ahora ¿qué?

A tres años de la firma del Acuerdo de París, (i) representantes de más de 200 países se reunirán en Katowice (Polonia) para dar inicio al 24.o período de sesiones de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CP 24). (i) La prioridad de las negociaciones es el acuerdo sobre el Reglamento de París o las directrices para la aplicación del Acuerdo de París, en la práctica, el marco de reglas y procedimientos operativos en que se basará el Acuerdo. Los asistentes participarán en más de 60 eventos, anuncios y lanzamientos.

La participación del Grupo Banco Mundial en la CP girará en torno a estos mensajes básicos: primero, no se puede luchar contra la pobreza si no se combate el cambio climático, por ejemplo, poniendo más atención a la adaptación; segundo, hay una oportunidad considerable de lograr un crecimiento más limpio e inteligente desde la perspectiva del clima y, tercero, el Grupo Banco Mundial está decidido a ampliar su ya considerable liderazgo en cuestiones climáticas. Como parte del empeño por ser más ambiciosos en lo que respecta al clima, se anunciarán nuevas metas para 2025, en virtud de las cuales, aunque se continúen los esfuerzos en materia de mitigación, se intensificarán los desplegados en materia de adaptación. Con estos anuncios se admite la urgencia de las medidas relacionadas con el clima y el papel significativo que cumple el Grupo Banco Mundial para ayudar a los clientes a evitar los crecientes riesgos ocasionados por el cambio climático y abrir las oportunidades económicas de un crecimiento más limpio e inteligente desde la perspectiva del clima.

 



Api
Api