COMUNICADO DE PRENSA

Haiti y República Dominicana: más que la suma de las partes

Junio 11, 2012




La República Dominicana y Haití comparten la misma isla de La Española. También comparten experiencias históricas comunes, incluyendo el origen colonial, la ocupación estadounidense, y los antiguos regímenes autocráticos que se han convertido recientemente en democracias jóvenes.

Sin embargo, a pesar de importantes similitudes históricas y culturales, la diferencia en su progreso en el desarrollo ha sido impresionante en los últimos 50 años. La República Dominicana y Haití tenían el mismo nivel del PIB per cápita en 1960.

Hoy día, la República Dominicana tiene un PIB per cápita cinco veces mayor que el de Haití. Haití ha sido detenido por una mayor inestabilidad política y macroeconómica, junto con una menor inversión en infraestructura y capital humano, y el deterioro del medio ambiente.

Si bien el sentido de su destino y patrimonio común ha prevalecido en ocasiones, las relaciones bilaterales y el diálogo no siempre han sido fluidas entre ambos países debido a las diferencias políticas que rodean a temas como la migración.

Una oportunidad para mejorar las relaciones

Sin embargo, en las postrimerías del dramático terremoto en Haití el 12 de enero de 2010, la respuesta rápida de la República Dominicana en el envío de ayuda y sirviendo como centro logístico para la asistencia internacional ha abierto la posibilidad de una mejor relación entre los dos países.

Aprovechando esta oportunidad, un equipo de expertos del Banco Mundial que trabajan en ambos lados de la isla ha elaborado un informe que analiza los temas del comercio, la migración y la reconstrucción desde una perspectiva bilateral.

Gracias al informe Haití, República Dominicana: más que la suma de sus partes, sabemos ahora que las exportaciones dominicanas a Haití se encuentran cerca de su potencial, y ambos países se benefician de una reconstrucción exitosa en Haití, que podría elevar ese nivel potencial.

Por el lado de la migración, en general, la migración parece contribuir positivamente a ambos países, las remesas enviadas a Haití desde la República Dominicana son especialmente favorables a los pobres, y el país anfitrión está empleando mano de obra joven en los sectores económicos donde existe la demanda suficiente para ello.

Los mitos de la migración

Además, algunos de los mitos pesimistas torno a la migración y el comercio de la isla son cuestionados por los resultados empíricos: no hay pruebas concluyentes de que los inmigrantes haitianos depriman los ingresos de los no calificados nativos dominicanos o el comercio no se limita a la zona fronteriza e informal.

El informe fue lanzado a la luz pública el 4 de junio y 5, frente a un público integrado por funcionarios gubernamentales de ambos países, expertos en las relaciones bilaterales,  donantes internacionales, jefes de las asociaciones de empresarios, miembros de la sociedad civil y estudiantes.

La necesidad de coordinar esfuerzos con el fin de eliminar las barreras comunes para el desarrollo de la isla ha sido ampliamente reconocida en ambas sociedades.

Así pues, a través de este estudio se pretende constituir un primer bloque de construcción de las relaciones bilaterales institucionales y el diálogo sobre políticas comunes en la isla, porque Haití y la República Dominicana pueden ser mucho más que la suma de las dos caras de una isla.

 

Contactos para medios de comunicación
En República Dominicana
Alejandra de la Paz
Teléfono: +1 809 566-6815
adelapaz@worldbank.org


COMUNICADO DE PRENSA N.º
DR/2012

Api
Api