COMUNICADO DE PRENSA

Masiva demostración de apoyo a las acciones sobre la contabilidad del capital natural en la Cumbre de Río

Junio 20, 2012

Más de 50 países y más de 80 empresas se comprometen a redoblar esfuerzos

Más de 50 países y 86 empresas privadas han aunado fuerzas para respaldar al movimiento que propugna incorporar el valor de activos naturales, como el aire limpio, el agua limpia, los bosques y otros ecosistemas, a la toma de decisiones empresariales y a los sistemas de contabilidad nacional de los países.

Cincuenta y siete países y respaldan un comunicado que pide a los gobiernos, al sistema de las Naciones Unidas, a las instituciones financieras internacionales y a otras organizaciones internacionales el refuerzo de la aplicación de la contabilidad del capital natural en todo el mundo.

Empresas del sector privado e instituciones financieras como Wal-Mart, Woolworths Holdings, Unilever, Standard Chartered y Caisse des Dépôts, algunas de las cuales ya han apoyado iniciativas como sobre el Capital Natural promovida por el sector financiero y el Pacto de los Líderes sobre el Capital Natural, han reafirmado su compromiso de colaboración a nivel mundial para integrar las consideraciones relativas al capital natural en sus procesos de toma de decisiones.

En un acto de +20 sobre Desarrollo Sostenible celebrado hoy, la vicepresidenta de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial, Rachel Kyte, expresó que ya se cuenta con todos los elementos necesarios para la aplicación de la contabilidad del capital natural, entre los que se incluye una metodología reconocida por las Naciones Unidas, un compromiso político al máximo nivel y un sólido apoyo del sector privado.

Río ha brindado a los países y al sector privado la oportunidad de reforzar su compromiso con la contabilidad del capital natural y demostrar sus beneficios potenciales al público mundial”, dijo Kyte. “En estos momentos, la aplicación cuenta con un apoyo abrumador en todo el mundo. Dentro de 20 años echaremos la vista atrás y recordaremos que este fue el momento en el que cambiamos la forma de considerar la naturaleza”.

El acto de hoy contó con la presencia del presidente Chinchilla, de Costa Rica, el presidente Bongo Ondimba, de Gabón, el primer ministro Stoltenberg, de Noruega, el primer ministro Thorning-Schmidt, de Dinamarca, el viceprimer ministro Nick Clegg, del Reino Unido, y Janez Potocnik, de , así como de numerosos líderes empresariales.

El viceprimer ministro Clegg dijo: “Los gobiernos nacionales deben entender la riqueza de una forma más amplia. Ahora mismo juzgamos lo bien que le va a un país analizando casi exclusivamente el dinero que gana, e ignoramos el estado de algunos activos como los bosques o las zonas costeras, que son un capital natural esencial. Me complace apoyar la campaña 50/50 del Banco Mundial, que pide a las empresas y a los gobiernos un compromiso con la contabilidad del capital natural. Solo con esfuerzos conjuntos, como este, empezaremos a lograr el tipo de avances que son necesarios”.

Los gobiernos, las empresas privadas y las organizaciones internacionales, incluido el Grupo del Banco Mundial, han detectado la necesidad de emprender acciones coordinadas para:

  • Formalizar acuerdos institucionales para reforzar la aplicación de la contabilidad del capital natural.
  • Elaborar metodologías de contabilidad del capital natural con base científica como complemento del PIB y los indicadores de medición del desempeño empresarial.
  • Poner a prueba y demostrar los aspectos económicos, sociales y ambientales de los enfoques ampliados e integrados de la contabilidad del capital natural.

El Banco Mundial ayuda a los países a incorporar su capital natural a los sistemas de contabilidad nacional a través de una asociación mundial llamada WAVES (Alianza Mundial de de y Valoración de los Servicios de los Ecosistemas). En el acto de hoy en Río, el Gobierno de los Países Bajos anunció la aportación de €2 millones como apoyo para WAVES.

“Los Países Bajos tienen experiencia en contabilidad ambiental desde los años , dijo Ben Knapen, ministro de Asuntos Europeos y Cooperación Internacional de los Países Bajos. “Hoy me complace anunciar que podemos respaldar la promoción de la incorporación del capital natural a la contabilidad nacional a través del programa WAVES del Banco Mundial en varios países asociados (con una contribución financiera de €2 millones)”.

El Gobierno de Francia, que también prometió recientemente US$1 millón para apoyar a WAVES, confirmó que: “Para Francia, la contabilidad ambiental forma parte del trabajo más global de superar los indicadores del PIB. Constituye una necesidad previa y urgente para disponer de mejor información en la toma de decisiones políticas. Por lo tanto, Francia respalda firmemente la elaboración de metodologías comunes y el intercambio de experiencias concretas, sobre la base del marco del SEEA (Sistema de contabilidad ambiental y económica) de las Naciones Unidas, promovido por WAVES”.

El presidente de Gabón, Ali Bongo Ondimba, dijo lo siguiente: “La contabilidad de todos los aspectos del desarrollo sostenible, incluido el capital natural, es esencial para nuestros esfuerzos de construcción de un futuro sostenible para la humanidad”.

Paul Polman, director ejecutivo de Unilever, dijo: “El mundo necesita urgentemente pasar a una forma de capitalismo más sostenible y equitativo, pero no podemos hacerlo sin el sector financiero, cuyas decisiones de préstamo e inversión determinan si nuestro capital natural se sigue agotando o aumenta. sobre el Capital Natural es una demostración muy positiva de liderazgo, tan necesario en este ámbito”.

La asociación WAVES incluye el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y de Estadística de las Naciones Unidas, los países de Botswana, Costa Rica, Madagascar y Filipinas, que están aplicando programas, así como ayuda financiera y técnica de Australia, Canadá, Francia, Japón, Noruega, el Reino Unido y varias organizaciones de la sociedad civil.

Contactos para medios de comunicación
COMUNICADO DE PRENSA N.º
2012/521/SDN