COMUNICADO DE PRENSA

El Banco Mundial percibe una señal de alerta en el aumento de la quema de gas

Julio 03, 2012

Ciudad de Washington, 3 de julio de 2012. Los datos recientes que señalan un aumento de 2000 millones de metros cúbicos en la quema de gas durante 2011 en relación con el año anterior alertan de que no solo se deben mantener sino también redoblar los esfuerzos para reducir la quema, de acuerdo con funcionarios de para de de Gas (GGFR), dirigida por el Banco Mundial.

El leve aumento de la quema, de 138 000 millones de metros cúbicos en 140 000 millones de metros cúbicos en 2011, que revelaron los últimos datos satelitales, se debe en gran medida al incremento de la producción de hidrocarburos en Rusia y de las operaciones de gas y esquisto bituminoso en el estado de Dakota del Norte de los Estados Unidos. Si bien el aumento puede parecer menor en comparación con la caída del 20% en la quema de gas a largo plazo desde 2005 (de 172 000 millones de metros cúbicos a 140 000 millones de metros cúbicos), constituye una señal de alerta, según lo señalado por los funcionarios del Banco Mundial. La reducción lograda en la quema de gas desde 2005 disminuyó las emisiones de gases de efecto invernadero en un volumen equivalente a lo que emiten aproximadamente unos 16 millones de autos.

“Ese aumento pequeño destaca la importancia de que los países y las empresas no solo sostengan sino profundicen sus esfuerzos por reducir la quema de gas asociada con la producción de petróleo”, comentó Bent Svensson, director de “Es una señal de alerta de que los grandes logros de los últimos años podrían perderse si los países y empresas productores de petróleo no acrecentaran sus esfuerzos”.

Los siguientes son algunos de los más relevantes datos satelitales de 2011 sobre la quema:

En total, la quema de gas a nivel mundial aumentó 2000 millones de metros cúbicos: de 138 000 millones de metros cúbicos en 140 000 millones de metros cúbicos en 2011.

Los Estados Unidos, Rusia, Kazajstán y Venezuela son los países que más aportaron al aumento y deben redoblar sus esfuerzos en lo que respecta a la utilización de gas asociado. Irak se encuentra en la misma situación.

La mayor parte de este aumento en los Estados Unidos proviene de Dakota del Norte, donde se incrementó considerablemente la actividad relacionada con la producción de esquisto bituminoso y gas.

A nivel mundial, Rusia sigue en el primer lugar entre los países que más queman gas; luego están Nigeria, Irán e Irak. Con los 7100 millones de metros cúbicos que quemó en 2011, los Estados Unidos figuran en el quinto lugar.

Las últimas estimaciones satelitales indican también que hay un progreso continuo en la reducción de la quema en Nigeria, Argelia, México y Qatar. Estos países deben mantener sus esfuerzos en pos de reducir la quema e incrementar la utilización de gas.

“Si se reduce la quema de gas, los países y empresas productores de petróleo incrementan la eficiencia en el uso de la energía y a su vez mitigan el cambio climático”, señaló S. Vijay Iyer, gerente del sector de energía del Banco Mundial “En lugar de desperdiciar ese valioso recurso, se deben desarrollar mercados e infraestructura de gas a fin de utilizar el gas asociado para generar electricidad y combustibles más limpios para cocinar”.

Las incongruencias en los datos y la frecuente falta de informes de quema de gas por parte de los Gobiernos y las empresas complicaron el esfuerzo mundial por realizar un seguimiento de los avances en la reducción de cooperación de con de Administración Oceánica y Atmosférica para utilizar datos satelitales tiene como objetivo mejorar la confiabilidad y la coherencia de los datos sobre la quema de gas a nivel mundial. Como resultado, se logró una mayor congruencia en las estimaciones nacionales y mundiales de los volúmenes de quema de gas desde 1995 hasta 2011.

La GGFR, una iniciativa del sector público y privado de unos 30 países y empresas que son grandes productores de petróleo, se propone superar los desafíos que enfrenta la utilización de gas asociado, como la falta de normativa y mercados. El objetivo principal de los socios de es reducir el impacto ambiental de la quema de gas y el desperdicio de una valiosa fuente de energía.

La quema mundial de gas, que en 2011 se estimó en 140 000 millones de metros cúbicos, también representa una emisión de alrededor de 360 millones de toneladas de gases de efecto invernadero. Eliminar esas emisiones anuales equivale a quitar unos 70 millones de autos de las carreteras.

Nota para los editores:

Asociados de : Angola (Sonangol), Argelia (Sonatrach), Azerbaiyán (SOCAR), Camerún (SNH), Francia, Gabón, Indonesia, Irak, Kazajstán, Khanty-Mansiysk (Rusia), Kuwait Oil Corporation, México (SENER), Nigeria, Noruega, República del Congo, Qatar, Estados Unidos (DOE), Uzbekistán; BP, Chevron, ConocoPhillips, ENI, ExxonMobil, Marathon Oil, Maersk Oil & Gas, Pemex, Qatar Petroleum, Shell, Statoil, TOTAL; , el Banco Europeo para la Reconstrucción y Desarrollo (BERD), el Grupo del Banco Mundial; socio afiliado: Wärtsilä.

 

Contactos para medios de comunicación
COMUNICADO DE PRENSA N.º
2013/005/SDN