COMUNICADO DE PRENSA

El Grupo del Banco Mundial intensifica su respaldo para las reformas emprendidas en Myanmar, mediante una nueva estrategia provisional tendiente a mejorar las condiciones de vida de la población

Noviembre 01, 2012

CIUDAD DE WASHINGTON, 1 de noviembre de 2012. El Directorio Ejecutivo del Grupo del Banco Mundial aprobó hoy una nueva estrategia provisional para Myanmar en la que se reafirma su apoyo para las reformas tendientes a mejorar las condiciones de vida de la población de ese país. Dicha estrategia orientará la labor que la institución realizará en Myanmar en los próximos 18 meses, con la que se hará hincapié en la aceleración del proceso de reducción de la pobreza a través del suministro de ayuda a las instituciones encargadas de la reforma, para que presten mejores servicios a la población en este crucial período de transición.

“Me resultan alentadoras las reformas que se vienen llevando a cabo en Myanmar, e insto al Gobierno de ese país a proseguir sus esfuerzos”, señaló Jim Yong Kim, presidente del Grupo del Banco Mundial. “Esperamos avanzar, como parte de una comunidad mundial unida, en pos de soluciones que den respuesta a las necesidades más urgentes de la población, en especial en esferas tales como salud, educación e infraestructura; además trataremos de desarrollar el sector privado para promover la creación de puestos de trabajo”.

En el contexto de la estrategia provisional, el Grupo del Banco Mundial ayudará al Gobierno a mejorar la gestión económica y crear condiciones apropiadas para el crecimiento y el empleo proporcionándole asesoramiento de políticas y asistencia técnica en tres esferas principales:

  • gestión de las finanzas públicas, para vincular en forma transparente los presupuestos con las prioridades de desarrollo
  • reforma regulatoria, para dar acceso al financiamiento a los prestatarios del sector microfinanciero y a las pequeñas y medianas empresas
  • desarrollo del sector privado, para promover un crecimiento económico de amplia base y la creación de empleo

Para apuntalar esos esfuerzos se está realizando una labor analítica que incluye una evaluación de la responsabilidad financiera, un examen del gasto público y una evaluación del clima de inversión.

En tanto que la reforma institucional es una labor a largo plazo, la estrategia provisional tiene como objetivo generar confianza en las reformas a través de beneficios tangibles para las comunidades locales y del fortalecimiento del papel de la sociedad civil para que opere en común con el Gobierno.

“Nuestra estrategia se centra firmemente en un desarrollo inclusivo y en reformas que generen oportunidades genuinas para toda la población de Myanmar”, dijo Pamela Cox, vicepresidenta del Banco Mundial para Asia oriental y el Pacífico. “Las transiciones llevan tiempo, pero nos hemos comprometido a trabajar con todos nuestros asociados para que los pobres comiencen a sentir rápidamente los beneficios de las reformas, en especial a través de mejores servicios proporcionados por el Gobierno”.

La estrategia provisional se elaboró a través de amplias consultas con interesados tales como el Gobierno, asociados en la tarea del desarrollo, entidades académicas, organizaciones de la sociedad civil y el sector privado. Fue preparada conjuntamente con la Corporación Financiera Internacional (IFC), la institución miembro del Grupo del Banco Mundial que se ocupa del desarrollo del sector privado en los países en desarrollo.

“Será importante desarrollar el sector privado de Myanmar para generar beneficios concretos para sus ciudadanos, tales como empleo y oportunidades económicas”, señaló Karin Finkelston, vicepresidenta de IFC para Asia y el Pacífico. “IFC se propone mejorar el acceso al financiamiento en el país, para que las empresas puedan ampliarse y contratar personal. Además, en una labor en común con el Banco Mundial estamos evaluando el clima de inversión y las necesidades de infraestructura de Myanmar, con la meta inicial de ayudar a las personas y a las empresas a conectarse a través de mejores servicios de telecomunicaciones y un suministro de electricidad confiable, lo que contribuirá a la prosperidad de las empresas”.

En el día de hoy se aprobó asimismo un proyecto nacional de desarrollo impulsado por la comunidad, financiado mediante una donación de US$80 millones para la etapa previa a la liquidación de los atrasos en los pagos, para proporcionar rápidamente beneficios a los sectores pobres y vulnerables. Dicha operación pondrá a las comunidades rurales en condiciones de elegir las inversiones que más necesiten, como las destinadas a caminos, puentes, sistemas de riego, escuelas, clínicas de salud o mercados rurales.

El referido proyecto se ejecutará en 15 municipalidades ―una en cada estado, región y territorio de la Unión— y la pobreza será el criterio clave para la selección de las municipalidades. Las comunidades elegirán consejos representativos que identificarán necesidades prioritarias, prepararán planes de desarrollo, diseñarán proyectos, contratarán la adquisición de materiales y mano de obra, y realizarán en forma transparente la gestión de los fondos de la operación y el suministro de información sobre el uso de los mismos.

El Banco está trabajando con el Gobierno japonés y con el Banco Asiático de Desarrollo con el fin de eliminar atrasos a principios de 2013, para que Myanmar pueda obtener acceso a recursos de la Asociación Internacional de Fomento y reanudar la ejecución de un programa de país completo.

 

Contactos para medios de comunicación
En Washington

Carl  Hanlon
Teléfono: +1(202)460 8526

En Bangkok

Anne Elicano
Teléfono: +66 (0) 26868300 ext 8385

En Hong Kong

Hannfried  von Hindenburg
Teléfono: +852 9101 7809

COMUNICADO DE PRENSA N.º
2013/128/EAP