COMUNICADO DE PRENSA

Nuevo informe del Banco Mundial revela que la clase media en Paraguay aumentó en la última década

Noviembre 15, 2012



América Latina está convirtiéndose en una región de clase media, aspecto clave para mayor cohesión social y crecimiento económico

Un nuevo informe del Banco Mundial presentado hoy en Asunción revela que la clase media en Paraguay aumentó en un 45 por ciento pasando de 1 millon a 1.5 millones de personas en la última década y representando el 24% de la población para el año 2009.

El informe, “La movilidad económica y el crecimiento de la clase media en América Latina”, revela que la clase media en la región creció hasta comprender unos 152 millones de personas en 2009, comparado con 103 millones en 2003, un aumento del 50 por ciento. Para Paraguay, la clase media aumentó en ese periodo en casi 500.000 personas más, cifra que representa un crecimiento de  7.6 por ciento de la población total del país que han podido acceder a la clase media en la última década.

"Existen  numerosos beneficios potenciales en el auge de esta clase media, si bien la materialización de esos beneficios depende en gran medida de que los países como Paraguay consigan anclar la clase media en torno a un nuevo contrato social, más cohesivo, que ponga de relieve la necesidad de incluir a todos aquellos que han quedado rezagados”, expresó Rossana Polastri, Representante Residente del Banco Mundial en Paraguay.

Durante décadas, la reducción de la pobreza y el crecimiento de la clase media en América Latina y el Caribe (ALC) avanzaba a un ritmo muy lento, a medida que el bajo crecimiento y la persistente desigualdad frenaban el progreso. En los últimos diez años, sin embargo, la suerte de la región mejoró significativamente gracias a ciertos cambios de política pública que enfatizaron la prestación de programas sociales junto a la estabilidad económica.

El resultado: la clase media creció un 50 por ciento hasta abarcar el 30 por ciento de la población regional en 2009. Uno de los éxitos más resonantes es Brasil, que da cuenta de un 40 por ciento del crecimiento de la clase media en la región; Colombia, en donde el 54 por ciento de la población mejoró su nivel económico entre 1992 y 2008; y México, que vio el 17 por ciento de su población unirse a la clase media entre 2000 y 2010.

El camino de Paraguay

Yan Speranza, Vicepresidente del Club de Ejecutivos del Paraguay reflexionó que  a pesar de la situación volátil,  Paraguay ha entrado en una positiva senda de crecimiento económico. “Si miramos los últimos siete años, vemos que hemos tenido un promedio de 5% de crecimiento anual de nuestro Producto Interno Bruto, esta nueva situación ha permitido al mismo tiempo un crecimiento de la clase media en el Paraguay, con todo lo que ello implica en términos de capacidad de consumo y su efecto multiplicador en la economía y los servicios”. 

El informe revela que algunos de los factores más importantes a la hora de favorecer la movilidad ascendente en América Latina son un mayor nivel educativo entre los trabajadores; mayor nivel de empleo formal; más personas viviendo en áreas urbanas; más mujeres en la fuerza laboral y familias más pequeñas.

El informe define a los integrantes de la clase media como aquellos con un ingreso entre US$10 y US$50 por día por persona en la familia. Este nivel de ingreso proporciona una mayor capacidad de recuperación ante eventos inesperados y refleja una menor probabilidad de volver a caer en la pobreza.

El informe, sin embargo, también describe una cuarta clase vulnerable, subrayando la necesidad de que los países hagan mucho más por incrementar la prosperidad general. A los miembros de esta clase vulnerable, que representa el 38 por ciento de la población, les fue mucho mejor que a los pobres en términos de ingreso, pero aún carecen de la seguridad económica de la clase media. Atrapados entre los dos, esta clase vulnerable tiene ingresos diarios de entre US$4 y US$10 per cápita.

Esto podría cambiar, sin embargo, de acuerdo a Augusto de la Torre, Economista en jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe. “Una sociedad con una clase media creciente es más propensa a reducir dichas desigualdades”, dijo. “Está ampliamente aceptado que la clase media es una agente de estabilidad y prosperidad. En una región de ingreso medio como América Latina, una clase media más grande tiene repercusiones cruciales”.

El informe identifica tres estrategias que los gobiernos pueden utilizar para lograr el apoyo de la clase media a un contrato social más justo y legítimo:

  • Incorporar de manera explícita el objetivo de igualdad de oportunidades en la política pública para romper con la percepción de que el sistema está amañado a favor de los más privilegiados.
  • Entablar una segunda generación de reformas al sistema de protección social — incluidas tanto la asistencia social como la seguridad social — para superar la fragmentación y por ende hacerlo más justo y eficiente.
  • Romper el círculo vicioso de impuestos bajos y mala calidad de los servicios públicos invirtiendo una parte de las ganancias extraordinarias derivadas de las materias primas en mejorar la calidad de los servicios públicos.

Este debate en torno a la política social sobre cómo lograr un mayor compromiso por parte de los sectores más ricos de la población probablemente siga siendo un tema clave para América Latina en el futuro inmediato. Para impulsar dicha discusión, el informe concluye que la aplicación de reformas apropiadas convertirá a la clase media en un agente de cambio cada vez más poderoso para brindar prosperidad a quienes se han quedado atrás.

Para obtener más información, por favor visite: www.bancomundial.org.py

Visítenos en Facebook: http://www.facebook.com/Banco Mundial Paraguay

Manténgase informado vía Twitter: http://www.twitter.com/WorldBankLAC

Nuestro canal de YouTube: http://www.youtube.com/worldbank

Contactos para medios de comunicación
En Paraguay
Ruth Gonzalez Llamas
Teléfono: (595 21) 23 11 55 o (595 971) 366 950
rgonzalez2@worldbank.org



COMUNICADO DE PRENSA N.º
2013/001/PY

Api
Api