Esta página en:

COMUNICADO DE PRENSA

China y el Grupo del Banco Mundial presentan un nuevo centro de conocimiento que aportará soluciones para la reducción de la pobreza

Noviembre 27, 2012

La iniciativa conjunta aprovechará en principio la experiencia de China
en gestión de transporte urbano de bajo nivel de emisiones de carbono

BEIJING, 27 de noviembre de 2012. El Grupo del Banco Mundial y China han presentado hoy un nuevo centro de conocimiento que mejorará resultados en materia de desarrollo, con el propósito de difundir, tanto en la propia China como en otros países, los conocimientos prácticos derivados de las experiencias exitosas del país asiático en la reducción de la pobreza. Inicialmente, el centro de conocimiento ayudará a buscar soluciones respetuosas con el medio ambiente para la expansión del transporte urbano en las ciudades chinas.

“China ha sacado a 600 millones de personas de la pobreza en los últimos 30 años, y en diversos países en desarrollo es creciente el deseo de aprender de su extraordinario progreso”, afirmó Jim Yong Kim, presidente del Grupo del Banco Mundial. “El nuevo centro de conocimiento desempeñará la importante función de poner a disposición del mundo las enseñanzas de China y ampliará nuestra misión común de acabar con la pobreza extrema y crear una prosperidad compartida”.

“El centro se convertirá en un eje novedoso y de carácter abierto para el aprendizaje mutuo entre países en desarrollo”, manifestó Xie Xuren, ministro chino de Finanzas.

Conforme al Memorando de Entendimiento entre el Banco Mundial y China sobre el Centro de Conocimiento para el Desarrollo (suscrito en Beijing por el señor Kim y el ministro de finanzas chino, señor Xie Xuren), el primer proyecto piloto, denominado TRANS-FORM, se centrará en el transporte urbano. La selección del tema del proyecto obedece a la urgente necesidad de encontrar soluciones innovadoras que generen un desarrollo ecológico, incluyente y de bajo nivel de emisiones de carbono.

La gestión de la urbanización es una prioridad para China, puesto que aproximadamente el 75% de su producto interno bruto se genera en las 120 ciudades más grandes del país, y además se espera que 350 millones de personas del medio rural se trasladen en los próximos 20 años a las ciudades. El Banco está ayudando a China a introducir mejoras en el transporte en unas 30 ciudades, centrándose en alternativas de bajo nivel de emisiones de carbono, tales como el transporte público, los desplazamientos a pie y en bicicleta.

El nuevo centro de conocimiento acelerará el proceso de análisis de los aciertos y las lecciones aprendidas en la implementación de soluciones a los desafíos que plantea el medio urbano. Ya se están trasladando a otros países algunas innovaciones. Por ejemplo, se está adoptando en Brasil la Iniciativa de Transporte Verde, cuyo objetivo consiste en mejorar la eficiencia del combustible en los camiones chinos. CAI-Asia, uno de los asociados del Banco Mundial en el sector del transporte ecológico en China, ha emprendido un programa panasiático sobre esta materia con el apoyo de donantes y el sector privado.

El centro de conocimiento ayudará también a las ciudades chinas a aprender unas de otras. En varias ciudades de la provincia de Liaoning se aplicó en un proyecto de transporte urbano un enfoque integrado de gestión en corredor para mejorar la velocidad de desplazamiento, fiabilidad, seguridad y protección de las personas de forma integral, basándose en resultados satisfactorios en Londres y Nueva York. El transporte público se está convirtiendo así en una opción más atractiva para otras ciudades como Taiyuan, Wuhan, Changzhi, Xiangyang y Xining.

Si bien muchos países comprenden las directrices políticas generales, pueden no estar logrando los resultados que desean debido a que tanto la prestación de servicios como las infraestructuras quedan rezagadas, a menudo en comunidades en las que las necesidades son mayores. Al ser consciente de este desafío en materia de desarrollo, en el marco del centro de conocimiento se busca sentar las bases de una “ciencia de las prestaciones” que recopilará y distribuirá los conocimientos prácticos que pueden emplear los países para su correcta implementación.

El señor Kim asistió también al acto de presentación de un mecanismo de distribución de riesgos entre la Corporación Financiera Internacional (IFC), entidad del Grupo del Banco Mundial especializada en el desarrollo del sector privado, y el Banco de Jiangsu. El objetivo del proyecto es desbloquear el financiamiento destinado a proyectos de eficiencia energética y energía renovable en la provincia costera de Jiangsu, en China. El mecanismo de garantía se inscribe en el Programa de Financiamiento para la Promoción de la Eficiencia Energética en asociación con Empresas de Servicios Públicos de IFC, que fomenta entre los bancos el financiamiento de proyectos inocuos para el clima.

“IFC desempeña una función crucial en China en la promoción del crecimiento económico incluyente y sostenible”, declaró en la presentación del mecanismo Jin-Yong Cai, vicepresidente ejecutivo y director general de IFC. “Animamos a los bancos a financiar proyectos respetuosos con el clima compartiendo parte de su riesgo financiero, y ponemos en contacto a las instituciones financieras con la experiencia del mercado para ayudarlas a entender mejor los sectores de la eficiencia energética y de la energía renovable”.

El asistente chino del ministro de Finanzas y gobernador suplente del Banco Mundial, Zheng Xiaosong, elogió el programa y aseguró que se trata de una importante plataforma para la promoción de asociaciones público-privadas orientadas al desarrollo con bajo nivel de emisiones de carbono.

Durante su visita, el presidente del Grupo del Banco Mundial, señor Kim, también se reunirá con dirigentes y ministros estatales del Gobierno chino. Asimismo, el señor Kim visitará la provincia de Sichuan, donde mantendrá un encuentro con personas que se han beneficiado del apoyo prestado por IFC a un banco local, visitará también un hospital materno-infantil y otros establecimientos construidos tras el devastador terremoto de 2008, y conversará con los beneficiarios de un proyecto de abastecimiento de agua y saneamiento en zonas rurales.

 

Contactos para medios de comunicación
En Beijing

Li Li
Teléfono: (86 10) 5861 7850

En Washington

Chisako Fukuda
Teléfono: (202) 473-9424

COMUNICADO DE PRENSA N.º
11/27/2012/EAP