COMUNICADO DE PRENSA

Se registra una disminución notable de la pobreza mundial, pero persisten grandes desafíos

Abril 17, 2013

CIUDAD DE WASHINGTON, 17 de abril de 2013. El número de personas que subsiste con menos de US$1,25 al día ha disminuido extraordinariamente en las tres últimas décadas, de la mitad de los ciudadanos del mundo en desarrollo en 1981 al 21% en 2010, a pesar de un aumento del 59% de la población en esa zona. Sin embargo, un nuevo análisis de la pobreza extrema dado a conocer hoy por el Banco Mundial revela que aun hay 1200 millones de personas que viven en la pobreza extrema, y pese a los avances impresionantes logrados en los últimos tiempos, en África al sur del Sahara siguen viviendo más de las dos terceras partes de las personas en situación de pobreza extrema del mundo.

Jim Yong Kim, presidente del Grupo del Banco Mundial expresó: “Hemos logrado avances notables en la reducción del número de personas que subsiste con menos de US$1,25 al día en el mundo en desarrollo, pero el hecho de que sigue habiendo 1200 millones de personas viviendo en la pobreza extrema es una mancha en nuestra conciencia colectiva”. “Este número debería servir como consigna para que la comunidad internacional lleve la lucha contra la pobreza al nivel siguiente. Nuestro análisis y asesoramiento pueden contribuir a señalar el camino hacia el fin de la pobreza extrema en 2030, al revelar dónde viven los pobres y dónde la pobreza es más profunda”.

La nota titulada “The State of the Poor: Where are the Poor and Where are the Poorest?” (La situación de los pobres: ¿Dónde se encuentran los pobres y dónde los más pobres?), en la que se emplean datos dados a conocer en la última edición de Indicadores del desarrollo mundial, revela que las tasas de recuento de la pobreza extrema han bajado en todas las regiones en desarrollo entre 1981 y 2010. Y tanto África al sur del Sahara como América Latina y el Caribe al parecer han llegado a un punto de inflexión al iniciarse el nuevo milenio. Después de crecer constantemente del 51% en 1981 al 58% en 1999, la tasa de pobreza extrema se redujo 10 puntos porcentuales en África al sur del Sahara entre 1999 y 2010 y ahora es del 48%, una disminución impresionante del 17% en una década. En la región de América Latina y el Caribe, después de permanecer estable en aproximadamente el 12% durante las dos últimas décadas del siglo XX, la pobreza extrema se redujo a la mitad entre 1999 y 2010 y ahora se sitúa en el 6%.

Sin embargo, pese a la disminución de las tasas de pobreza, África al sur del Sahara es la única región del mundo en la que el número de personas pobres ha aumentado constante y extraordinariamente entre 1981 y 2010. En la actualidad hay más del doble de personas viviendo en situación de pobreza extrema en África al sur del Sahara (414 millones) de las que había hace tres décadas (205 millones). En consecuencia, mientras que los extremadamente pobres en África al sur del Sahara representaban tan solo el 11% del total mundial en 1981, ahora constituyen más de la tercera parte de los indigentes del mundo. A India le corresponde otro tercio (en comparación con el 22% en 1981), y le sigue China con el 13% (porcentaje menor que el 43% de 1981).

Los ingresos aumentan y la brecha de la pobreza se hace más estrecha en la mayoría de las regiones

En la nota se llega a la conclusión de que los ingresos medios de los extremadamente pobres del mundo en desarrollo se han ido elevando y convergiendo de manera uniforme hacia la línea de pobreza de US$1,25 al día. En 2010, los ingresos medios de las personas en situación de extrema pobreza en el mundo en desarrollo eran de 87 centavos per cápita al día, en comparación con los 74 centavos de 1981 (en dólares de 2005 ajustados en función de la paridad del poder adquisitivo (PPA)).

Este aumento de ingresos de los indigentes lamentablemente no se registra en África al sur del Sahara. Entre 1981 y 2010, en esa región los ingresos medios de los extremadamente pobres han permanecido prácticamente sin variaciones en aproximadamente la mitad de la línea de US$1,25.

Además, en la nota se concluye que, a nivel mundial, en 2010 la brecha mundial de pobreza extrema agregada era de US$169 000 millones según la PPA de 2005, que representa aproximadamente el 0,25% del producto interno bruto (PIB) mundial. Esto equivale a menos de la mitad de la brecha de 1981 (US$362 000 millones). Es importante observar que la brecha de la pobreza extrema es el monto conceptual de ingresos adicionales directos que necesitaría el indigente medio para obtener US$1,25 al día y no es indicativo del nivel de asistencia necesaria para cerrar la brecha.

Kaushik Basu, Primer Vicepresidente y Primer Economista del Banco mundial, manifestó: “Hemos logrado avances en la reducción de la pobreza, pero no son suficientes puesto que todavía hay una quinta parte de la población del mundo que vive por debajo de la línea de pobreza ", "Dirigir la inversión hacia los pobres exigirá el esfuerzo coordinado del Banco, nuestros países asociados, y la comunidad internacional del desarrollo; y debemos admitir que ello entrañará sacrificios por parte de los que tienen la fortuna de estar en mejor situación económica” .

 

Contactos para medios de comunicación
COMUNICADO DE PRENSA N.º
2013/341/EXT