COMUNICADO DE PRENSA

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, realizarán una histórica visita conjunta a la región de los Grandes Lagos, en África, entre el 22 y el 24 de mayo

Mayo 20, 2013

CIUDAD DE WASHINGTON, 20 de mayo de 2013. El presidente del Grupo del Banco Mundial, dr. Jim Yong Kim, y el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, realizarán una histórica visita conjunta a la región de los Grandes Lagos, en África, entre el 22 y el 24 de mayo, en respaldo de un reciente acuerdo de paz pionero y para promover el desarrollo económico en una de las regiones del mundo con más conflictos.

La visita de Kim y Ban a la República Democrática del Congo tendrá lugar entre el 22 y el 23 de mayo, a Rwanda entre el 23 y 24 de mayo y a Uganda el 24 del mismo mes.

La visita concitará la atención pública en torno al infortunio de países frágiles y afectados por conflictos que se esfuerzan por alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio, y pondrá de manifiesto la determinación de los dos organismos internacionales que representan de enfrentar, en forma conjunta, los conflictos y la pobreza mundiales.

El viaje sigue, además, a un acuerdo pionero —el “Marco de paz, seguridad y cooperación para la República Democrática del Congo y para la región de los Grandes Lagos”— suscripto en febrero del presente año por 11 naciones africanas para poner fin al conflicto en la República Democrática del Congo y llevar la paz a la región de los Grandes Lagos. Los signatarios del acuerdo son la República Centroafricana, la República del Congo, la República Democrática del Congo, Rwanda, Sudáfrica, Sudán del Sur, Uganda, Tanzanía y Zambia.

“Este nuevo enfoque general brinda a la República Democrática del Congo y a la región de los Grandes Lagos la más sólida esperanza de paz en muchos años. No obstante, los compromisos en el papel deben reflejarse en medidas en el terreno. Un acuerdo de paz debe proporcionar un dividendo de paz: desarrollo, oportunidad y esperanza para quienes han sufrido durante demasiado tiempo”, expresó el secretario general de Naciones Unidas.

Durante su estadía en la República Democrática del Congo, la mayor economía de la región, Kim y Ban se reunirán con el presidente Joseph Kabila, el primer ministro Augustin Matata Ponyo y otros ministros y altos funcionarios. Los líderes analizarán la mejor manera de que las Naciones Unidas y el Banco Mundial proporcionen respaldo al acuerdo marco.

En Rwanda, donde la gestión de gobierno ha mejorado significativamente en los últimos 10 años, y donde la tasa de crecimiento pasó del 1% en 2003 al 8,2% en 2013, Kim y Ban se reunirán con el presidente Paul Kagame y con miembros de su gabinete. Ambos realizarán además una visita a excombatientes para escuchar relatos sobre los programas de desmovilización y reintegración de hombres y mujeres que regresan a sus comunidades tras un conflicto que ha durado años.

La visita a África finalizará en Uganda, donde los dos líderes se reunirán con el presidente Yoweri Museveni y otros altos funcionarios.

“Los líderes de la región de los Grandes Lagos serán los impulsores clave de la paz, la estabilidad y el crecimiento económico. Nos comprometemos a lograr que las Naciones Unidas y el Grupo del Banco Mundial trabajen estrechamente unidos, emprendiendo sendas nuevas y más profundas, siguiendo la orientación impartida por los Gobiernos”, señaló Kim. “Tenemos que lograr que la aplicación de los aspectos políticos y de seguridad del acuerdo marco vaya de la mano con el desarrollo económico, que es esencial para una paz y una estabilidad duraderas”.

La región de los Grandes Lagos de África ha sido desestabilizada por el conflicto en la República Democrática del Congo, que ha durado años y se ha propagado a países vecinos. La inestabilidad ha destruido la infraestructura, limitando el acceso a la electricidad y dañando los corredores de comercio, y ha reducido la capacidad de los Gobiernos de prestar servicios básicos a la población de sus países, ha debilitado los sistemas de salud y educación y ha suscitado altas tasas de desempleo y bajas tasas de crecimiento económico.

Pese a los desafíos que tienen ante sí, los países de la región se están esforzando en reconstruir, mejorar la gestión de gobierno  e invertir en recursos naturales y humanos con el apoyo de las Naciones Unidas y del Grupo del Banco Mundial.

El Grupo del Banco Mundial trabaja en estrecha relación con Gobiernos, el sector privado y asociados internacionales para dar respaldo a la reconstrucción y ayudar a los países de la región de los Grandes Lagos a alcanzar sus metas de desarrollo. La institución ha invertido hasta la fecha unos US$6700 millones en el programa de desarrollo de la República Democrática del Congo, US$2500 millones en el de Rwanda y US$7300 millones en el de Uganda.

Contactos para medios de comunicación
COMUNICADO DE PRENSA N.º
2013/400/AFR