Esta página en:

COMUNICADO DE PRENSA

Costa Rica, primer país en negociar la venta de créditos por reducción de emisiones de carbono por deforestación

Septiembre 10, 2013

El país avanza para proteger 340 mil hectáreas, beneficiar a comunidades rurales y ser carbono neutral para el 2021

San José de Costa Rica - El Gobierno de Costa Rica y el Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF, por sus siglas en inglés) anunciaron hoy la negociación de un Acuerdo de Adquisición de Créditos de Reducción de Emisiones con un valor estimado de hasta $63 millones de dólares. Esto convierte a Costa Rica en el primer país del mundo que tendría acceso a pagos por resultados a gran escala para conservar sus bosques, regenerar tierras degradadas y ampliar sistemas agroforestales para actividades productivas sostenibles.

La ceremonia de firma de la carta de intención fue presidida hoy por Laura Chinchilla, Presidenta de Costa Rica, y Fabrizio Zarcone, Representante del Banco Mundial para Costa Rica. La carta fue firmada por René Castro, Ministro de Ambiente y Energía de Costa Rica, y Laurent Msellati, Gerente Sectorial del Departamento de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial para Latinoamérica y el Caribe.

"La palabra de Costa Rica se está cumpliendo. Con esfuerzo, con sacrificio, con mística, estamos construyendo el andamiaje institucional para enfrentar el reto más grande que haya tenido la humanidad, como especie natural y como civilización moral, desde los albores de su presencia en el planeta. Nos hemos autoimpuesto ante el mundo llegar a ser un país carbono neutral. Este acto marca la vigencia de nuestro compromiso para avanzar hacia el cumplimiento de esa promesa", afirmó Chinchilla durante la ceremonia.

La carta compromete al Fondo FCPF a negociar compras para la reducción de emisiones de carbono (compra de créditos de carbono) por un valor de hasta $63 millones de dólares. La propuesta del país al Fondo FCPF ayudará a incluir a más propietarios dentro del Programa de Pagos por Servicios Ambientales (PSA) para proteger y regenerar cerca de 340 mil hectáreas adicionales de terrenos privados y territorios indígenas.

“La reducción de emisiones por deforestación y degradación de bosques refuerza el programa de Pago por Servicios Ambientales. Este programa, el cual es manejado desde 1997 por el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO) del Ministerio de Ambiente y Energía, contribuirá a la estrategia nacional de convertir a Costa Rica en un país carbono neutral en el 2021”, dijo Castro.

Como uno de los fundadores de la Coalición de Bosques Tropicales, Costa Rica introdujo en 2005 la idea de compensar a los países en desarrollo a través del apoyo financiero (bonos de carbono) para reducir las tasas nacionales de deforestación. Es uno de los países que adoptó desde temprano el concepto de REDD+ y lo puso en la agenda de las negociaciones internacionales sobre el clima.

El programa propuesto de reducción de emisiones por deforestación y degradación es el primero en implementar el mecanismo internacional REDD+ con un alcance casi nacional y es uno de los más amplios a la fecha. Un aspecto novedoso es que el 10 por ciento del área que cubre el programa en el país pertenece a territorios de pueblos indígenas.

“Es la primera vez que los territorios indígenas tendrán acceso a la información sobre REDD+ en su propia lengua y acorde con su cosmovisión. Además, tendrán el espacio para definir su participación en la estrategia REDD+, la cual será parte de la estrategia nacional”, dijo Carlos Cascante, representante del territorio indígena Bribrí.

Costa Rica ha sido un pionero global en la conservación de bosques tropicales y en explorar formas innovadoras para cambiar su enfoque de desarrollo y buscar un crecimiento verde sostenible. Ser carbono neutral depende de una mejor gestión de las tierras forestales y agrícolas, de donde se espera provengan aproximadamente el 80 por ciento de su reducción de emisiones.

“El Banco Mundial espera que esta nueva iniciativa, basada en resultados, contribuirá al manejo integral de bosques y tierras agrícolas en Costa Rica. El programa REDD+ está alineado con la Estrategia Nacional de Cambio Climático, la cual plantea un crecimiento bajo en carbono y estrategias para la eco-competitividad del país”, dijo Zarcone. “También complementa otras iniciativas que el Banco Mundial apoya en Costa Rica orientadas aumentar la producción sostenible de la madera, promover el uso de productos de madera certificada en nuevos desarrollos residenciales y edificios comerciales, y generar oportunidades de empleo para pequeños agricultores”.

Actualmente en Costa Rica se combaten las emisiones de gases invernadero de los sectores transporte, industria y vivienda mediante el desarrollo de un mercado doméstico de carbono de una forma flexible y costo-efectiva. Al mismo tiempo, se proveen incentivos financieros para inversiones del sector privado en tecnología de bajas emisiones y para desarrollar estrategias para la eco-competitividad del país.

Es así como Costa Rica continúa construyendo sobre los éxitos de más de una década del Programa de Pagos por Servicios Ambientales, que compensa a los propietarios de tierras por plantar y proteger árboles en su territorio y por mejorar la conservación de la biodiversidad.

Para conocer el trabajo del Banco Mundial en América Latina y el Caribe visite: www.bancomundial.org/alc

Para información sobre las actividades del Banco Mundial en Costa Rica visite: www.bancomundial.org/costarica

Conozca sobre el Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF): www.forestcarbonpartnership.org

Visítenos en Facebook: http://www.facebook.com/bancomundial

Manténgase informado via Twitter: http://www.twitter.com/WorldBankLAC

Nuestro canal de YouTube: http://www.youtube.com/alcregion2010

 

Contactos para medios de comunicación
COMUNICADO DE PRENSA N.º
2014/001/CR