COMUNICADO DE PRENSA

El Grupo del Banco Mundial invertirá US$700 millones hasta 2015 para mejorar la salud de mujeres y niños en países pobres

Septiembre 23, 2013

Ciudad de NUEVA YORK, 23 de septiembre de 2013. El presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, anunciará hoy en las Naciones Unidas que el Grupo del Banco tiene previsto otorgar no menos de US$700 millones en financiamiento hasta fines de 2015 para ayudar a los países en desarrollo a alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio (ODM) relativos a la salud de mujeres y niños. Este nuevo financiamiento proviene de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Grupo del Banco dedicado a los países más pobres, y permitirá la ampliación a nivel nacional de proyectos piloto exitosos en las esferas de salud reproductiva, materna e infantil, que se concretaron gracias al respaldo del Fondo Fiduciario para Innovación en materia de Resultados en el Sector de la Salud, del Grupo del Banco, y de la AIF. Este anuncio deriva del compromiso asumido por el presidente Kim en diciembre de 2012 de ayudar a ampliar el financiamiento para los ODM 4 y 5, como parte de la iniciativa mundial “Cada Mujer, Cada Niño”, impulsada por el Secretario General de las Naciones Unidas.

“Necesitamos actuar con urgencia y acelerar los esfuerzos colectivos para salvar más vidas de mujeres y niños; las pruebas demuestran que el financiamiento basado en los resultados tiene efectos importantes”, dijo Jim Yong Kim, presidente del Grupo del Banco. “El Grupo del Banco Mundial se ha comprometido a utilizar enfoques basados en pruebas para ayudar a garantizar que cada mujer y cada niño reciba servicios de salud que sean accesibles y de calidad, para que puedan sobrevivir y llevar una vida saludable y productiva”.

El anuncio del compromiso de US$700 millones de hoy se suma a una promesa que formuló el Banco en septiembre de 2010, que consistía en proporcionar US$600 millones en financiamiento basado en los resultados de la AIF para los ODM 4 y 5 antes del final de 2015; esa promesa se ha cumplido dos años antes de lo previsto. Este apoyo ha contribuido a la disminución a nivel mundial de la mortalidad materna e infantil y a la ampliación del acceso a los servicios de salud para mujeres y niños pobres.

En el contexto del financiamiento basado en los resultados, el Grupo del Banco trabaja con los países para cambiar el enfoque actual, de pago por insumos, por un enfoque de pago por resultados. Los pagos a los prestadores de servicios de salud están expresamente vinculados con la consecución y la verificación independiente de resultados previamente acordados. Existen pruebas contundentes que ratifican el funcionamiento de este enfoque:

  • En Afganistán, el número de mujeres que dan a luz con el apoyo de personal de salud calificado en clínicas aumentó a más del doble de abril de 2010 a diciembre de 2012.
  • En Argentina, la mejora de los servicios de salud y del acceso para mujeres embarazadas y niños pobres generó una reducción de los niveles de bajo peso al nacer y de las muertes intrahospitalarias de bebés durante los primeros 28 días de vida entre los beneficiarios de un programa de salud.
  • En Burundi, en apenas un año, los nacimientos en centros de salud aumentaron un 25%, las consultas prenatales crecieron un 20% y el número de niños que recibieron todas las vacunas se incrementó un 10%.

Para obtener más avances en el ámbito de la salud de mujeres y niños será necesario un enfoque integral de fortalecimiento de los sistemas de salud, que incluya inversiones en otros sectores para reforzar esferas críticas, como el abastecimiento de agua y saneamiento, los sistemas educativos y los mercados de empleo. El enfoque de AIF basado en los países respalda las estrategias y prioridades nacionales de salud, al tiempo que aprovecha las esferas de ventaja comparativa del Grupo del Banco para establecer un enfoque multisectorial y basado en sistemas dirigido al mejoramiento de la salud. A su vez, el Fondo Fiduciario para Innovación en materia de Resultados en el Sector de la Salud, que recibe el apoyo de los Gobiernos de Noruega y el Reino Unido, refuerza este enfoque ofreciendo incentivos a los países para que amplíen la escala de sus inversiones a través de la AIF.

Entre 2003 y 2013, el apoyo financiero canalizado a través de la AIF condujo a los siguientes logros:

  • se vacunaron casi 600 millones de niños;
  • más de 194 millones de embarazadas recibieron atención prenatal;
  • más de 29 millones de partos fueron atendidos por personal de salud calificado;
  • más de 210 millones de mujeres embarazadas o en edad de lactancia, adolescentes mujeres y/o niños menores de cinco años recibieron servicios básicos de nutrición.

El Grupo del Banco Mundial y las cuestiones de salud, nutrición y población

El Grupo del Banco Mundial es una fuente vital de asistencia financiera y técnica para los países en desarrollo de todo el mundo, con el objetivo de poner fin a la pobreza extrema y promover la prosperidad compartida. El mejoramiento de la salud es un paso fundamental para alcanzar estos objetivos. Por eso, el Grupo del Banco ofrece financiamiento, modernos análisis y asesoría en materia de políticas para ayudar a los países a ampliar el acceso a servicios de salud accesibles y de calidad; evitar que las personas caigan en la pobreza o empeoren sus condiciones de vida a causa de enfermedades, y promover inversiones en todos los sectores que constituyen la base de sociedades saludables.

Contactos para medios de comunicación
COMUNICADO DE PRENSA N.º
2014/074/HDN