COMUNICADO DE PRENSA

Las mejoras en materia de utilización de inodoros elevan los puntajes de los niños en las pruebas educativas y reducen el retraso en el crecimiento

Noviembre 18, 2013


CIUDAD DE WASHINGTON, 18 de noviembre de 2013.  Disponer de acceso a mejores sistemas de saneamiento puede elevar la capacidad cognitiva de los niños, según un nuevo estudio del Banco Mundial que constituye un aporte a un creciente acervo de investigaciones sobre el nexo entre retardo en el crecimiento y defecación al aire libre. En la actualidad, más de 2500 millones de habitantes del planeta carecen de acceso a inodoros y 1000 millones de personas defecan al aire libre.

En el reciente documento de trabajo sobre investigaciones referentes a políticas, titulado Effects of Early-Life Exposure to Sanitation on Childhood Cognitive Skills (“Efectos de la exposición a sistemas de saneamiento en las aptitudes cognitivas en la niñez”), publicado en anticipación del primer Día Mundial del Inodoro proclamado por las Naciones Unidas, el 19 de noviembre, se estudiaron los efectos en los logros cognitivos en la infancia de la exposición, en una etapa temprana de la vida, a la Campaña de Saneamiento Total desarrollada en India, un programa gubernamental de escala nacional en que se instaba a los gobiernos locales a construir letrinas de pozo poco costosas y a promover su utilización.

“Nuestra investigación demostró que era más probable que los niños de seis años que habían estado expuestos al programa de saneamiento de India durante su primer año de existencia reconocieran letras y números simples en las pruebas de aprendizaje, en comparación con los niños que no habían estado en contacto con dicho programa”, señaló Dean Spears, autor principal del estudio. “Se trata de una novedad importante, pues el estudio lleva a pensar que el desarrollo cognitivo de los niños puede respaldarse mediante estrategias de saneamiento rural de bajo costo”.

Los resultados obtenidos indican también que la práctica de defecar al aire libre —fuera del domicilio, sin utilizar inodoros o letrinas— constituye una importante amenaza para el capital humano de los países en desarrollo, y que un programa accesible para países de menor capacidad de desarrollo del saneamiento podría mejorar las aptitudes cognitivas medias.

“La práctica de defecar al aire libre es la base de muchos de los desafíos para el desarrollo, ya que un saneamiento inadecuado y la falta de acceso a inodoros repercuten sobre la salud pública, la educación y el medio ambiente”, señaló Jaehyang So, gerente del Programa de Agua y Saneamiento del  Banco Mundial. “Este reciente estudio se agrega a un creciente cúmulo de pruebas que indican que dicha práctica perjudica a los lactantes y retrasa el crecimiento corporal y mental de los jóvenes”.

En un documento de trabajo anterior del Banco Mundial publicado en el presente año se concluyó que los niños expuestos a una mayor concentración de gérmenes fecales no alcanzan la misma estatura que otros niños menos expuestos. Ciertos estudios han demostrado que la altura física es una importante variable económica que refleja el capital de salud y el capital humano. No obstante, según el informe, las diferencias en materia de riqueza no explican adecuadamente las diferencias de estatura media registradas en los distintos países en desarrollo.

En particular, los niños de India son más bajos, en promedio, que los de África  que en promedio son más pobres: una paradoja denominada “el enigma asiático”, que ha despertado viva atención en los economistas (ciertos estudios indican que en India una niña de cinco años de edad es alrededor de 0,7 cm más baja que otra de su misma edad en África al sur del Sahara). En el estudio del Banco Mundial titulado How Much International Variation in Child Height Can Sanitation Explain? (“¿En qué medida el factor saneamiento puede explicar la variación internacional de la estatura infantil?”) se proporcionó la primera documentación sobre un gradiente cuantitativamente importante entre estatura infantil y saneamiento, que puede explicar estadísticamente una gran fracción de las diferencias internacionales de estatura (datos de UNICEF y la Organización Mundial de la Salud muestran que en 2011 el nivel de defecación al aire libre en África al sur del Sahara era de apenas 26%, en comparación con el 50% en India).

“En el contexto de la tríada de causas —alimentos, cuidados y medio ambiente— esos estudios proporcionan pruebas adicionales de que un saneamiento inadecuado es uno de los factores que contribuyen en importante medida a la malnutrición, especialmente en India”, expresó Bert Voetberg, gerente interino del Sector de Salud, Nutrición y Población, región de Asia meridional.

Contactos para medios de comunicación
COMUNICADO DE PRENSA N.º
2014/191/SDN