COMUNICADO DE PRENSA

El poder para el pueblo: el Grupo del Banco Mundial se propone invertir US$2000 millones en Myanmar para respaldar reformas, reducir la pobreza y ampliar el acceso a la energía y al cuidado de la salud

Enero 26, 2014

Yangón, 26 de enero de 2014. En su primera visita a Myanmar, el presidente Jim Yong Kim anunció hoy que el Grupo del Banco Mundial se propone llevar a cabo un programa de desarrollo plurianual por un monto de US$2000 millones. La operación incluirá proyectos que ampliarán extraordinariamente el acceso de los pobres a la energía y al cuidado de la salud y respaldarán la consecución de otras prioridades clave del Gobierno.

El presidente Kim anunció el cuantioso incremento del nuevo respaldo financiero en una clínica de salud comunitaria en Yangón, a cuya visita fue acompañado por el ministro de Salud de Myanmar, Dr. Pe Thet Khin. Ambos se reunieron con médicos, residentes locales y miembros de la comunidad internacional de donantes, y Kim comprometió el financiamiento que ayudará a mejorar las condiciones de vida de las personas más pobres y a respaldar reformas en curso en el país.

“Nuestra institución está incrementando el respaldo que brinda al importante programa de reforma que se está llevando a cabo en Myanmar porque desea ayudar al Gobierno a acelerar aún más el suministro de beneficios a los pobres”, señaló el presidente Kim. “Nuestro programa plurianual, de US$2000 millones, respaldará los planes gubernamentales encaminados a proporcionar a los ciudadanos un sistema universal de cuidado de la salud y ayudar a todos los habitantes del país a obtener acceso a la electricidad a más tardar en 2030”.

El Grupo del Banco Mundial hará uso de conocimientos especializados y recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), IFC y el MIGA para respaldar el programa plurianual de inversiones del Gobierno. Este aporte incluirá US$1000 millones en apoyo financiero del Grupo del Banco destinado a ampliar los servicios de generación, transmisión y distribución de electricidad. Más del 70% de la población de Myanmar carece de acceso a servicios de suministro de electricidad confiables.

A través de la inversión en energía se respaldará asimismo la elaboración de un plan nacional de electrificación, se incrementará la capacidad institucional y se promoverán reformas regulatorias que revisten suma importancia para una participación sostenible del sector privado. La inversión incluirá apoyo para inversiones del sector privado en generación y distribución de electricidad, así como el aumento de la escala de la energía renovable para electrificación rural y sin conexión a la red.

“La ampliación del acceso a la electricidad en un país como Myanmar puede ayudar a transformar una sociedad: los niños podrán estudiar de noche, los comercios estarán abiertos y las clínicas de salud dispondrán de iluminación y energía para potenciar una tecnología que salva vidas. La electricidad ayuda a poner fin a la pobreza”, señaló Kim.

IFC está colaborando con el Gobierno de Myanmar para aumentar la eficiencia del sector de la electricidad y extender los servicios, poniéndolos al alcance de un mayor número de usuarios finales. El Grupo del Banco Mundial proporcionará además inversiones que respalden inversiones privadas transparentes, eficaces en función de los costos, así como actividades público-privadas conjuntas para grandes centrales eléctricas.

Kim señaló que la inversión incluirá US$200 millones en financiamiento de la AIF para ayudar a Myanmar a lograr una cobertura universal de la salud a más tardar en 2030. Junto con financiamiento comprometido anteriormente por otros asociados internacionales para el desarrollo, el financiamiento proporcionado por la AIF ayudará a Myanmar a aumentar la escala de acceso a servicios de salud esenciales de calidad para mujeres y niños a través de financiamiento basado en los resultados, y eliminará el sistema de financiamiento de servicios con recursos propios, que constituye, para los más pobres, un obstáculo a la obtención de servicios de atención de salud.

“Toda persona debe tener acceso a servicios de salud asequibles, de calidad adecuada, y nadie debe verse sumido en la pobreza por tener que tratar de pagar los servicios de atención de salud que necesita”, señaló. “El ambicioso plan del Gobierno de Myanmar, de cobertura universal a más tardar en 2030, contribuirá a asegurar a cada uno de los ciudadanos de Myanmar la posibilidad de vivir en forma saludable y productiva”.

Se estima que el 75% de la población de Myanmar, que en su mayoría vive en el medio rural, carece de acceso a servicios de atención de salud de calidad, y los altos costos hacen inasequibles los servicios más esenciales para muchas familias del país que viven por debajo de la línea de pobreza.

El lunes 27 de enero, el presidente Kim asistirá al segundo Foro Anual de Desarrollo de Myanmar, que tendrá lugar en Nay Pyi Taw. Allí se reunirá con el presidente Thein Sein, miembros del Gobierno y de la oposición y dirigentes de empresas.

Información adicional:

  • El compromiso de respaldar el programa de cuidado de la salud de Myanmar, asumido por el Grupo del Banco Mundial, forma parte de un esfuerzo mundial encaminado a universalizar la cobertura de los servicios de salud, que comprende dos metas mundiales hacia una cobertura universal a más tardar en 2030. La meta de protección financiera consiste en que nadie se vea obligado a sumirse en la pobreza por tener que financiar con recursos propios gastos de cuidado de la salud. La meta de prestación de servicios consiste en duplicar la proporción de las personas de mayor grado de pobreza que tienen acceso a servicios de salud esenciales, como los de salud materna e infantil, atención de enfermedades transmisibles, tratamiento para afecciones crónicas como la hipertensión arterial y la diabetes, salud mental y lesiones corporales, haciendo que la cobertura, que es del 40%, no sea inferior al 80%.
  • Aumentar la eficiencia y la capacidad de la generación de electricidad existente es la vía más rápida para lograr mejoras sostenibles en materia de suministro de electricidad. Con el primer crédito de inversión, tras la reanudación de las operaciones del Banco en Myanmar, se financió un proyecto de energía eléctrica destinado a duplicar la capacidad y la eficiencia de la planta de energía eléctrica alimentada a gas, por un monto de US$140 millones, para duplicar la capacidad y la eficiencia de la planta del mismo género existente en el Estado Mon.
  • La elaboración del Plan Nacional de Electrificación del país cuenta también con respaldo del Banco Mundial en el marco de la iniciativa Energía Sostenible para Todos (SE4ALL, por sus siglas en inglés), que es un programa conjunto presidido por el Banco Mundial y las Naciones Unidas cuyo objetivo es universalizar el acceso a la electricidad a más tardar en 2030.

 

Contactos para medios de comunicación
En Yangon

Carl Hanlon
Teléfono: +1 (202) 460-8526

Paul Risley
Teléfono: + 66 80 781 5165

Kyaw Soe Lynn
Teléfono: +66 95 92 031 159

COMUNICADO DE PRENSA N.º
2014/303/EAP