COMUNICADO DE PRENSA

Presidente del Banco Mundial prevé aumento de US$100 000 millones de la capacidad de financiamiento para ayudar a poner fin a la pobreza

Abril 01, 2014

Más innovaciones en el ámbito financiero y aumento del apoyo al sector privado

CIUDAD DE WASHINGTON, 1 de abril de 2014. El presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, anunció hoy una serie de medidas destinadas a fortalecer a la institución para que esta pueda atender mejor a las cambiantes necesidades de los clientes, incluido un aumento de US$100 000 millones de la capacidad de financiamiento a los países de ingreso mediano en la próxima década, más innovaciones en materia de gestión financiera y un impulso de la capacidad de la institución para brindar apoyo al sector privado. Esto se agrega a la reposición sin precedente, de US$52 000 millones, de los recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco Mundial para los más pobres, en diciembre de 2013.

En un discurso pronunciado hoy ante el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) en la ciudad de Washington con anterioridad a las Reuniones de Primavera del Banco Mundial y el Fondo Monetaria Internacional, el presidente Kim describió la manera en que el Banco se está posicionando para alcanzar de mejor manera sus metas de poner fin a la pobreza extrema a más tardar en 2030 e impulsar la prosperidad compartida para el 40 % más pobre de la población de los países en desarrollo.

“Ahora tenemos la capacidad de aumentar casi al doble el monto anual del financiamiento que proporcionamos a los países de ingreso mediano, que pasará de US$15 000 millones a entre US$26 000 millones y US$28 000 millones por año. Esto significa que la capacidad de financiamiento del Banco Mundial se incrementará en US$100 000 millones, hasta llegar a unos US$300 000 millones en la próxima década”, dijo Kim. “Esto se agrega a la mayor reposición de recursos de la AIF jamás realizada, que permitirá disponer de US$52 000 millones para otorgar donaciones y préstamos en condiciones concesionarias a los países más pobres”.

Aumento del margen de maniobra del BIRF

Además de las economías de costos por un monto de US$400 millones en los próximos tres años (recursos que pueden ser reinvertidos) ya anunciadas,  el presidente Kim describió una serie de medidas adoptadas con respecto al Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) —que proporciona financiamiento, productos de gestión de riesgos y otros servicios financieros a los países de ingreso mediano— que podrían transformar a dicha entidad al aumentar considerablemente su capacidad para atender a sus clientes. Esas medidas son las siguientes:

  • Aumento del límite del financiamiento otorgado a prestatarios individuales del BIRF en US$2500 millones para Brasil, China, Indonesia, India y México, con un recargo de 50 puntos básicos sobre el monto incremental.
  • Revisión de la relación capital social-préstamos mínima del BIRF, a fin de reflejar las mejoras relativas al riego crediticio de la cartera y permitir así la utilización más eficiente del capital de los accionistas, manteniendo al mismo tiempo la prudencia financiera.
  • Modificación de las condiciones de los préstamos del BIRF, incluido el restablecimiento de la comisión por compromiso de 25 puntos básicos aplicada a los saldos no desembolsados, y el ofrecimiento de plazos de vencimiento más largos, con una mayor diferenciación de estos.

Tales medidas permitirán al BIRF aumentar de inmediato su capacidad para asumir compromisos de financiamiento, de los US$15 000 millones anuales en la actualidad a más de US$25 000 millones por año. Por lo tanto, los clientes del Banco observarán en los próximos 10 años que la capacidad del BIRF en términos del monto máximo de préstamos que puede mantener en libros en forma prudente, aumentará de alrededor de US$200 000 millones a casi US$300 000 millones, lo cual también aumentaría la capacidad de respuesta contracíclica del Banco cuando se produzcan crisis. Ante un déficit de financiamiento para infraestructura estimado actualmente en entre US$1,2 billones  y US$1,5 billones al año en las economías emergentes y en desarrollo, la demanda de recursos adicionales que sigan siendo atractivos en comparación con los mercados de bonos debería continuar.

Las innovaciones en MIGA siguen apuntando hacia “un solo Grupo del Banco Mundial”

El presidente Kim describió también la manera en que las distintas instituciones que conforman el Grupo del Banco Mundial están colaborando más estrechamente aun para lograr mayores eficiencias.

Por ejemplo, el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA), que otorga seguros contra riesgos políticos, establecerá con el BIRF un novedoso convenio de intercambio de exposición al riesgo con el fin de diversificar más sus respectivas carteras, lo que permitirá una mayor capacidad para financiar más operaciones. El primer intercambio corresponderá a una exposición del BIRF frente a Brasil por una exposición de MIGA frente a Panamá, en virtud de un contrato de MIGA de cobertura de riesgo de incumplimiento de obligaciones financieras soberanas. Tanto Panamá como Brasil  se verán beneficiados, ya que el BIRF y MIGA tendrán un mayor margen de maniobra para realizar más operaciones en ambos países.

Kim señaló, además, que MIGA  planea aumentar  en casi 50 % el otorgamiento de nuevas garantías en los próximos cuatro años.

Valerse del sector privado para ayudar a acabar con la pobreza

El presidente Kim describió la manera en que IFC procurará aumentar su apoyo para lograr las metas paralelas, esperándose que en la próxima década incremente casi al doble el financiamiento que ofrezca a sus clientes.

“IFC, la principal institución proveedora de financiamiento multilateral para el sector privado en los países en desarrollo, prevé incrementar casi al doble su cartera en la próxima década, hasta llegar a US$90 000 millones. Creemos que en 10 años el monto anual de los nuevos compromisos de IFC aumentará a US$26 000 millones”, dijo Kim.

Observó que el apoyo financiero del Grupo del Banco Mundial a los países en desarrollo se ha duplicado en los últimos 10 años, de US$25 800 millones en el ejercicio de 2004 a US$52 600 millones en el último ejercicio. El efecto acumulado de la capacidad adicional de financiamiento del BIRF, el monto sin precedente de recursos disponibles de la AIF y el aumento de las operaciones de IFC y MIGA, será significativo.

“Se prevé que el total anual de los compromisos del Grupo del Banco Mundial, que se sitúa actualmente entre US$45 000 millones y US$50 000 millones, supere los US$70 000 millones en los próximos años. Este aumento del potencial financiero representa un crecimiento sin precedentes para la institución. Ahora estamos en condiciones de movilizar y apalancar, en total, cientos de miles de millones de dólares por año en los próximos años.”

Mejora del marco de gestión del capital del Banco Mundial

En su discurso ante el CFR, Kim señaló lo siguiente: “Estamos fortaleciendo nuestras unidades de finanzas para asegurar que tengamos la capacidad financiera para aumentar nuestros ingresos y acrecentar nuestro capital, a fin de poder satisfacer algunas de las grandes necesidades que existen en el mundo en desarrollo”.

Otra de las medidas consiste en estabilizar y proteger los ingresos que genera el capital del BIRF a fin de mejorar la sostenibilidad financiera del Grupo del Banco. La mejora del marco de gestión del capital permitirá a la administración responder de manera más flexible a los cambios en las condiciones tanto macroeconómicas como de los mercados, conforme a reglas y parámetros de riesgo acordados. Dicho marco está diseñado para reducir la sensibilidad a las tasas de interés de los ingresos del BIRF en concepto de capital, que representan una porción importante de sus ingresos, y su finalidad es lograr la estabilidad y la protección de los ingresos mediante una gestión prudente y una atenta supervisión de los riesgos.

Un mejor “Banco de soluciones”

Kim afirmó que ahora el Grupo del Banco Mundial está en mejores condiciones de ayudar a los países a abordar sus desafíos de desarrollo futuros.

“Actualmente estamos en mejores condiciones de ser el “Banco de soluciones”. Estamos alineando nuestros programas y el talento de nuestro personal para ayudar a los países a crecer de una manera más inclusiva, lo que ayudará a los pobres y a los grupos vulnerables a salir de la pobreza”.

Contactos para medios de comunicación
COMUNICADO DE PRENSA N.º
2014/411/ECR