COMUNICADO DE PRENSA

Los asociados en la tarea del desarrollo respaldan la creación del Servicio Mundial de Financiamiento para promover la salud de mujeres y niños

Septiembre 25, 2014

El nuevo servicio marca el rumbo para acelerar la consecución de los objetivos de desarrollo del milenio y poner fin, para el año 2030, a las muertes de madres y niños que podrían evitarse

NUEVA YORK, 25 de septiembre de 2014. El Grupo del Banco Mundial y los Gobiernos de Canadá, Noruega y Estados Unidos anunciaron hoy que impulsarán la creación de un novedoso Servicio Mundial de Financiamiento (SMF) con el objeto de movilizar apoyo para los planes de los países en desarrollo orientados a acelerar los avances en la consecución de los objetivos de desarrollo del milenio (ODM) relacionados con la salud y poner fin, para el año 2030, a las muertes maternas e infantiles que podrían evitarse.

La formulación del SMF, en apoyo de la iniciativa Cada Madre, Cada Niño, se está llevando a cabo en estrecha colaboración con un amplio espectro de partes interesadas, incluidos los países asociados; los organismos que integran la Iniciativa Salud 4+ (el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA, la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres y el Grupo del Banco Mundial); organizaciones de la sociedad civil; asociados bilaterales y multilaterales en la tarea del desarrollo; fundaciones; el sector privado y otras entidades que trabajan en las áreas de salud reproductiva, materna, neonatal, infantil y de los adolescentes. Por medio del SMF se respaldarán los esfuerzos de los países para movilizar los recursos adicionales, tanto internos como internacionales, necesarios para ampliar y mantener servicios de salud esenciales para mujeres, niños y adolescentes.

Los compromisos iniciales asumidos por los donantes con el Grupo del Banco Mundial incluyen donaciones para el SMF de Noruega (US$600 millones) y Canadá (US$200 millones). Los recursos del SMF se proporcionarán a los países junto con créditos con baja tasa de interés y donaciones de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Grupo del Banco dedicado a los países más pobres. Teniendo en cuenta que en los países existe una firme demanda de programas de financiamiento basados en los resultados en el área de salud, estas contribuciones bilaterales podrían movilizar una suma aproximada de US$3200 millones en recursos de la AIF, por un total de hasta US$4000 millones en financiamiento para acelerar la consecución de los ODM y mejorar la salud reproductiva, materna, neonatal, infantil y de los adolescentes.

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), en representación de Estados Unidos, se ha comprometido a colaborar con los asociados en la creación del SMF, para lo cual aportará todo su arsenal de mecanismos innovadores de financiamiento y de asociaciones público-privadas. La armonización del apoyo de USAID a través de estos mecanismos complementarios permitiría movilizar recursos adicionales del orden de los US$200 millones a US$400 millones para estos esfuerzos.

“La creación del Servicio Mundial de Financiamiento nos permitirá transformar las actividades en la esfera de la salud y el desarrollo a nivel mundial por medio de financiamiento en mayor escala, inteligente y sostenible, de manera que todas las mujeres y todos los niños tengan acceso a la atención médica que podría salvarles la vida”, afirmó el presidente del Grupo del Banco Mundial Jim Yong Kim. “Esta medida es reflejo de la decisión que hemos tomado en forma conjunta, en calidad de asociados en la tarea del desarrollo, de ayudar a los países a actuar con más firmeza y celeridad para poner fin a las muertes maternas e infantiles que podrían evitarse y a la pobreza extrema”.

Los líderes mundiales anunciaron el apoyo para crear el SMF en el evento de alto nivel de la Iniciativa Cada Mujer, Cada Niño que tuvo lugar durante el sexagésimo noveno período ordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas. El SMF se diseñará de manera de respaldar los objetivos de la Iniciativa mundial Cada Mujer, Cada Niño y la Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer y el Niño, impulsadas por el secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon durante la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio que se celebró en septiembre de 2010, y respaldadas por la Iniciativa de Muskoka sobre la salud materna, neonatal e infantil del Grupo de los Ocho, que se puso en marcha bajo el liderazgo de Stephen Harper, primer ministro de Canadá.

 “En el marco del modelo de asociación de la Iniciativa Cada Mujer, Cada Niño, la comunidad de la salud lleva la iniciativa en la búsqueda de soluciones novedosas y la creación de nuevas alianzas. Por primera vez, tenemos la oportunidad histórica de poner fin, en el curso de una generación, a todas las muertes maternas, neonatales e infantiles que podrían evitarse. Este nuevo mecanismo de inyección de fondos y financiamiento innovador nos permitirá acercarnos más a ese objetivo, y en ese camino los organismos de las Naciones Unidas y numerosos asociados desempeñarán un papel fundamental”, dijo el secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon.

El SMF aprovechará la experiencia, la capacidad y los sólidos antecedentes del Fondo Fiduciario de Donantes para Innovación en materia de Resultados en el Sector de la Salud, que administra el Grupo del Banco Mundial, para respaldar los planes nacionales formulados por los países en desarrollo para aumentar el acceso a servicios de salud reproductiva, materna, neonatal, infantil y de los adolescentes de alta calidad.

“Noruega se ha comprometido a respaldar el Servicio Mundial de Financiamiento. En vista de la diversificación de los recursos, la orientación a los resultados y la focalización en las niñas y las mujeres, el sistema está hecho a la medida del nuevo programa de desarrollo”, dijo la primera ministra de Noruega Erna Solberg.

Un aspecto único del SMF es que proporcionará apoyo a los países en desarrollo en su proceso de transición hacia el financiamiento interno sostenible en el largo plazo, a medida que dejan de ser economías de ingreso bajo para convertirse en economías de ingreso mediano. Se prevé que el servicio movilizará fondos adicionales, tanto internos como internacionales, de diversas fuentes, entre ellas otros donantes bilaterales y multilaterales, presupuestos internos, el sector privado y mecanismos innovadores de financiamiento.

El SMF dedicará especial atención a respaldar la labor de los países para ampliar los Sistemas de Registro Civil y Estadísticas Vitales a fin de alcanzar para el año 2030 el registro universal de cada embarazo, cada nacimiento y cada defunción. Estos sistemas proporcionan un instrumento fundamental de rendición de cuentas para reducir la mortalidad y lograr el acceso universal a servicios de atención de la salud, educación y otros servicios esenciales.

 “Me enorgullece que Canadá sea miembro fundador del Servicio Mundial de Financiamiento para la Iniciativa Cada Mujer, Cada Niño. Canadá considera que la salud materna, neonatal e infantil debe seguir ocupando un lugar preponderante en el programa para los años posteriores a 2015. El anuncio realizado hoy contribuirá a lograr que los países en desarrollo tengan acceso al capital que les permitirá fortalecer sus sistemas de salud y crear los sistemas necesarios de registro civil y estadísticas vitales para registrar y controlar datos esenciales, que podrían evitar la muerte de madres y niños”, dijo el primer ministro de Canadá Stephen Harper.

“Al concentrarnos en lograr las grandes aspiraciones de la humanidad, debemos concebir una noción distinta del desarrollo, con nuevos modelos empresariales, innovaciones y asociaciones. El Servicio Mundial de Financiamiento aprovechará la creatividad y los conocimientos especializados de nuevos y excelentes asociados para evitar la muerte de madres y niños en todo el planeta. Es un símbolo de un nuevo modelo de desarrollo que define, cada vez más, la manera en que trabajamos en todo el mundo para contribuir a poner fin a la pobreza extrema”, dijo Rajiv Shah, administrador de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

“Los ODM han permitido realizar notables avances compartidos en la lucha para poner fin a las muertes de niños y madres que podrían evitarse, pero la labor no ha terminado”, señaló Ray Chambers, enviado especial del secretario general de las Naciones Unidas para la Financiación de los objetivos de desarrollo del milenio relacionados con la Salud y para la Lucha contra la Malaria. “Felicito al Banco Mundial, Noruega, Canadá y Estados Unidos por la colaboración visionaria y sin precedentes para financiar mejores condiciones sanitarias, y confío en que estos recursos generarán un impacto en los 462 días que restan para alcanzar los ODM”.

Ya se están llevando a cabo consultas sobre el diseño y la implementación del SMF con países y con asociados clave y organizaciones que se dedican a la atención de la salud de mujeres y niños. Se prevé que el servicio estará en pleno funcionamiento en 2015.

“Nos complace esta novedad”, dijo la Dra. Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud. “En el último año hemos calculado las necesidades de inversión para que los países pongan fin, para el año 2030, a las muertes de madres y niños que podrían evitarse (una suma adicional de US$5 per cápita al año en los países más afectados) y también para ampliar los sistemas de registro civil y estadísticas vitales. Estamos convencidos de que podemos trabajar juntos con el objeto de lograr que este servicio sea el medio para encauzar y movilizar de manera eficiente los fondos necesarios para alcanzar estos objetivos tan ambiciosos como realistas”.

“Celebro esta iniciativa orientada a respaldar y acrecentar la capacidad nacional para asumir el liderazgo en el financiamiento de la salud materna e infantil”, dijo Graça Machel, presidenta, Alianza para la Salud Materna, del Recién Nacido y del Niño. “La Alianza espera con interés la oportunidad de promover una consulta amplia entre sus más de 650 miembros, desde Gobiernos y asociados en la tarea del desarrollo, hasta la sociedad civil, los medios académicos, los profesionales de la salud y el sector privado, con el objeto de concretar esta visión”.



Contactos para medios de comunicación
Melanie Mayhew
Teléfono: 202-459-7115
mmayhew1@worldbankgroup.org
For Broadcast Requests
Mehreen Sheikh
Teléfono: (202) 458-7336
msheikh1@worldbankgroup.org



COMUNICADO DE PRENSA N.º
2015/GHNDR/118