COMUNICADO DE PRENSA

La escasez de financiamiento a largo plazo debilita el progreso de los países en desarrollo

Septiembre 14, 2015


El financiamiento a largo plazo es esencial para los hogares, las empresas y el desarrollo sostenible

CIUDAD DE WASHINGTON, 14 de septiembre de 2015. Un nuevo informe del Banco Mundial publicado hoy advierte que la escasez de financiamiento a largo plazo desde la crisis de 2008 está frenando el crecimiento respaldado por inversiones de las empresas de países en desarrollo y reduciendo las posibilidades de que las familias solventes puedan tomar préstamos para cubrir las necesidades de educación y vivienda y salir de la pobreza.

En el plano mundial, esta falta de financiamiento a largo plazo también implica que, a pesar de los llamamientos del Grupo de los 20 (G-20) y otros grupos internacionales clave, los países en desarrollo tendrán dificultades a la hora de movilizar los miles de millones de dólares de financiamiento requeridos para construir las obras de infraestructura que tanto necesitan para hacer crecer sus economías nacionales y regionales.

En el nuevo informe Global Financial Development Report 2015-2016: Long-term Financing (Informe sobre el desarrollo financiero mundial 2015-2016: Financiamiento a largo plazo), se considera que prolongar los vencimientos de los fondos prestados es fundamental para el desarrollo financiero sostenible.

Garantizar el financiamiento a largo plazo, definido como financiamiento para inversiones con vencimientos a un año o más, depende de los mismos elementos básicos esenciales para hacer frente a la volatilidad actual de los mercados de capital mundiales: los encargados de la formulación de políticas deben concentrarse en reformas institucionales, como la promoción de la estabilidad macroeconómica, el establecimiento de un sistema bancario y de inversión reglamentado y respaldado por la ley que proteja a los acreedores y prestatarios, y la creación de un marco para los mercados de capital y los inversionistas institucionales.

El presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, afirma que “será difícil lograr tasas altas y sostenibles de crecimiento económico si los países no invierten en escuelas, carreteras, generación de energía, distribución de electricidad, vías férreas y otros medios de transporte, y comunicaciones. También es importante que el sector privado construya plantas e invierta en maquinaria y equipos. Sin financiamiento a largo plazo, los grupos familiares se enfrentan a grandes obstáculos para aumentar los ingresos a lo largo de su vida —por ejemplo, invirtiendo en vivienda o educación— y es posible que no accedan a una mayor rentabilidad a largo plazo de sus ahorros”.

Si bien los bancos comerciales continúan siendo la principal fuente de financiamiento para empresas y hogares en todo el mundo, los mercados de capital han crecido rápidamente, en particular en las economías de mercados emergentes, como China e India. Las empresas de los países en desarrollo vieron multiplicarse por 15 los beneficios obtenidos en los mercados de capital, bonos y préstamos sindicados entre 1991 y 2013. A pesar de que la mayor parte de este financiamiento proviene de países de ingreso alto, hay excepciones notables: más del 70 % del total del mercado de préstamos sindicados de India es de origen local.

“El financiamiento a largo plazo facilita la inversión en infraestructura, bienes duraderos y educación y capacitación de las personas y, por ende, es la base del crecimiento sostenido. No obstante, el financiamiento requiere buenas instituciones y un cumplimiento efectivo de los contratos”, afirmó Kaushik Basu, primer vicepresidente y primer economista del Grupo Banco Mundial. “Afortunadamente, se están produciendo muchos acontecimientos que nos permiten albergar esperanzas. Por ejemplo, los mercados de capital y bonos, que en la década de 1980 correspondían a menos de la mitad del sistema financiero, han crecido al 53 % en China y al 65 % en India en el período 2005-10. Un nuevo sistema de distribución de títulos públicos a través de los teléfonos móviles ha ampliado el acceso financiero de los inversionistas minoristas en Kenya. El informe de este año pone sobre el tapete abundante información y análisis, y de ese modo permite aumentar en gran medida nuestros conocimientos sobre este sector esencial”.

El financiamiento de la vivienda a largo plazo es probablemente el elemento más importante para el acceso a la propiedad; aun así, la disparidad entre los países es llamativa: en promedio, el 21 % de las personas de países de ingreso alto tienen un préstamo hipotecario pendiente, en comparación con un escaso 2,4 % en los países de ingreso mediano bajo e ingreso bajo. India es un caso típico, ya que solo el 2,3 % de los habitantes tiene un préstamo hipotecario.

También las empresas de los países en desarrollo se enfrentan a una disparidad sustancial. La duración de los préstamos a empresas de países de ingreso bajo es en promedio de 23,3 meses, menos de la mitad del promedio en los países de ingreso alto, que es de 58,7 meses. Los préstamos a empresas en Sierra Leona y Liberia tienen una duración particularmente breve, con promedios de 8 meses y 4,4 meses respectivamente.

“La tentación de buscar soluciones rápidas es fuerte, pero solo un esfuerzo integral para reformar las instituciones que sustentan el sistema financiero resolverá este problema”, afirmó Asli Demirgüç-Kunt, directora de investigaciones del Grupo Banco Mundial. “Este informe traza un camino que los países pueden tomar para facilitar la clase de financiamiento a largo plazo que facilitará el crecimiento sostenible y equitativo”.

En el informe se destacan ejemplos y enfoques innovadores que algunos países han aplicado para lograr acceder al financiamiento a largo plazo:

·         La falta de información crediticia suficiente hace que las entidades de préstamo encuentren dificultades para evaluar el riesgo de manera confiable, y esto las lleva a optar por vencimientos más cortos. En Bulgaria y Nicaragua se incrementó marcadamente el promedio de los vencimientos de los préstamos después de que se establecieran centrales de riesgo privadas.

·         La protección limitada de los derechos de los inversionistas hace que las entidades de préstamo prefieran contratos a corto plazo para disciplinar a los prestatarios con la amenaza de la cancelación. India creó tribunales de recuperación de deuda para agilizar los casos de reclamos de deuda y, en consecuencia, hubo un movimiento significativo de las empresas, que pasaron de los instrumentos de deuda a corto plazo a instrumentos a más largo plazo.

·         Un gobierno de las empresas débil crea un entorno contractual débil. En un estudio de más de 7000 empresas de 22 países se observó que las empresas con gobiernos institucionales fuertes tienden a utilizar menos deuda a corto plazo.

·         A menudo, cuando las personas no tienen suficientes conocimientos financieros, optan por contraer deuda de alto costo a corto plazo. Los hogares podrían tomar mejores decisiones sin tuvieran acceso a una educación financiera eficaz y a normas de protección al consumidor y de divulgación de información financiera.

·         El desarrollo de mercados de capital, bonos e inversionistas institucionales locales puede mejorar la disponibilidad de financiamiento a largo plazo y servir también como “rueda de auxilio” cuando el sistema bancario sufre los efectos adversos de las crisis.

·         En Sudáfrica, las pensiones han contribuido a asegurar que las familias puedan invertir más en sus niños, enviándolos a la escuela por más tiempo y reduciendo las horas que trabajan.

Además de explicar el alcance del financiamiento a largo plazo, en el informe se advierte que este financiamiento no es óptimo o ni siquiera necesario en todas las circunstancias. Se indica que las empresas hacen coincidir la estructura de vencimientos de sus activos con pasivos, y habitualmente toman deuda a más corto plazo para financiar las nóminas y el inventario, mientras que se inclinan por la deuda a más largo plazo para los activos fijos. En los Estados Unidos, por ejemplo, se comprobó que el otorgamiento excesivo de crédito a deudores insolventes fue un factor clave que contribuyó a la crisis de las hipotecas de alto riesgo.

El informe completo y los datos justificativos están disponibles en www.worldbank.org/financialdevelopment.

Contactos para medios de comunicación
In Washington
Phillip Hay
Teléfono: +1 (202) 473-1796; (cell) +1 (202) 492-7238
phay@worldbank.org
Vamsee Kanchi
Teléfono: +1 (202) 458-9771; (cell) +1 202277-4553
vkanchi@worldbank.org


COMUNICADO DE PRENSA N.º
2016/077/DEC