COMUNICADO DE PRENSA

Jefes de Estado y de Gobierno y líderes de instituciones internacionales manifiestan su apoyo a la fijación de precios del carbono para transformar la economía mundial

Noviembre 30, 2015

PARIS, 30 de noviembre de 2015. En el día de hoy seis jefes de Estado y de Gobierno y los líderes del Grupo Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional hicieron un llamamiento a compañías y países a fin de que, como complemento de las metas que ambicionan alcanzar en París, fijen un precio al carbono para impulsar inversiones tendientes a un futuro más limpio y “más verde”.

En  una notable expresión de unidad en el primer día de las conversaciones sobre el clima que tienen lugar en París, jefes de Estado y de Gobierno de varios países –incluidos Francia, Chile, Etiopia, Alemania, México y Canadá-- exhortaron al mundo a comenzar a fijar un precio a la contaminación por el carbono para combatir el cambio climático y transformar la economía mundial.

“La meta consiste en fijar paulatinamente un precio suficientemente alto para el carbono en todo el mundo, a fin de promover un mejor comportamiento, manifestó Su Excelencia el presidente de Francia, François Hollande. “En Francia, en la Ley de Transición Energética ya se prevé un considerable incremento del precio del carbono, que será de 22 euros por tonelada métrica el año próximo y según las proyecciones llegará a 100 euros a más tardar en 2030. En Europa introduciremos además mejoras en nuestro mercado del carbono, asegurando al mismo tiempo que los países que observen más fielmente el nuevo régimen sigan siendo competitivos. Una compañía que consuma menos CO2  debería lograr muy rápidamente una decisiva ventaja competitiva.”

Del llamamiento formulado por los jefes de Estado y de Gobierno se hicieron eco ministros y directores ejecutivos  de todas partes del mundo en otra reunión celebrada en el día de hoy para poner en marcha la coalición de liderazgo de la fijación del precio del carbono, que congrega a gobiernos clave, como los de México, Alemania, Francia, Chile y California, junto como casi 90 empresas y ONG mundiales.

Los miembros de dicha coalición han adoptado de común acuerdo un curso de acción que promueve el sistema de fijación de precios del carbono mediante la recopilación y difusión de las pruebas más fehacientes sobre una política de fijación de precios del carbono exitosa, movilizando  respaldo de empresas en pos de medidas más ambiciosas y convocando a diálogos mundiales en todas partes del mundo, con la meta de hacer frente a los escollos políticos que impiden una utilización en mayor escala de dicho sistema de fijación de precios.

“Estamos contemplando la intensificación del impulso dado por jefes de Estado y otros líderes mundiales  a la labor encaminada a fijar un precio a la contaminación por carbono, pero es más lo que debe hacerse para reducir las nocivas emisiones contaminantes”, señaló el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim. “Esas manifestaciones de apoyo formuladas en el día de hoy por altas autoridades reviste decisiva importancia, al igual que la labor de la coalición de liderazgo de la fijación del precio del carbono. Debemos asegurar que el impulso que ha cobrado la iniciativa de fijación del precio del carbono suscite repercusiones en el terreno.

“Un resultado exitoso de las conversaciones sobre el clima que se están llevando a cabo en París pondrá de manifiesto en forma inequívoca el hecho de que las naciones pueden trabajar juntas en bien del planeta”, señaló la directora gerente del FMI, Christine Lagarde. El logro del precio adecuado del carbono debería ser un aspecto medular de ese esfuerzo. En verdad, dada la caída de los precios de la energía, nunca se han dado condiciones tan propicias como las actuales para iniciar una transición hacia un sistema inteligente, creíble y eficaz de fijación de precios del carbono. Es necesario que los encargados de la formulación de políticas establezcan el precio adecuado del carbono; lo sometan a un régimen tributario inteligente, y lo hagan de inmediato.”

Anticipándose a las conversaciones de París más de 90 países desarrollados y en desarrollo, incluida la Unión Europea, han indicado la adopción de planes de utilización de mecanismos internacionales, regionales o nacionales de fijación de precios del carbono para programas de mitigación.

La fijación del precio del carbono puede suscitar múltiples beneficios, incluida la reducción de impactos sanitarios y ambientales negativos, como los fallecimientos prematuros por exposición a la contaminación atmosférica. Dicho mecanismo proporciona a los gobiernos el financiamiento necesario para apoyar un desarrollo sostenible y estimular el aumento de las inversiones en un crecimiento con bajas emisiones de carbono. Mediante la fijación del precio del carbono los países pueden ofrecer a las empresas y los inversionistas un incentivo  para que reduzcan su exposición al carbono, y a la vez acelerar el proceso de realización de inversiones en energía, transporte y tecnologías “limpios”.

Alrededor de 40 naciones y 23 municipalidades, estados y regiones han establecido o están estableciendo sistemas de fijación de precios del carbono, mediante programas y mecanismos que abarcan a alrededor del 12 % de las emisiones de los gases que producen el efecto invernadero. Se prevé que el porcentaje aumente, dado el anuncio de China de que en 2017 introducirá un sistema nacional de comercio de derechos de emisión.

Un reciente informe del Banco Mundial –State and Trends of Carbon Pricing 2015 (“Estado y tendencias en materia de fijación de precios del carbono, 2015”)-- muestra que el número de mecanismos de fijación de precios del carbono establecidos o programados casi se ha duplicado desde 2012 hasta la actualidad, y que su monto asciende a unos 50 000 millones de USD.

Contactos para medios de comunicación
En Paris
Camille Funnell
Teléfono: +1 (202) 473-9135
cfunnell@worldbank.org
En Paris
Nick Keyes
Teléfono: +1 (202) 758-5079
nkeyes@worldbank.org
En Washington, DC.
Elisabeth Mealey
Teléfono: +1 (202) 413-9457
emealey@worldbank.org

COMUNICADO DE PRENSA N.º
2016/193/GCC