COMUNICADO DE PRENSA

El Grupo Banco Mundial pone en marcha un mecanismo de financiamiento sin precedentes para proteger a los países más pobres contra las pandemias

Mayo 21, 2016


El seguro y los bonos para casos de pandemia, los primeros en su tipo,
ayudarán a salvar vidas y proteger las economías

Sendai, Japón, 21 de mayo de 2016. El Grupo Banco Mundial lanzó hoy el Mecanismo de Financiamiento de Emergencia para Casos de Pandemia (MFEP), un innovador instrumento de financiamiento internacional de rápido desembolso diseñado para proteger al mundo contra pandemias letales, a través del cual se creará el primer mercado de seguros contra el riesgo de pandemia. Japón, que ejerce la presidencia del Grupo de los Siete (G-7), comprometió el primer monto de financiamiento para la nueva iniciativa por valor de USD 50 millones.

“Las pandemias representan una de las principales amenazas a la vida de las personas y a la economía, y por primera vez contaremos con un sistema a través del cual se podrá hacer llegar financiamiento y equipos de expertos a los sitios donde se producen los brotes antes que se salgan de control”, afirmó Jim Yong Kim, presidente del Grupo Banco Mundial. “De este modo se abordan las fallas colectivas y de larga data en el tratamiento de las pandemias. La crisis del ébola en Guinea, Liberia y Sierra Leona nos enseñó que debemos estar mucho más atentos a los brotes y responder de inmediato para salvar vidas y también para proteger el crecimiento económico”.

El anuncio se produjo una semana antes de la Cumbre del G-7, que se llevará a cabo el 26 y 27 de mayo en Ise-Shima, Japón. Los líderes del G-7 habían urgido al Grupo Banco Mundial a desarrollar la iniciativa durante la cumbre celebrada en mayo de 2015 en Schloss-Elmau, Alemania.

“Japón se enorgullece en respaldar el Mecanismo de Financiamiento de Emergencia para Casos de Pandemia, que evita que las pandemias socaven importantes logros en el ámbito del desarrollo”, sostuvo el vice primer ministro y ministro de Finanzas de Japón, Taro Aso. “El financiamiento innovador para las respuestas ante las crisis que brinda este mecanismo, así como el financiamiento para la preparación y la prevención en tiempos de paz, por ejemplo a través de la Asociación Internacional de Fomento, son importantes para mitigar las pérdidas humanas y sociales y para ayudar a una rápida recuperación en caso de que se produzca una crisis. Se trata de medidas eficaces en función de los costos y se les debe prestar especial atención en todas las etapas del desarrollo económico”.

El nuevo mecanismo permitirá acelerar tanto las respuestas de los países como la de la comunidad internacional ante futuros brotes de enfermedades que podrían llegar a convertirse en pandemias. Fue diseñado y formulado en colaboración con la Organización Mundial de la Salud [OMS] y el sector privado, e incorporará un nuevo nivel de rigor tanto en el financiamiento como en la respuesta.

“En los últimos años se ha observado un notable resurgimiento de la amenaza asociada a la aparición o reaparición de enfermedades infecciosas”, señaló Margaret Chan, directora general de la OMS. “La OMS respalda el Mecanismo de Financiamiento de Emergencia para Casos de Pandemia como una contribución esencial a la seguridad sanitaria mundial y una línea de defensa crucial contra los patógenos de alto riesgo”.

El MFEP consta de un servicio de seguros que combina financiamiento de los mercados de reaseguros con fondos obtenidos por los bonos para pandemias (catástrofes) emitidos por el Banco Mundial, y de un servicio complementario de efectivo. Esta será la primera vez que se empleen los bonos para catástrofes con el fin de combatir enfermedades infecciosas. En caso de que se produzca un brote, a través del MFEP se entregarán rápidamente fondos a los países y a los organismos internacionales de respuesta calificados.

El servicio de seguros ofrecerá una cobertura de hasta USD 500 millones durante un período inicial de tres años en caso de que se produzcan brotes de enfermedades infecciosas con altas probabilidades de generar epidemias importantes, entre las que figuran los nuevos Orthomyxovirus (por ejemplo, nuevos virus de gripe pandémica A, B y C), Coronaviridae (por ejemplo, síndrome respiratorio agudo severo [SARS], síndrome respiratorio de Oriente Medio [MERS]), Filoviridae (por ejemplo, ébola y Marburgo) y otras enfermedades zoonóticas (por ejemplo, fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, fiebre del Valle de Rift y fiebre de Lassa). Diversos factores paramétricos diseñados a partir de datos de acceso público determinarán el momento en que se entregarán los fondos, según la magnitud, la gravedad y la difusión del brote.

Mediante el servicio complementario de efectivo se brindará financiamiento en condiciones más flexibles para hacer frente a un conjunto más amplio de nuevos agentes patógenos, que quizás aún no cumplan con los criterios de activación del componente de seguro.

Los 77 países que reúnen las condiciones para recibir financiamiento de la Asociación Internacional de Fomento, el fondo del Grupo Banco Mundial para los países más pobres, serán los que podrán recibir cobertura del MFEP. Se espera poner en funcionamiento este mecanismo en el curso de este año.

Según un análisis económico reciente, el costo anual de pandemias entre moderadamente graves y graves en todo el mundo asciende a unos USD 570 000 millones, esto es, el 0,7 % del producto interno bruto (PIB) mundial. Una pandemia de extrema gravedad, como la de gripe española de 1918, podría costar hasta un 5 % del PIB mundial, es decir, casi USD 4 billones.

Tan solo durante los últimos dos años, se han registrado amenazas de pandemia tales como la devastadora crisis del ébola en África occidental —que paralizó las economías de Guinea, Liberia y Sierra Leona y significó una pérdida estimada de USD 2800 millones en el PIB (USD 600 millones en Guinea, USD 300 millones en Liberia y USD 1900 millones en Sierra Leona)—, el brote de MERS, que perjudicó la economía de Corea del Sur, y el de virus del Zika, que se expande en América y pone en riesgo a miles de niños aún no nacidos.

Tras la crisis del ébola, durante el último año se organizaron cuatro paneles de expertos internacionales en los que se concluyó que el mundo debía ampliar urgentemente su capacidad para generar una respuesta rápida frente a los brotes antes de que se conviertan en pandemias más letales y costosas.

El MFEP dará lugar a una serie de medidas importantes para evitar una nueva crisis del ébola:

  • Permitirá a los países más pobres del mundo asegurarse contra las amenazas de pandemias.
  • En caso de que surja un brote grave de enfermedades infecciosas, se otorgarán rápidamente fondos a los países o a los organismos internacionales pertinentes para acelerar la respuesta, lo que salvará vidas y reducirá el sufrimiento de las personas.
  • Al movilizar una respuesta temprana, más rápida, mejor coordinada y planificada, se reducirán los costos que deberán afrontar los países y su población en la respuesta y la recuperación posterior.
  • Se promoverán mayores inversiones nacionales e internacionales para la preparación frente a futuros brotes y el fortalecimiento de los sistemas nacionales de salud.
  • Se combinarán recursos públicos y privados para promover la seguridad sanitaria mundial y se creará un nuevo mercado de seguros para gestionar el riesgo de pandemias.

El Grupo Banco Mundial estima que, si el MFEP hubiera estado en funcionamiento a mediados de 2014, cuando el brote de ébola se propagaba rápidamente en África occidental, podría haber movilizado un monto inicial de USD 100 millones ya en julio, lo que habría permitido limitar drásticamente la difusión y la gravedad de la epidemia. En la realidad, no se recibieron montos de esa envergadura sino hasta tres meses después. Durante ese período de tres meses, el número de casos de ébola se decuplicó. Hasta la fecha, la epidemia de ébola se ha cobrado más de 11 300 vidas y ha costado al menos USD 10 000 millones. La asistencia internacional destinada a la respuesta a la crisis del ébola y la recuperación posterior ha superado, en total, los USD 7000 millones.

Contactos para medios de comunicación
En Sendai
Tomoko Hirai
Teléfono: +81-90-5496-8066
thirai@worldbank.org
En Washington, DC
Huma Imtiaz
Teléfono: +1 202-473-2409
himtiaz@worldbankgroup.org
En Europe
Melanie Mayhew
Teléfono: +1 202-406-0504
mmayhew1@worldbank.org


COMUNICADO DE PRENSA N.º
2016/HDN/383

Api
Api